Radio T

Escalandrum sale a las pistas con Escalectric, su nuevo disco

El sexteto de jazz Escalandrum estrena Escalectric (Warner Music, 2023), nuevo álbum de composiciones propias

Artes y Espectaculos 24/02/2024 Tribuna
F08-1 NOTA MAXI
Sexteto de Jazz Escalandrum “es un salto, un abandono premeditado de una zona que ya conocemos"

Maxi Carranza
Especial

El sexteto de jazz Escalandrum estrena Escalectric (Warner Music, 2023), nuevo álbum de composiciones propias. En este trabajo, los músicos ofrecen un giro artístico en su propuesta: a su conocida calidad jazzística y acústica agregan nuevos sonidos con el EWI (instrumento de viento electrónico), teclados varios, bajo eléctrico y una batería más grande, con otro tipo de afinación. Esto, sumado a las composiciones complejas, a la vez sutiles y de mucho groove, hacen de Escalectric un cóctel futurista y retro al mismo tiempo. Un proyecto exquisito y totalmente innovador de esta agrupación de Buenos Aires, que cumplirá 25 años de trayectoria en este 2024. Con el nuevo disco (el número 15 en su carrera) y su concierto en el último Cosquín Rock, dieron el puntapié a una serie de festejos que se extenderán durante toda la temporada. 

A toda marcha musical
El nombre Scalextric viene de la marca Scalex creada por la firma inglesa Minimodels, propiedad del ingeniero Fred Francis. La palabra nace de la contracción de Scalex y electric, que en la feria anual de juguetes de Harrogate (1957) muestra sus primeros coches en miniatura. “Escalectric le decíamos de pibes a ese juego que se escribe más difícil. Fruto de una generación bisagra, en el medio entre la TV en blanco y negro e Internet; entretenerse muchas veces incluía usar ese tipo de armatostes. Nuestro nuevo disco es la traducción en música de las sensaciones que nos traen esos recuerdos tempranos”, señalaron los artistas en el texto promocional del lanzamiento. El repertorio del reciente material es el siguiente: “Leyenda” (Nicolás Guerschberg), “Bolombolo” (Damián Fogiel), “Milonga del fin del mundo” (Nicolás Guerschberg), “El Gaita” (Damián Fogiel), “Para Max” (Daniel “Pipi” Piazzolla, dedicado a Max Roach), “Cisne negro” (Nicolás Guerschberg), “La Hermandad” (Damián Fogiel), “Terrestre” (Nicolás Guerschberg), “Parque Chas” (Damián Fogiel), “Mando” (Mariano Sívori) y “A la deriva” (Nicolás Guerschberg).

Cosquín Rock
Escalandrum hizo su estreno absoluto en el Cosquín Rock 2024 el sábado 10 de enero, en el escenario llamado La Casita del Blues, uno de los más icónicos del Festival. El sexteto porteño fue uno de los números de cierre de este espacio, junto a la cantante Juli Laso. Más allá de las expectativas, tuvieron que lidiar con el sonido de La Casita del Blues, que les jugó en contra durante todo el concierto. De todos modos, el grupo capeó el temporal y –mientras pudo-, deleitó a los presentes con un repertorio basado en Escalectric, donde se pudo escuchar “Leyenda” -abrieron con ese tema- y “El Gaita”, dedicado a su mánager. Al mal sonido buena cara y esto fue lo que reflejó el sexteto en su paso coscoíno. Alguno, seguramente, se quedó con ganas de escuchar la versión instrumental de “No soy un extraño” (Charly García), que compartieron en las redes allá por 2021. El lanzamiento tuvo como objetivo homenajear los 70 años de Charly, con esta pieza memorable de Clics modernos, en clave jazzera. Volviendo al Cosquín Rock, no fue el debut esperado de Escalandrum en Santa María de Punilla, pero la música –como el fútbol- siempre da revancha. 

El ritual de la hermandad
Dicen los Escalandrum sobre el flamante álbum: “es un salto, un abandono premeditado de una zona que ya conocemos.  A veces, como en los juegos: el que no arriesga no gana. Todos nosotros somos nacidos en los 70´s y terminados de hornear en los 80´s. El groove y los sonidos predominantemente eléctricos nos acompañaron esos primeros años y nos arroparon.  La banda de sonido de nuestra juventud fue el jazz moderno, eléctrico. Pero también el rock de acá de y de más allá, el funk y algo de pop.  Es imposible disociar a la música de los recuerdos. Son como los olores o las comidas de tu casa de la infancia. Te llevan inmediatamente a ese momento del pasado, si haces un poco de fuerza parece que lo volvés a vivir. Escalandrum es todo eso y es volver a ser chicos, pero usando todo lo que fuimos incorporando en el camino. Cuando tuvimos que parar de jugar/ensayar por la pandemia nos encontrábamos virtualmente para vernos las caras y no perder nuestro ritual de juntarnos”, expresaron los integrantes de la banda.

Bodas de plata con disco, libro y gira
Juntos desde 1999 con su formación original y más de cuarenta países recorridos, estos verdaderos embajadores de la música son poseedores de un gran reconocimiento de prensa y público, tanto por su original sonoridad como por su poderosa actitud en vivo. Sus integrantes son elogiados músicos con frondosos currículums en su haber: Daniel “Pipi” Piazzolla en batería, Nicolás Guerschberg en teclados, Mariano Sívori en bajo eléctrico, Gustavo Musso en EWI y saxo alto, Damián Fogiel en saxo tenor y Martín Pantyrer en clarinete bajo y saxo barítono. En 2011 fue nominado al Grammy Latino compartiendo terna con Chick Corea y Al Di Meola. En 2012 ganaron el Premio Gardel de Oro (máxima distinción de la industria musical argentina) y del Premio Gardel al Mejor Álbum de Jazz (por su disco “Piazzolla plays Piazzolla”). En 2014 tocaron junto al Marty Friedman, guitarrista de Megadeth, un fanático de la obra de Astor Piazzolla. En 2015 recibieron el Premio Konex de Platino en Grupo de Jazz y participaron del Festival Grec de Barcelona (invitada: Concha Buika). El 2024 los encuentra celebrando sus 25 años de carrera con Escalectric (Warner Music) y la edición de un libro que recrea su historia, escrito por el periodista Fernando Ríos, el cual será editado por Gourmet Musical. 

Marcando generaciones
En internet se pueden encontrar varias fotografías de The Beatles, jugando con una pista Scalextric en una habitación, que se presume sería de un hotel. Las tomas serían de 1963, pero no quedan dudas que, por su vestimenta, pertenecen a las primeras épocas del conjunto. Los cuatro están sonriendo con esta famosa marca que marcó a generaciones en todo el planeta. Incluso se dice que era un entretenimiento habitual para la banda, sobre todo para relajarse antes de los conciertos. En el caso de Escalandrum, sus integrantes admiten que nunca tuvieron una pista propia, salvo las que usaban de algunos amigos. Igual la pasaban bien en interminables juntadas para jugar y divertirse, lo mismo que hacen ahora con la música, desde Buenos Aires para el mundo.

Te puede interesar
Lo más visto