Festejar juntos: cómo ven los más chicos a sus padres

Locales 20 de junio de 2020 Por Tribuna
Hicieron una radiografía de quienes le dieron la vida

Hoy, cuando Juan Graziani abra el diario, va a encontrar una noticia que lo va a sorprender. Su hija Vera, de cuatro años, le compró “junto con su nona” una bufanda verde que ella misma eligió "para el papá más cariñoso".

Además, Juan de 26 años, tomará dimensión de que lo significa él para esta nena desinhibida que no ahorra elogios a la hora de hablar de su papá. “Nos gusta leer, ver dibujitos, hacer cosas en el banco y también vamos al campo, jugamos con la computadora, tomamos mates, hacemos ejercicios y escuchamos a la seño”, es el largo listado de cosas que hacen juntos.
“Mi papá es grande, adulto, es cariñoso, me da muchos besos, y me dibuja muchos arcoiris de corazones”. Así describe Vera a su papá.

Mil historias como ésta se repetirán mañana en toda la ciudad. Los regalos, las cartitas, los dibujos o las simples palabras "te quiero" harán que los padres vuelvan a emocionarse y a sentirse las personas más felices de haber echado retoños a este mundo.
 TRIBUNA le preguntó a varios chicos qué opinan de sus papás, qué cosas comparten y cómo son según su visión.

"Papá Riki es el mejor padre del mundo, es divertido, amable, juguetón y cariñoso y lo queremos muchos", dice Ariadna de 11 años y aclara que habla en nombre de ella y de su hermano Tomi, de cinco. "A papá le vamos a regalar zapatillas y muchos mimos", destaca Ari. Pero lo dice bajito para que su papá no escuche porque está llegando de trabajar y quieren darle una sorpresa mañana.

"Yo amo a mi papá. Es el más lindo y me encanta andar a caballo con él y jugar a la play. Es muy bueno. Me gusta que juntos veamos pelis a la noche y comer pururú", dice Josefina, de 7 años, al hablar de Jonatan Battipede, su superpapá. "Le voy a regalar ropa y un dibujo que hice yo", agregó. Y por si hiciera falta aclaró: “Mi hermanito también ama a mi papá”. Se refiere a Octavio quien llegó a la familia hace pocas semanas, en medio de la cuarentena.
 

Sentado en una silla frente a su mamá y con el celular en la mano dispuesto a responder la consigna, Agustín, de 10 años, piensa y elige las palabras para describir a su papá Juan Manuel. “Es un genio, lo que más me gusta es jugar al básquet con él, aunque sé que prefiere el fútbol pero igual me acompaña. Es muy trabajador. Antes (de la cuarentena) íbamos a las sierras y juntos nadábamos en el lago, pero ahora no se puede porque además está frío”, reflexiona. Se nota que pensó bastante a la hora de elegir un regalo pero finalmente con la ayuda de su mamá se decidió y le compraron un reloj.

En junio

¿Por qué se festeja mañana el Día del Padre? La decisión de celebrarlo surgió en 1956, después de que las madres y los niños ya tenían su día. Los hombre de la Liga de Padres de Familia se preguntaron qué los diferenciaba del resto de los miembros de la familia.
   

No frenaron su impulso por instaurar un día para ellos en el calendario, hasta que el Consejo Nacional de Educación estableció que se celebrara el 24 de agosto, fecha del nacimiento de Merceditas, la hija de José de San Martín.

En la década del ‘60 se creyó que sería mejor que la fiesta cayera siempre un domingo, de modo que todas las familias pudieran estar reunidas en casa. Y entonces se decidió establecerla el tercer domingo de junio, tal como se celebra en los Estados Unidos, en honor de un padre ejemplar que crió a sus nueve hijos.

Boletín de noticias