Bernardo Monk presenta Cosmofónico, su propia fusión de tango y jazz

Artes y Espectaculos 03 de junio de 2024 Por Tribuna
El saxofonista y compositor Bernardo Monk presenta su octavo álbum, integrado por ocho temas propios de alto vuelo lírico, que oscilan entre el jazz y el tango.
MONK

Maxi Carranza

El saxofonista y compositor Bernardo Monk presenta su octavo álbum, integrado por ocho temas propios de alto vuelo lírico, que oscilan entre el jazz y el tango. La propuesta distintiva de Cosmofónico (a decir del propio Monk, su “cosmopolitismo musical”) está reflejada en las composiciones, que conviven entre la música de Buenos Aires y la fisonomía jazzística. También se destaca la orquestación, que combina instrumentos de ambos géneros, con la inclusión de la batería por primera vez en el repertorio solista del artista. La presentación oficial será el miércoles 12 de junio, a las 21, en BeBop Club (Uriarte 1658, Palermo, Ciudad Autónoma de Buenos Aires). Entradas en boletería o anticipadas por Passline. En contacto exclusivo con TRIBUNA, el músico habló de la flamante producción discográfica.

UNA RADIOGRAFÍA MUSICAL

Dice Bernardo Monk: “Cosmofónico es un disco fundacional para mí. Marca un nuevo rumbo artístico. Sin descartar nada de lo anterior, decidí incluir todo lo otro que a veces dejaba en el tintero. El nombre se me ocurrió manejando en la ruta, por Corrientes volviendo de Misiones. Buscaba un nombre que describiera este álbum de ´cosmopolismo musical´. Así, entre otras opciones, surgió Cosmofónico. Creo que puede ser considerado fusión, tanguera o jazzera. Para mí es una radiografía musical personal de Buenos Aires, sin remitir a los clichés. Es la música de alguien que ´pinta su aldea´, con lo propio y lo no propio de la ciudad. Hoy para mí Buenos Aires es muchas cosas al mismo tiempo: tango, jazz, muchos géneros y culturas. Creo que cualquier persona puede sentirse identificada con esta música porque conecta con muchas estéticas. Los temas del disco tienen un alto contenido cinematográfico. Yo compongo mucho desde imágenes que se me presentan en mi cabeza. Y hay mucha historia de vida detrás de cada tema. Creo que contar historias es fundamental. La música habla de la vida, no de música”, expresó el autor.

PÓKER DE PASIONES    

Entre las composiciones de Cosmofónico se encuentra la suite Cuatro Pasiones Argentinas, que hace referencia al fútbol, el automovilismo, el boxeo y el turf: “Fobal”, “Pole position”, “Knock Out” y “Gran Sport”.  Esta obra -como muchas otras de Monk- puede encuadrarse dentro del concepto de música programática (cuyo objetivo es evocar imágenes en la mente del oyente). La suite fue compuesta tras la obtención de la Beca a la Creación 2021 del Fondo Nacional de las Artes. “Luego de casi veinte años de trayectoria solista, Bernardo Monk rompe sus propios esquemas para apartarse de todo aquello que nos resulta familiar en cualquier género, y así crear -alquímicamente- uno propio”, señala la gacetilla promocional. El repertorio se completa con “Halcón peregrino”, “Perdón y adiós”, “Control Z” y “Última canción de cuna” (Ukelele). El material se grabó en estudios ION de Buenos Aires. La producción, grabación, mezcla y mastering la hizo Eduardo Bergallo. El coproductor fue Bernardo Monk, también autor y arreglador de todos los temas. El excelente arte de tapa lo realizó Celina Hilbert.

Tapa en baja Cosmofónico

PASIONES CON NOMBRE Y APELLIDO

Al ser un apasionado de los deportes, este medio le preguntó a Bernardo Monk sobre sus nombres preferidos, en las disciplinas que nombra la suite Cuatro Pasiones Argentinas: “en el turf, no voy a caer en la obviedad de mencionar a Leguizamo. Mientras escribía el disco tuve varias idas al hipódromo y había un jockey que se llamaba Anselmo Zacarías y me quedó ese nombre tan particular como referencia. Con respecto a boxeadores, cuando era chiquito salió Mike Tyson que era una cosa de locos, algo muy distinto a todos. Pero de los argentinos que me tocaron por épocas, recuerdo a “Latigo” Coggi o Santos Benigno Laciar, aunque tengo un especial cariño por Marcelo Domínguez y por Ringo Bonavena. Este último por una cuestión filiatoria futbolística-barrial. En el automovilismo, siempre me gustó más la Fórmula 1 y cuando era chiquito era fan absoluto de Niki Lauda. Después vino Nelson Piquet y Alain Prost. Fangio ni hablar, pero con el tiempo valoré muchísimo lo que hizo Reuteman. En cuanto a futbolistas, te nombro dos: René Houseman y el mejor que yo vi fue Víctor Hugo Delgado, que era una cosa de locos”, enumeró el autor a este medio.

“NO TENGO PRECONCEPTOS”

TRIBUNA le preguntó al compositor porqué recién en este disco plasmó su particular fusión entre el tango y el jazz: “todo sucedió a su debido tiempo. Por un lado, primero estuvo el saxofón de fondo, porque en Berklee me empapé mucho del jazz. Después entendí que, en mi voz propia estaba involucrado el tango y, en ese sentido, los primeros discos fueron estrictamente tangueros. Aunque siempre con una semilla original y algún tipo de presencia jazzera. Con el tiempo, me di cuenta que me gustaba tocar mis temas y estos contenían otras cosas, que las fui dejando salir. No es que antes no lo quisiera, pero estaba interesado en escribir mi tango. Ahora hago mi música, si tiene o no tango no me preocupa tanto. Llegué a un punto en que no pienso más en lo que hago, en el buen sentido lo digo. No tengo preconceptos y para que eso haya sucedido tuve que pasar por diferentes etapas”, comentó Bernardo Monk.

BREVE BIOGRAFÍA DE BERNARDO (BBB)

Bernardo Monk (1975) tiene una labor tan prolífica como ecléctica. Su discografía solista incluye ocho discos a través de los cuales, y con diversas formaciones, forjó un estilo propio producto de su amplio recorrido musical. En su camino artístico, ha sido nominado a los Grammy Latinos y a los Premios Gardel de la Música. Como referente de la inclusión del saxofón en el tango a nivel mundial (sus primeros discos están ligados al 2x4), Monk tiene libros editados y traducidos al inglés por la prestigiosa Schott Music de Alemania. Su obra El saxofón en el tango es el primer método existente en la materia. Fue parte de las bandas sonoras de los filmes Tetro, de Francis Ford Coppola -compuesta por el prestigioso músico argentino Osvaldo Golijov- y de Relatos salvajes, película de Damián Szifron. Es egresado del Berklee College of Music (Boston, Estados Unidos) y Licenciado en Música en la Universidad Nacional de las Artes (UNA) de Buenos Aires. Actualmente, es educador musical en la UNA y en la Escuela de Música Popular de Avellaneda (EMPA). La cosmogonía es -en una de sus acepciones- una teoría científica que hace referencia al origen y evolución del universo. Bernardo Monk propone, a través de Cosmofónico, su propia evolución y desarrollo en la música.

 

 

 

 

Boletín de noticias