Natación: El paso de los años, nada importa

Deportes 10 de febrero de 2020 Por
Más allá del posicionamiento obtenido a nivel nacional, la nadadora Marisa Terenzano se ha transformado en una referente para demostrar que la edad no puede ser impedimento para seguir practicando deportes.

El próximo sábado 15 de febrero en Almafuerte, la nadadora riotercerense Marisa Terenzano intentará consagrarse campeona del Torneo Interprovincial de Aguas Abiertas que organiza la Federación Cordobesa de Natación.

 Para lograrlo, deberá mantener el nivel demostrado en las dos jornadas anteriores, en Villa Rumipal y Villa Dolores, donde se impuso en la categoría H para nadadores federados de 60 a 65 años.
 Por la cercanía geográfica, el escenario de la próxima prueba es el que le resulta más familiar. En esa definición no solo se está refiriendo al conocimiento del circuito sino también el apoyo que espera recibir de sus tres hijos y cinco nietos.

 "Es un lugar donde conozco el curso de los vientos y tengo más puntos de referencia, algo muy importante cuando se nada en aguas abiertas", explica.
 Con todos estos condimentos, es gran candidata para obtener un título que podría conseguir aún sin ganar la prueba como ocurrió en las dos fechas anteriores.
 En su categoría, deberá recorrer un circuito ballado de 1.000 metros.

Siguiente paso

 Una vez concluida esta participación en el campeonato de aguas abiertas, Terenzano se focalizará en la temporada de pileta cubierta.
 Su calendario anual incluye seis pruebas, tanto en la provincia (Córdoba, Río Cuarto y Marcos Juárez), como otras a nivel nacional, en el predio utilizado para los Juegos Olímpicos de la Juventud, en Buenos Aires y en Santiago del Estero. En esta última ciudad es donde arrancará su participación el próximo 23 de abril.

 Tanto en pileta corta (25 metros) como larga (50 metros), nadará en la modalidad pecho, que es su especialidad, en 50, 100 y 200 metros, como así también en 50 y 100 metros libre, además de las postas 4 x 50 femeninas y mixtas.

Referencia

 Para Terenzano, este momento trasciende a un resultado y tiene que ver con otro de sus objetivos, ser una motivación para que cada vez más personas se animen a practicar deportes, sin que la edad importe demasiado.
 "Me encanta dar el ejemplo y por suerte con lo que voy contando mucha gente se fue prendiendo. Con entrenamiento, buena alimentación, constancia y disciplina, se puede", comenta la nadadora de 62 años.
 "Por suerte ya no me siento un extraterrestre y cada vez hay más nadadores de la categoría máster, incluso federados que compiten para equipos", agregó.

 En su caso, aunque practica en la pileta Vida Acuática, de Susana Schwander, con Marilina Trececk como entrenadora, compite representando al Círculo de la Fuerza Aérea de Córdoba. Esto se debe a que la institución riotercerense no cuenta con nadadores Master federados sino solo promocionales, explicó.
 También se puede tomar como referencia a esta deportista para comprender que nunca es demasiado tarde para iniciarse en un deporte.

 Si bien desde niña practicó gimnasia deportiva y luego se pasó al tenis, fue en unas olimpíadas farmacéuticas, -dado que esa es su profesión-, donde la invitaron a nadar, se animó y ya en su primera prueba fue tercera.
 A los pocos meses ya estaba compitiendo en un nacional en Mar del Plata, recuerda, y a esta disciplina se dedicó los últimos 20 años, logrando un buen posicionamiento a nivel nacional.
 Este es el camino que espera seguir recorriendo "hasta que la salud me lo permita porque es una gran pasión". afirma.

Boletín de noticias