Una tibia postura del Gobierno frente a los ataques al campo

Información General 08 de junio de 2020 Por Tribuna
Por Adriana Cabo
campo

La Mesa de Enlace de entidades  agropecuarias planteó ante el ministro del sector, Luis Basterra, la preocupación por varios temas, pero puntualmente dos que preocupan mucho por estos días: la inseguridad y la comunicación 7030 del Banco Central publicada el 28 de mayo pasado, ya que se excluye a las empresas con tenencia de monedas extranjera por fuera del Mercado Único y Libre de Cambios para el pago de importaciones.

Agradecemos el comunicado del ministro repudiando los hechos de vandalismo en los campos, pero está  claro que con esas medidas tibias y mediáticas  no alcanza. Necesitamos que nos digan cuál es el plan de seguridad que tienen para resguardar la propiedad privada del campo al igual que la del resto de la  población.

Estos hechos vandálicos tienen trasfondo en otras  situaciones anteriores. Nadie desconoce el trato descortés y poco respetuoso que hemos recibido la gente del campo. A esto debemos sumarle que todos los lunes recibimos una nueva circular donde nos informan que los productores tendremos menos beneficios que otros sectores más a fines con el Gobierno. Entre otras, que los productores agropecuarios que tengan el 5% de cosecha sin vender no pueden alcanzar la línea de créditos del Banco Nación al 24% de interés  para compra de herramientas. Podría enumerar otras  situaciones que lo único que hacen es crear un clima de tensión entre la sociedad y el campo. Lejos de tratar de cerrar la grieta el Gobierno nacional la profundiza. Y también está presente el grupo de fanáticos de un sistema político que es el que lleva a cabo estas acciones agraviantes hacia trabajo del hombre de campo.

Lo que quizás no se tenga en cuenta es que el productor pierde su trabajo y seguramente bajará su anhelo de producir,  planificará poder vivir pero no seguir apostando a mayor productividad. Y el otro gran perdedor es “el país” que recibirá menor cantidad de divisas.

El único que puede detener esta escalada de violencia es el Gobierno nacional, ocupándose de romper ese mito de que el campo es oligarca, especulador y haciéndole entender a la sociedad  que muchos de los planes que se les otorgan a la gente que más necesita salen de este sector. Destruyendo el trabajo del hombre de campo cada vez será más difícil seguir colaborando con el país. Esto no lo entiende quien va a romper silos bolsa tirando granos (alimento), pero el mensaje debe ser dado desde el Gobierno nacional, aunque en hechos concretos pueda resultar casi imposible que así suceda. Queda demostrado a través de los mensajes dirigidos por el presidente de la Nación, quien al agradecer a todos los sectores que trabajaron durante la pandemia, nunca nombró al campo.

Esperemos que estas situaciones se detengan a tiempo. Pido al señor presidente que abandone ese estado de preocupación  tan tibio frente a  estos hechos y le preste la  debida atención por el bien de todos los argentinos.

*Integrante de la filial local de la Federación Agraria Argentina

Boletín de noticias