Una sencilla y hermosa página de Guastavino en el Ciclo Virtual

Artes y Espectaculos 30 de noviembre de 2020 Por Tribuna
El dúo Masci-Millaá interpreta la obra del autor argentino.
ARTES Guastavino
Carlos Guastavino, compositor argentino

El Ciclo Musical Virtual de la Biblioteca Urquiza y la UNI 3, se viste de gala en su 36º envío. No solo porque la obra pertenece al gran autor argentino Carlos Guastavino, sino porque los intérpretes son dos destacados músicos que se presentaron en Río Tercero. “Rosita Iglesias”, de Las Presencias, de Guatavino, es una página sencilla y hermosa que se puede escuchar aquí en el violín de Sebastián Masci y el piano del ya fallecido -en 2016- OrlandoMillaá.

El dúo formado por ambos músicos se presentó en la Biblioteca Urquiza en el año 2012, siendo Masci en esos años violinista de la orquesta del Teatro Colón, y Millaá maestro de piano de diferentes conservatorios y del IUNA, hoy Universidad Nacional de las Artes.

La obra de belleza poética y sutil melancolía, por sí sola es claro ejemplo de la inspiración y nobleza de la música legada por su autor y que en esta oportunidad es respetada por la mirada interpretativa de ambos músicos: sutiles con la sonoridad y con un fraseo contenido como una meditación en soledad. Se puede acceder a ella a través de de las redes sociales de la Biblioteca (Facebook e Instagram) y en Youtube.

El manuscrito contiene una nota que dice “Los nombres de estas obras son ficticios. Cualquier parecido con el de una persona conocida es pura coincidencia”. Sin embargo, la primera edición fue revisada y publicada con las digitaciones de Rosita Iglesias, profesora de violín muy apreciada por Carlos Guastavino, quien la recordaba como una mujer encantadora, refinadísima, siempre vestida de sedas y de muy buen gusto.

Guastavino creó hermosas obras, generalmente de corta duración y con un estilo armónico muy personal enraizado en las tradiciones románticas del siglo XIX y principios del XX. Sin ser un compositor de vanguardia, utilizó sin embargo elementos melódicos y rítmicos de su propia inspiración y los derivados de la música popular argentina. Y lo hizo con una gracia y refinamiento únicos. Si bien adquirió fama por sus numerosas canciones para voz y piano, compuso también una cantidad destacable de obras para piano, orquesta, guitarra, coro y música de cámara.

Boletín de noticias