Un delicado “Souvenir” de ritmos folclóricos argentinos

Artes y Espectaculos 09 de abril de 2022 Por Tribuna
Guillo Espel Cuarteto presenta su nuevo disco. Columna de Maxi Carranza.
ARTES Guillo
Foto de Alejandro Held

A fines de marzo se publicó en todas las plataformas Souvenir, el nuevo trabajo discográfico del Guillo Espel Cuarteto. El grupo de Buenos Aires posee casi dos décadas  de trayectoria y está integrado por Guillo Espel (guitarra criolla y eléctrica, bajo, piano y dirección musical), Oscar Albrieu Roca (vibráfono, marimba, batería, y accesorios de percusión), Damián Foretic (bandoneón) y Pedro Carabajal (cello).     Souvenir es el quinto álbum de la formación que ocasionalmente suma a los músicos Coti Moroni (clarinete) e Ignacio Svachka (xilófono, glockenspiel y vibráfono) para transformarse en sexteto. La reciente producción reúne diez obras mayormente compuestas por Guillo Espel o versionadas por él, como “Hiedra al sol” (Luis Alberto Spinetta) y “Tarde de invierno” (Manolo Juárez). El material se presentará el 7 de mayo en Pista Urbana (Chacabuco  874, San Telmo) de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

TRIBUNA conversó en exclusiva con el director Guillo Espel, quien habló de este Souvenir, que además, incluye un homenaje a dos grandes artistas  de nuestro país. 

Objeto sonoro  
Souvenir contó con el apoyo de Fundación Proa y del Fondo Nacional de las Artes. Se grabó en la segunda mitad del año pasado por Ariel Alejandro Gato en el estudio PuntoAr y tuvo varios invitados: Nicolás Guerschberg (piano), Silvia Hopenhayn (lectura de un poema de Charles Baudelaire), Guadalupe Farías Gómez (canto), Marcelo Predacino (guitarra), Fernando Ciancio (flugelhorn), Agus Voltta (canto), Alejandro Guerschberg (bandoneón), Germán Gómez (canto, bombo legüero). También se sumó un quinteto de cuerdas, en dos temas, conformado por Elías Gurevich (violín), Humberto Ridolfi (violín);  Elízabeth Ridolfi (viola), Pedro Carabajal (cello) y Horacio "Mono" Hurtado (contrabajo). 

Según expresa la gacetilla de prensa “el grupo trabaja sobre ritmos folklóricos argentinos desde una mirada común a las técnicas de la música académica actual. No se trata de una yuxtaposición de lenguajes sino de un solo discurso con intención expansiva en sus herramientas y organización. Su atípica formación instrumental, tanto como su estética musical, ha despertado profundo interés en el medio” señala el texto promocional. El conjunto ha tocado en los escenarios más importantes de Buenos Aires como el Centro Cultural Rojas, el CCK y el Teatro Colón, este último  grabado en CD y DVD.

Música que recuerda
El álbum cierra con “Tarde de invierno” de Manolo Juárez, en una versión con arreglos del propio cuarteto. Guillo Espel tuvo un vínculo muy cercano con Juárez, que llegó hasta los últimos días del pianista, compositor y docente. El músico falleció en 2020 por coronavirus y Espel pudo despedirlo en sus últimas horas: “Fue mi amigo y maestro a lo largo de 40 años. Primero fui su alumno, hasta el ´89 y después nació la amistad. Nos hemos acompañado en las buenas y en las malas. También le produje discos y cada vez que yo sacaba un álbum le consultaba antes. Quise que el álbum terminara con ese aire de zamba que le pertenece,  que es una melodía preciosa, como un momento intimista”, expresó Espel a TRIBUNA. La otra versión del trabajo es “Hiedra al sol”, de Luis Alberto Spinetta, que pertenece originalmente al álbum Un mañana. No es la primera vez que el director aborda la obra del “Flaco”. En 2014  hizo los arreglos para del disco Once mujeres junto a la pianista Fernanda Morello, que incluía “Ekhaté” de Spinetta.

Tres mujeres
En Souvenir participan tres mujeres aportando su voz en distintos pasajes del repertorio. El disco abre con el tema “En el bosque” que incluye el poema Correspondances de Charles Baudelaire, leído por Silvia Hopenhayn. La escritora y periodista lo recita en francés a pedido de Espel, que le interesaba la fonética del idioma para la composición. Con Hopenhayn ya habían trabajado en “Elecciones primarias”, una ópera homónima basada en la primera novela de la autora y en el espectáculo “Un sol y un fósforo” sobre textos de Macedonio Fernández. 

Por su parte, Agus Voltta pone su voz al servicio de “Hiedra al sol” (Spinetta) y Guadalupe Farías Gómez hace lo propio en “La viga del cielo” (Santiago Espel - Guillo Espel). Esta última proviene de la estirpe Farías Gómez –es hija de Mariano- y es una de las vocalistas  que suele acompañar en vivo a la formación. Otro cantante que participa en Souvenir es Germán Gómez en “Piedras sagradas”, además de tocar el bombo legüero en varias interpretaciones.

Música: objeto que tiene lugar y tiempo
A lo largo de su trayectoria, Guillo Espel Cuarteto ha actuado en los escenarios más importantes del país y ha realizado giras por Latinoamérica. A partir de 2005 comenzaron a visitar  Europa, periplo artístico que se repitió de manera regular hasta la pandemia. Después de tantos viajes, no es casual que este Souvenir del grupo se manifieste de forma sonora: "El concepto de 'canción' (entendiendo por ello también la 'canción sin palabras' como formato vigente desde hace más de dos siglos) prevalece como recurso primigenio en este ciclo de composiciones. La canción es, en esencia, lo que me hace estar aquí. Las obras que escribí se plantean con la austeridad de esquivar catalogaciones, estilos o géneros. Fueron escritas para circunstancias diversas o con disímiles disparadores y  se unifican en un gran acto de amor. Esto para mí es lo más importante ya que siempre estoy buscando caminos alternativos", afirmó el artista acerca de su flamante obra. 

Además de encontrarse en las plataformas digitales, Souvenir tendrá una edición física en CD para coleccionistas, como no podía ser de otra manera. Porque todo recuerdo de un tiempo y un lugar  tiene su fetiche u objeto que remite a esas  vivencias del pasado. 

Boletín de noticias