Una asociación para prevenir los suicidios pide romper el tabú de estas muertes

Locales 02 de diciembre de 2023 Por Tribuna
Comenzó a trabajar en Río Tercero una ONG. La tasa de casos a nivel local estaría por encima de la media provincial.
LOCALES Suicidio

Movilizada por una experiencia personal y con la ayuda de un grupo de conocidos que la acompañaron en los primeros pasos, una riotercerense impulsó la creación de una ONG para trabajar en la prevención del suicidio.

La “Asociación Civil Hilos de Esperanza, Nico” (ACHE),  la primera de este tipo en Río Tercero, nació para ayudar a mitigar el dolor y romper el tabú que rodea este tipo de muertes.

La presidenta de la nueva asociación, Karina Marín, que perdió a su hijo Nicolás Vecchio, explicó que ACHE se creó con el objetivo de facilitar un lugar de encuentro donde poder hablar y ser un espacio de confianza y respeto para acompañar a los supervivientes del suicidio. La ONG se propone también trabajar activamente en la ciudad en la prevención de esta problemática.

Recientemente la ONG obtuvo la personería jurídica y sus integrantes ya se reunieron con autoridades municipales, la Policía, bomberos, autoridades sanitarias del sector público y pronto lo harán con las del privado, y representantes legislativos, con la intención de llevar adelante un trabajo conjunto. 

“Algunos meses después del fallecimiento de mi hijo me puse a pensar que en Río Tercero no había nada ni nadie que atendiera este problema. Cuando él tuvo la primera crisis debimos ir a Córdoba porque en la ciudad no había ningún profesional de la salud mental capacitado para abordar este tema”, aseguró Karina.

Hablar de suicidio
Romper el silencio que envuelve a las muertes por suicidio es clave para esta mujer que debió enfrentar la pérdida de su hijo de 28 años.

“Comencé a investigar sobre el tema y me contacté con Francisco Rabadán, un especialista, quien me asesoró”, comentó. “Pancho” Rabadán es comisario retirado, especialista en negociación en crisis y escribió varios libros, el más conocido es “Lejos del diván, cerca de la muerte”.

Karina dijo que desde la asociación recientemente formada se solicitó al sector de salud privado y público de la ciudad, así como a Bomberos y la Policía, datos para establecer estadísticas ciertas sobre la cantidad de suicidios que ocurren en Río Tercero, los cuales se ubicarían, en principio, por encima de la media provincial. 

“Hay que ponerse a trabajar, hay que visibilizar el tema del suicidio que no es algo contagioso”, afirmó y para dar los primeros pasos en esta meta que se propuso, en septiembre pasado llegaron a la ciudad dos profesionales para dar charlas, uno de ellos el propio Rabadán.

La elección de esta fecha para organizar ambas charlas no fue aleatorio; ocurre que precisamente es “Septiembre Amarillo”, el mes establecido para la prevención del suicidio, además el 10 de septiembre fue instaurado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Día Mundial de la Prevención del Suicidio.

Otro de los objetivos de la asociación es dar charlas en el ámbito educativo e incluso hacerlo en la facultad donde cursaba sus estudios Nicolás, el hijo de Karina.

CONTACTO: Quienes deseen sumarse al trabajo de la “Asociación Civil Hilos de Esperanza, Nico” o recibir información acerca de su tarea pueden contactarse con Karina Marín al 3571-683244.

Apoyo
Detrás del impulso inicial de Karina en la formación de ACHE, trabaja un grupo de compañeros suyos de la escuela primaria: “Después de muchos años nos volvimos a reunir, somos los 13 Modestos -así se llaman- y fue en ese ámbito donde planteé mi inquietud. Algunos decidieron acompañarme y se sumaron también el hermano y el papá de Nico”, contó sobre los comienzos de este camino.

La asociación está dando recién sus primeros pasos. Este sábado tendrán la primera reunión formal luego de obtener la personería jurídica y comenzarán a delinear el trabajo que pretenden llevar adelante. Están abiertos a quienes quieran sumarse: “Vamos a comenzar a trabajar en cuestiones menores como designar un lema para la asociación y un logo que nos identifique, así también como en un proyecto que presentaremos en la Legislatura”, detalló.

¿Efecto contagio?
¿Hablar o informar sobre suicidios produce una sucesión de este tipo de hechos? “Desde la asociación creemos que no”, respondió contundente Karina y agregó que “estadísticamente hay que hablar de suicidios para poder prevenirlos porque se pueden prevenir pero no se pueden evitar. Un suicida siempre, por más mínima que sea, da una señal y hay que saber identificarla”.

La presidenta de ACHE consideró que el rol que tienen los medios de comunicación es clave: “Deben prepararse para dar este tipo de noticias, no se puede hacer de manera amarillista dando detalles de los medios a través de los cuales una persona se suicidó, por ejemplo”.

Sobre este tema y todos los que rodean al suicidio se plantea trabajar la ONG ACHE. “Pero tenemos otras metas para el futuro”, aseguró Karina. En esa lista figuran la de tener una línea telefónica de asistencia al suicida que funcione todos los días durante las 24 horas y una sede propia.

Boletín de noticias