Clima de tensión en el marco de la paritaria del sector de la salud para 2021

Locales 12 de marzo de 2021 Por Tribuna
Una reunión prevista ayer fue suspendida y desde FATSA organizan una marcha a nivel nacional para reclamar por una recomposición salarial.
510817

Empresarios y sindicalistas del sector de la salud comenzaron la semana una de las paritarias más complejas del año: ambas partes atraviesan una situación crítica en medio de la pandemia. Y en el primer encuentro ambas partes expusieron sus posturas en medio de un clima de tensión por las profundas diferencias sobre la cuestión salarial y acordaron volver a reunirse ayer. Pero frente a la falta de propuesta esa reunión fu cancelada y ahora se organiza una marcha a nivel nacional.

En Río Tercero y la zona son unos 500 los afiliados a la delegación de ATSA, entre serenos, mucamas, personal de cocina, administrativos, enfermeras/os, asistentes geriátricos y médicos.

"Instamos a los empresarios a negociar de buena fe y a asumir las responsabilidades que conlleva el riesgo empresario. Los trabajadores de la Sanidad no vamos a cesar en nuestro reclamo y no vamos a resignar el poder de compra de nuestros salarios", señalaron en un comunicado desde la Federación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA). Asimismo, sostuvieron: "Asumimos el compromiso de enfrentar la pandemia sin mezquindades, tomando todos los riesgos en beneficio de los argentinos; hoy exigimos una retribución que nos garantice mantener el nivel de nuestros ingresos afectados por la inflación".

Los representantes de las cámaras empresariales, agrupadas en la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS), plantearon a los dirigentes gremiales de FATSA los problemas que tienen a raíz del “retraso en los valores de las prestaciones y los aumentos de costos que sufrió el sector durante 2020, un desfase que representa un retraso de aranceles cercano al 50%”, lo que dejó a muchas empresas “al límite de la subsistencia”, según advirtieron. 

Los sindicalistas plantearon que “no permitirán” que el salario pierda ante la inflación y por eso reclamaron actualizar las remuneraciones de la paritaria acordada en 2020 completando los montos que se habían otorgado hasta marzo. Eso representa un incremento salarial de entre el 14% y el 16%, según el convenio. 

La paritaria de Sanidad en 2019 llegó al 53,8% de aumento, que se pagó con un 32% durante ese año y un 21,8% en 2020 al aplicarse la cláusula gatillo antes del mes de julio. La negociación salarial de 2020 alcanzó el 21,2% con la incorporación a los sueldos de las sumas no remunerativas que fueron otorgadas. Ahora, el sindicato pide entre el 14% y el 16% para llegar al 36,8% de inflación del año pasado.

Boletín de noticias