Serpientes: una preocupación que crece en Embalse

Regionales 11 de febrero de 2020 Por
Desde el cuartel de Bomberos sostienen que el número de intervenciones por la aparición de ofidios junto a las viviendas, viene aumentando. La situación no se repite en localidades vecinas.
REGIONALES - Bomberos

Las causas siguen siendo materia de análisis, pero la realidad es incontrastable, cada año aparecen más serpientes en la zona urbana de Embalse.
Así lo ratifica Martín Bustos, jefe del cuerpo activo de Bomberos, cuyo cuartel es el principal destinatario de llamados cuando aparece algún ofidio.
Aunque lleva más de tres décadas en la institución, asegura que las intervenciones por este tipo de sucesos se incrementaron en los últimos dos años.
"Puede ser un combo de cosas", afirma cuando intenta evaluar las razones de este fenómeno. El crecimiento de la urbanización no puede dejarse de lado, pero también se tiene en cuenta la influencia de las redes sociales que generalmente utiliza Bomberos para informar sobre estos hechos. "Quizás antes mucha gente las mataba pero ahora nos llaman a nosotros, al ver el trabajo que hacemos", interpreta Bustos.
De todos modos, lo llamativo es que esta situación no afecta a otras localidades serranas de la región como La Cruz, Villa del Dique o Villa Rumipal, según se  ha podido constatar.
Por otra parte, el directivo aclara que "esta no es una función de Bomberos", aunque la vocación de servicio los lleva a actuar porque hay una "zona gris" en torno a eso. Como muestra de ello, en el cuartel se equiparon con los elementos necesarios y capacitaron en ofidismo a gran parte del cuerpo activo.
Tras el rescate de cada serpiente, el animal es liberado en su hábitat natural, alejado a la localidad, "con certeza de que no volverá", afirma Bustos. En  su mayoría, las víboras encontradas son coral y yarará, siendo éstas últimas, las más agresivas.

Informe
Un informe elaborado por Bomberos revela que en 2018 hubo 31 intervenciones y otras 33 en 2019. Si bien el verano es la época de mayor alerta, solo en enero de este año, hubo 9 intervenciones.
También se detectó que existe una "zona roja", encabezada por el barrio Aguada de Reyes, donde se registraron 13 de las 73 intervenciones en los últimos dos años. Santa Isabel, CNE, Comercial, Villa Irupé y la UTE (Unidad Turística Embalse) completan el área de mayor riesgo.
Aunque en general no se reportan accidentes, recientemente una niña de 4 años resultó mordida y esta preocupación latente  alcanzó otra dimensión en la opinión pública. Afortunadamente, la pequeña fue rápidamente trasladada al hospital de Santa Rosa de Calamuchita, donde se encuentran los sueros hemofílicos, donde la estabilizaron.
Por lo pronto, una de las medidas preventivas es promover charlas en las que no solo participa personal de Bomberos, sino también del Municipio y el zoológico de Córdoba. 
Un termómetro de la preocupación que esto genera en la localidad es el número creciente de asistentes, destaca el jefe del cuerpo activo.
Entre las recomendaciones se destaca mantener desmalezado los alrededores de las viviendas y no intentar sacar ni tocar al animal, sino llamar a Bomberos que son los preparados para actuar en estos casos.

Boletín de noticias