El Impuesto a las Ganancias bloquea el derecho constitucional gremial

Locales 22 de junio de 2021 Por Tribuna
Opinión. Carlos Pajtman, abogado M.P. 10-092.
im

Entender la queja del cliente para ubicarla en el mundo jurídico, permite esta visión de la inconstitucionalidad del Impuesto a las Ganancias aplicado a los trabajadores. Con este argumento que abajo detallo se logró desde nuestro estudio jurídico abrir a consideración del Tribunal Federal de Villa María la cuestión de la improcedencia del Impuesto a las Ganacias a los trabajdores.

“Si no se puede hacer nada…para qué voy a seguir yendo a las reuniones paritarias…. A qué? A perder el tiempo?… Si cada vez que logramos un aumento los compañeros caen dentro del Impuesto a las Ganancias y empiezan a ganar menos que antes… muy bonito quedo en la foto.. negocio como representante sindical  para que terminemos cobrando menos…” y así seguía protestando (por decirlo de manera suave) ante su abogado (el que suscribe), un secretario general de un sindicato contra el Impuesto a las Ganancias aplicado a los trabajadores. Esa queja fue la que permitió comprender qué era  lo que la aplicación de este impuesto molestaba tanto a los gremialistas y porqué vulneraba derechos constitucionales a los gremios.

La situación se aclara cuando vemos el artículo 14 bis de la Constitución Argentina y allí se advierte que el Derecho Sindical, el derecho a la existencia misma de los gremios, a la facultad de sentarse a negociar con los empleadores, uno de los puntos que mejor diferencia el resto del derecho del derecho sindical…esa enorme posibilidad de plantear cara a cara con la patronal y con la anuencia del Estado representado por el Ministerio de Trabajo de la Nación. (No hay otra organización civil que pueda hacer eso) que pueda hacerlo y con el distintivo del rango de  garantía de la Constitución, todo eso cae y se destruye, con la aplicación de este tributo a los trabajadores.

Todos estos derechos, que están garantizados, se ven violentados con el Impuesto a las Ganancias a los salarios tal como está formulado.

Las garantías constitucionales para con los derechos por ella reconocidos, tornan a los segundos como concretos. Es como cuando se dice yo juro o en el rito religioso “yo te bautizo” se dice y se cumple en sí mismo. Esto es lo que se dice “operatividad” de los derechos constitucionales y así vamos a agregar que un derecho constitucional  garantizado lleva dentro el derecho a su resultado beneficioso, así como el derecho a la libertad lleva dentro de sí que pueda viajar de un lado a otro; como el derecho a la propiedad me asegura que si adquiero algo, es mío, en esa idea si “negocio” en paritarias, que es un derecho constitucional, tengo derecho a su resultado que no es otra cosa que percibir los aumento salariales que en ella se obtuvo.
   

Una ley inferior en jerarquía a la Constitución Nacional, como lo es la ley de Impuesto a las Ganancias, no debiera negarme el resultado del derecho constitucional al fruto o resultado de los acuerdos paritarios homologados frente al mismo Estado, que por otro lado va a sacar la plata directamente antes de que yo vea el recibo de sueldo.
    La Constitución Nacional, los Pactos Internacionales de Derechos Humanos y los Convenios de la OIT vigentes no pueden ser vaciados en su ideología y finalidad por la aplicación de una ley inferior como lo es la ley tributaria. No es ni más ni menos que un bloqueo de la operatividad del derecho constitucional sindical.

Boletín de noticias