Daniel Drexler despide, el próximo viernes, su último disco en Córdoba

Artes y Espectaculos 14 de mayo de 2024 Por Tribuna
El cantautor uruguayo Daniel Drexler (hermano menor de Jorge Drexler), está despidiendo en vivo su último disco, titulado La Voz de la Diosa Entropía.
Daniel Drexler

Maxi Carranza

El cantautor uruguayo Daniel Drexler (hermano menor de Jorge Drexler), está despidiendo en vivo su último disco, titulado La Voz de la Diosa Entropía, que posee ocho temas propios. La gira nacional tiene escala en Córdoba, el próximo viernes 17 de mayo en Club LeGrand (San Lorenzo 163. Anticipadas Alpogo.com). Daniel Drexler (1969, Montevideo) es reconocido en Iberoamérica como uno de los principales cancionistas de su generación.  Fue distinguido con el Premio Graffiti de la música uruguaya en el rubro “Mejor Single Pop”, por la canción que le da nombre al álbum, con Kevin Johansen de invitado. En este trabajo, el músico va del baile a las dudas existenciales, donde hay pop, candombe, reggae, minimalismo y arreglos orquestales. Es, además, anfitrión del Festival de la Canción de La Serena, en La Paloma (Uruguay), una propuesta que viene creciendo en convocatoria cada mes de enero. Antes de su show en la capital provincial, el artista conversó con TRIBUNA sobre La Voz de la Diosa Entropía y su vínculo con Córdoba.

-¿Cómo ha sido tu relación con nuestra provincia, desde la primera vez que viniste a tocar?

-Mi relación con Córdoba empezó hace varios años. En el 2010 o 2011 fue la primera vez que vine. Di varias vueltas muy lindas por distintos lugares –Nono, San Marcos, Unquillo- y la verdad es que descubrí un ambiente geográfico que no me era familiar. Yo soy de mar, de La Paloma en Uruguay, y la idea de pasar el verano en un sitio mediterráneo fue rara. Estoy feliz de poder estar acá nuevamente, donde tengo un montón de músicos amigos: Marcos Luc y toda su familia, Ezequiel Borra, Rodrigo Carazo, Clara Presta, que son súper admirados por mí. Además, espero incorporar a Córdoba en mis giras de forma permanente.

-¿Alguna anécdota en especial en nuestra provincia?

-Una noche fuimos a tocar a San Marcos Sierras (departamento Cruz del Eje) y había un árbol enorme atrás del escenario. De repente aparecieron unas chicharras, yo nunca había visto unas de ese tamaño y empezaron a cantar. En un momento, no pude seguir tocando porque lo único que escuchaba en mi sonido era a las chicharras. Hasta que vino el dueño del lugar y dijo que no nos preocupáramos, que cantaban media hora y después paraban. Literalmente suspendimos el concierto 30 minutos y tras ese tiempo, se callaron y arrancamos de nuevo. Era una situación muy rara porque eran enormes, algunas caían en los focos, se quemaban y era todo muy surrealista.

-El arte de tapa del disco La Voz de la Diosa Entropía es muy simbólico y remite a la obra La creación de Adán, de Miguel Ángel.

-Tomo la entropía como si se tratara de una deidad moderna, donde en vez de estar los dioses del Olimpo griego, están las leyes de la ciencia: la ley de la relatividad, el principio de incertidumbre, la gravedad de Newton y la evolución de Darwin. Pero hay una suprema -la ley de entropía- comandando el destino del Cosmos, que probablemente sea la única verdadera. De una manera muy sencilla, la entropía dice que nada se ordena espontáneamente y que todo tiende al desorden. Ese principio rector me empezó a golpear, porque todo requiere un esfuerzo de orden. Los seres  humanos tenemos un contrato a término y hacemos una especie de esfuerzo inútil, sin sentido. Visto de ese punto de vista, la vida me empieza a parecer muy poética, porque sabemos que tenemos un final pero seguimos haciendo ese esfuerzo por mantener un mínimo de orden que nos permita vivir. Hay un equilibrio ahí, en cuanto tratamos de ordenar nuestro entorno, que es lo que trato de reflejar en el disco. De alguna manera lo sentí como un mensaje divino, un contacto con una fuerza superior, que te transmite una información que te revela algo. Por eso está la metáfora de La creación de Adán, lo humano y lo divino, en el arte de tapa.

-En el tema “Y de pronto”, aparece el músico Vitor Ramil recitando unas palabras de Caetano Veloso en portugués. ¿Este texto proviene de alguna canción de Caetano o pertenece a un texto literario del compositor? 

-Vitor es una persona entrañable y me pareció muy lindo llamarlo. Primero porque tiene un gran dramatismo en la voz y necesitaba que ese texto fuera dicho así. Y segundo, porque las participaciones en un disco tienen que tener un trasfondo de profundidad, que en este caso es el vínculo tan largo que tengo con él. Ese texto no es de una canción, es un tuit que hizo Caetano en plena pandemia -en las primeras semanas- alertando sobre aquella situación dramática en la que estábamos.  Porque habían aparecido teorías muy conspirativas y para él era fundamental tener una postura clara. Me parece que, cuando los feat. de los discos solo son estrategias hacia el algoritmo, las veo un poco truncas. Lo mismo con Kevin Johansen, que lo invité a cantar en el tema “La Voz de la Diosa Entropía”. Son amigos de hace años y sentirlos cantar, tiene un objetivo muy grande. Más allá de que ayuda un montón en la difusión, tiene que haber algo atrás. 

-¿Se puede adelantar algo del próximo material discográfico?

-Ya hay un cuerpo de canciones que se está asomando. Tuve la suerte de estar en La Paloma en enero y febrero, que es mi lugar de inspiración. Allí me siento con el mate en la mano cerca del faro, que casi es el lugar donde nací. Me siento a mirar el mar y a esperar que este haga aparecer algo. Y nunca me falla eso, si lo hago con tiempo y tranquilidad. Ahí puedo superar el terror a la hoja en blanco y por eso voy a ser siempre un agradecido con esa geografía. No sé qué pasa, que hay una antena ahí que me trae ideas. Ya tengo seis o siete canciones encaminadas.

El repertorio del disco es el siguiente: “El tiempo del tiempo”, “La Voz de la Diosa Entropía” (feat. Kevin Johansen), “El secreto de tu abrazo”, “En esta cama”, “Faro de Santa María”, “Vida”, “Y de pronto” (feat. Vitor Ramil) y “Dulce aurora”.

Kevin Johansen aparece por cortesía de Sony. Vitor Ramil aparece por cortesía de “Ramil e Uma Produções”, recitando un texto de Caetano Veloso por cortesía de “Uns Produções e Warner Chappell”. Un álbum de excepción, que tendrá su despedida en La Docta el viernes, en la voz de este gran cantautor.

Boletín de noticias