Comienza a regir la nueva concesión de agua y cloacas por 15 años

Locales 30 de diciembre de 2023 Por Tribuna
Por amplia mayoría, el Concejo Deliberante aprobó el contrato entre la Cooperativa y la Municipalidad.
LOCALES-AGUA Y CLOACAS

Finalmente, la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos y el Municipio de Río Tercero cerraron años de controversias y a partir de la aprobación del Concejo Deliberante, terminaron de formalizar la concesión a 15 años del servicio combinado de agua y cloacas. 

El cuerpo deliberativo avaló el contrato firmado entre las partes, con el respaldo mayoritario de 10 de los 11 concejales, superando así ampliamente la mayoría agravada de dos tercios que prevé la Carta Orgánica para estos temas. El acuerdo tuvo la sanción del bloque de concejales de la UCR y de Nuevas Ideas, y el rechazo de Hacemos Unidos por Córdoba. 

Entre los puntos salientes de la nueva concesión figura la potestad del Concejo Deliberante de seguir fijando el monto de las tarifas. Es un tema no menor ya que la Municipalidad se reserva el poder político para avalar los aumentos de acuerdo a la variación de costos del servicio. 

La Cooperativa podrá solicitar aumentos tarifarios bajo ciertas condiciones, cuando “se verifique una diferencia en la estructura de costos (...) superior al treinta por ciento de la inflación acumulada en los últimos doce meses anteriores a la solicitud, publicada por el INDEC según índice de precio minorista nivel general”. 

El contrato establece claramente cómo se ejecutarán las obras de infraestructura para mantener el servicio y para su ampliación. En este caso y en líneas generales, cuando se trate de obras de mantenimiento para garantizar el servicio los costos se financiarán de la tarifa, mientras que para las obras nuevas de cierta envergadura, se apelará a otras vías de financiación. La ciudad requerirá de una nueva planta de tratamiento de líquidos cloacales. La actual, de lagunas de estabilización, está prácticamente colapsada por el crecimiento de la ciudad. 

Asimismo, las nuevas inversiones que se ejecuten con fondos provenientes del cobro de la tarifa, serán propiedad de la Municipalidad. “Los bienes muebles necesarios para la prestación del servicio y directamente vinculados con la misma, que el concesionario adquiera o construya con fondos provenientes de la tarifa  para cumplir sus obligaciones derivadas del presente contrato de concesión, son propiedad del Municipio”, señala claramente el contrato. 

Por otra parte, el convenio faculta al Municipio a expropiar los bienes en poder de la concesionaria en caso que se resuelva por otro prestador, una situación que se presenta muy lejana.

Otra novedad es que los terrenos baldíos, sin conexión pero con disponibilidad de redes en sus frentes, pagarán un componente fijo por mantenimiento y disponibilidad del servicio. 

La concesionaria, asimismo, pagará a la Municipalidad un canon del 20% de la facturación neta, “percibida y libre de impuestos”, que se destinará al funcionamiento del Ente de Control de los Servicios Públicos. 

Otro punto interesante que deja en claro el contrato es que “en atención a que el agua es un elemento vital y esencial para la salud, que goza de especial tutela constitucional como derecho humano que garantiza el acceso al mismo, el concesionario no podrá efectuar corte total del servicio a la categoría residencial, debiendo garantizar al usuario la cantidad de doscientos litros diarios”.

El cuadro tarifario contempla el cargo de excedente en el consumo de agua, a partir de los cinco metros cúbicos, bajándolo desde los 15 metros actuales.

Además, la Cooperativa deberá instalar grupos electrógenos en las bombas de distribución de agua, para evitar interrupciones en el suministro si se corta la luz.

El plan de obras contempla un abanico muy importante de recambio de cañerías, tanto de agua como de cloacas, que se había suspendido años atrás.

Con el nuevo esquema tarifario, la Cooperativa espera ir reduciendo el déficit económico del servicio.

Boletín de noticias