Mariana Bianchini cambia de piel en “Curtihembra”

Artes y Espectaculos 28 de octubre de 2023 Por Tribuna
El extraordinario mundo sonoro y visual en el nuevo disco de la artista. Columna de Maxi Carranza.
ARTES Bianchini

La cantautora porteña Mariana Bianchini siempre le puso el alma y el cuerpo al rock. Ya sea con el grupo Panza, el proyecto Pájaro de Fuego o como solista, sus performances  fueron explosivas, dejando la piel sobre los escenarios. Tanto arrojo tenía su explicación, porque no era fácil para una chica hacer rock en un ambiente ultramachista. De a poco, el género fue cambiando de actitud, pero hace algunas décadas, los estereotipos eran otros y costaba el doble para una mujer ganarse un lugar en la escena rockera. Aunque tantos años de ir al frente dejaron su marca corporal y de ahí surgió Curtihembra, el nombre de su reciente álbum, un neologismo en realidad. 

El concepto del disco engloba el paso del tiempo con las mudanzas de piel, la degradación física y su vínculo actual con la inmediatez de la tecnología. La compositora presentará este material el próximo 17 de noviembre en CC Richards (Honduras 5372. Palermo, Buenos Aires), con entradas disponibles en Passline. 

En contacto con TRIBUNA, la artista habló de Curtihembra y también de su pasión por el diseño de ropa.

Curtida de rock
"Bienvenidos al quinto disco solista de Mariana Bianchini. Los invitamos a recorrer la curtihembra, un espacio en el que se lleva a cabo el curtido de pieles de mujeres maduras. Este lugar se ocupa del proceso de transformación de pieles secas y quebradizas, vacías de colágeno y elasticidad, en armaduras de acero quirúrgico, plástico o cartón, dependiendo del nivel de resistencia que necesite desarrollar la hembra. La densidad y firmeza que adquieran dependerá del tipo de experiencias vividas desde su temprana edad. Curtihembra es un spa, un taller mecánico, una clínica de rehabilitación o de cirugía estética, un sex shop, todo lo que necesites para salir adelante. A través de diez canciones inéditas, experimentarán la transformación y endurecimiento de esas pieles que gozaron del colágeno y la elasticidad por décadas. Pasen y sientan la transformación”, señala la gacetilla promocional de la cantante. 

La música no abandona
Una de las canciones destacadas de Curtihembra es “Modelo 76”, la cual habla de una mujer que ha pasado por todo tipo de amoríos, reflejados en una letra llena de ironía: “La escribí sobre una mujer muy experimentada, que ha salido con muchos especímenes diferentes. Hay algo de la experiencia propia y tiene mucho humor. De estar siempre por debajo de las expectativas que se esperan en una relación de pareja. Al final del tema hay una historia amorosa que se concreta con la música, que hasta ahora es la más larga que he tenido y la cual nunca me abandonó. Hay mucho del paso del tiempo, que se repite en todo el disco. Esta idea de seguir tocando hace tanto, grabando diez discos con el grupo Panza, cinco como solista y en otros proyectos. Atravesar tantas historias y sentirme curtida en un montón de peleas, más en un ambiente hostil como el rock”, señaló la compositora de Buenos Aires.

Ritual de limpieza
“En entrevistas que me hicieron sobre el rol de la mujer en el rock digo que la música viene por mi familia. Mi viejo es músico, igual que mi hermano, que es el bajista de Árbol y el contexto me llevó a la música. Pero estar al frente de una banda es distinto y me di cuenta que venía de la influencia de mi mamá. Ella no es música, pero cuando limpiaba los sábados a la mañana ponía el equipo muy fuerte y cantaba con mucha pasión temas de La Torre, Sandra Mihanovich y Celeste Carballo, todas mujeres. Hasta le cambiaba las letras a las canciones y esto fue determinante para mí. Después me di cuenta, con el paso de los años, que fue la showwoman que más consumí. Más tarde, vinieron otras artistas consagradas pero de ella surge el nombre de ‘Ritual de limpieza’”, expresó Mariana Bianchini. Con respecto a su papá Roberto Bianchini, fue un bajista que supo tocar con Billy Bond, entre otros, un histórico del rock argentino.

Mariana Bianchini Boutique’s
En la presentación oficial del próximo 17 de noviembre en el CC Richards (Palermo, Buenos Aires), Mariana Bianchini recreará Curtihembra entre rock, pop, ritmos tribales e invitados. Por supuesto habrá máscaras, trajes y un vestuario que interactúa con las canciones: una pollera de cartón, una corona con la representación de una orgía de Barbies, una cresta de piernas y armaduras de cotillón. En los videos que acompañan todo el repertorio del álbum, se la puede ver eligiendo atuendos entre percheros colmados de camisas y vestidos. Es que Mariana Bianchini también es diseñadora de indumentaria, pasión heredada por sus abuelos, que tenían un taller de costura: “Siempre digo que a Björk la viste un artista alemán, y a mí Ticoral, un local de cotillón del barrio de Once”, expresó la artista. No será un caso aislado el show de Curtihembra, porque la identidad teatral, los trajes y la escenografía completan las performances en vivo de la cantante.

Discografía
En Curtihembra, la cantautora está acompañada por Lulo Isod (batería y percusión), Cam Beszkin (bajo), Sergio Álvarez (guitarras, loops y teclados) y Juan Pablo Compaired (saxos, teclados, arreglos de brasses, strings y woodwinds). El trabajo estuvo producido por Sergio Álvarez y Facundo Rodríguez se hizo cargo de la mezcla y masterización. El sello discográfico es Quark Records, con base en Buenos Aires el cual también edita al grupo Panza. 

En 2018 Bianchini editó su cuarto disco solista titulado Matrioska, producido por Sergio Álvarez y Marilina Bertoldi. El álbum desarrolla la temática de género y representa las distintas mujeres que influenciaron a la autora en su carrera. El trabajo ganó -inesperadamente- el Premio Gardel al Mejor Álbum de Rock Alternativo 2019, ceremonia que se desarrolló en Mendoza. Por otro lado, con su grupo de rock Panza publicó diez discos y recorrió gran parte del país, tocando además como soporte de Living Colour, Jon Spencer Blues Explosion y Stephen Malkmus. Mariana Bianchini es una matrioska del rock, que puede cambiar de piel y vestidos, pero siempre conservando la esencia de su música indisciplinada.

Boletín de noticias