Bombas de semillas: la técnica japonesa que se usará para reforestar monte nativo

Locales 28 de diciembre de 2020 Por Tribuna
En una área de poco más de tres hectáreas se hará una prueba piloto. Se arrojarán bombas con semillas de gramíneas, arbustos y enredaderas autóctonas. El objetivo es reforestar un sitio afectado por un incendio.
Bomba 5

Bombas que construyen. Esas son las que el próximo 28 de diciembre se arrojarán en un predio de algo más de dos hectáreas, ubicado cerca del Puente Negro, que resultó afectado por un incendio. En ese sitio, un grupo de voluntarios coordinados por el encargado del Vivero Municipal, Claudio Favot, arrojará bombas de semillas.

Se trata de una técnica desarrollada por el agricultor, biólogo y filósofo japonés Masanobu Fukuoka (inventor de la llamada “agricultura natural”), que consiste en crear una bolita mezclando semillas, sustrato y agua -es decir, los elementos básicos para que una semilla pueda germinar- junto a la arcilla, para que la proteja hasta que la lluvia la deshaga.

También conocido como “Nendo Dango”, es un sistema de reforestación, precisamente el objetivo que tiene el trabajo que realizará el grupo de voluntarios.

Las bombas de semillas serán arrojadas en el lugar por vía terrestre. Se trata de un predio ubicado sobre la calle José Ingenieros, próximo a las vías del ferrocarril.

“El objetivo es regenerar esa zona pero buscamos que se transforme en una práctica común en la ciudad”, explicó Favot.

Bajo su supervisión, los voluntarios hicieron 120 bombas con semillas de Trichloris (gramíneas) zinnia peruviana (flor autóctona), clematis montevidensis (barba de viejo, enredadera), passiflora (pasionaria ) y Topasaire (gramíneas herbáceas).

En el trabajo participaron comisiones vecinales y grupos ambientalistas y con compromiso social: Fundación Río Ctalamochita, Río Tercero Recicla, Río Verde, Raíces Nativas, Comisión de Arbolado y Rotarac.

“En las bombas no se incluyeron semillas de árboles autóctonos porque necesitan un tratamiento pregerminativo. En este caso hemos hecho un combo de semillas que sirven para mejorar el suelo, hay gramíneas, algunos arbustos, enredaderas autóctonas”, explicó Favot.

El especialista indicó que el objetivo es “concentrarse ahora en la zona elegida, evaluar cómo nos va y luego ampliar”.

Indicó que las bombas de semillas se utilizan fundamentalmente para lugares que resultan inaccesibles. Su efectividad depende de múltiples factores, como el tipo de semillas o las condiciones climáticas. “Por ejemplo, si este verano no llueve mucho, como está anunciado que será, las semillas quedarán allí y el año próximo cuando estén dadas las condiciones seguramente van a prosperar”, explicó.

Con responsabilidad

Hacer las bombas de semillas implica una gran responsabilidad, sostiene Favot y aclara que no se pueden incluir exóticas porque no se sabe cómo pueden reaccionar en el monte, “tienen que ser estrictamente autóctonas”, dice.

En el área en la que se arrojarán las semillas se hará un seguimiento y posterior evaluación.

Favot aclara que cualquier persona puede hacer bombas de semillas pero tiene que ser con responsabilidad insiste. “Quien esté interesado que me llame, le cuento cómo se hace y le entrego un listado de las especies que se pueden incluir”, dijo.

Boletín de noticias