De trabajadores a vecinos, la ayuda llega en forma de alimentos

Locales 15 de agosto de 2020 Por Tribuna
Cada miércoles se distribuye la cena para 150 vecinos de barrio Los Algarrobos. Los alimentos se elaboran con donaciones. La iniciativa es del Sindicato de Camioneros y el espacio Hacemos por Córdoba.

Uno de los mensajes más claros que está dejando la pandemia de coronavirus que recorre el mundo es que, en estos tiempos, no hay lugar para el individualismo. Se trata de una crisis sanitaria mundial sin precedentes pero, también, de una crisis humana que llama a la solidaridad. 

 Son muchos los voluntarios que se ofrecen para ayudar en este preocupante escenario y también hay personas que generan espacios para asistir a los que más necesitan. En Río Tercero cada miércoles un grupo de trabajadores se reúne para preparar la cena para 150 vecinos de barrio Los Algarrobos, uno de los sectores con más carencias en la ciudad. Del total de personas que reciben la ayuda, 50 son niños y adolescentes de entre 4 meses y 17 años.
 

Son afiliados al Sindicato de Camioneros Córdoba e integrantes del espacio político Hacemos por Córdoba quienes llevan adelante esta labor solidaria desde hace tres meses.
 Cada miércoles, después de culminar la jornada laboral, trabajadores del Sindicato Camioneros se calzan el delantal para preparar comida para las 35 familias de barrio Los Algarrobos.
 “Ellos nos esperan, ya saben que vamos, se ha generado un compromiso, un vínculo con esta gente”, cuenta Walter Romero, delegado zonal de Camioneros.

 Los alimentos con los cuales elaboran la comida son producto de donaciones que consiguen los propios empleados en los lugares donde trabajan, también hacen su aporte empresas y comercios que se solidarizan.
 “Vamos entregando las viandas casa por casa. La gente nos espera. También los ayudamos con leche, ropa, medicamentos o con algún problema que no puedan resolver, según nos demanden”, explica la concejal del bloque Hacemos por Córdoba Romina Carezzano.

 La acción solidaria no solo se lleva adelante en Río Tercero. El Sindicato de Camioneros de Córdoba colabora y abastece con alimentos a 23 merenderos y comedores de Córdoba, y otros de Villa María y San Francisco. A eso se suma la campaña realizada en febrero último por el norte cordobés.
 “Esta iniciativa es a nivel país, comenzó en Buenos Aires impulsada por Hugo y Pablo Moyano y luego se extendió a distintas regiones”, cuenta Romero.

 El sindicalista vive en la ciudad de Córdoba pero cada miércoles llega a Río Tercero para colaborar en la elaboración de los alimentos: “Preparamos todo en una casa que es propiedad del sindicato y luego nos vamos al barrio a distribuir las porciones. Todo se hace de manera ordenada, respetando la distancia social, sin aglomeración de gente”, asegura.
 Fueron los propios trabajadores los que decidieron dónde canalizar la ayuda. “Ellos son los que hicieron un trabajo territorial donde se vio la necesidad de la gente”, aporta Romero.
 “Elegimos barrio Los Algarrobos porque sabemos que allí se necesita y además porque es un sector que sabíamos íbamos a poder contener y continuar con la ayuda social sostenida en el tiempo”, dice Carezzano.

Continuidad en la ayuda

 La mayoría de los adultos que vive en Los Algarrobos está en el mercado laboral informal y en el actual contexto la situación se complica aún más para ellos. “Con todas las limitaciones que hay con la pandemia los que viven del trabajo diario son los más afectados”, reflexiona uno de los trabajadores mientras corta con paciencia las papas que irán a la olla para la cena de los vecinos.
 “Ante esta situación nuestro vínculo con la gente no se limita a los miércoles cuando distribuimos los alimentos. Solemos ir también los sábados a llevar leche o ropa y ante cualquier problema se comunican con nosotros”, explica la concejal de Hacemos por Córdoba.

 La continuidad es uno de los principales objetivos de quienes desarrollan esta labor solidaria. “La gente está muy contenta, nos esperan cada miércoles y eso nos alienta a seguir, nos gratifica mucho llevar adelante esta tarea”, reconoce otro de los trabajadores que prepara los alimentos cada semana.

 Quienes colaboran con esta tarea agradecen el apoyo de la conducción del gremio: “Edgar Luján, secretario general del sindicato y toda la comisión directiva brindan un gran apoyo para que podamos llevar adelante este trabajo”, reconoce Romero.  Donaciones al sindicato en Libertad 689 o en el Concejo, alimentos no perecederos, ropa, ropa de abrigo, levando así no solo un plato de comida sino la esperanza de una pronta mejora de la actual situación

Boletín de noticias