La Justicia investiga una gran estafa financiera con 411 mil dólares y $9 millones

Locales 16 de diciembre de 2023 Por Tribuna
Los denunciantes son 14 personas que confiaron en un sistema de captación de ahorros piramidal.
LOCALES-RIOS
Carlos Ríos, abogado penalista patrocinante de los denunciantes

Una monumental estafa contra al menos 14 personas investiga la Justicia de Río Tercero, a partir de una denuncia penal presentada esta semana en la Fiscalía  a cargo de Paula Bruera.

Los damnificados denunciaron que fueron engañados en su buena fe por tres individuos a los que le confiaron su dinero, dólares y pesos, bajo la promesa de excelentes intereses mensuales, “mediante un sistema de captación piramidal de ahorros de particulares, conocido como sistema Ponzi”. 

La cifra contemplada en la maniobra es varias veces millonaria en pesos y en miles de dólares. Según la denuncia se trata de 411.078 dólares y 8.693.333 pesos argentinos en efectivo. En muchos casos son los ahorros de toda la vida de las personas perjudicadas. 

La denuncia fue presentada con el patrocinio del abogado penalista Carlos Ríos, bajo la figura de asociación ilícita y estafa. 

“Esta modalidad, implica que se toman fondos contra el pago de un interés mensual que se financia con el capital de los nuevos ahorristas que ingresan al sistema: cuando se corta el ingreso, la pirámide entera colapsa.  Claro está que la víctima es inducida a error por los autores cuyo ardid consiste en hacerle creer que ellos colocan, a su vez, ese dinero en inversiones genuinas, financieras y productivas, que producen esos excelentes réditos”, explica Ríos en la presentación judicial. Subraya que los denunciados usaban como respaldo institucional, una sociedad anónima dedicada a la provisión de artículos de librería con domicilio en Rosario.

De hecho dos de los implicados tienen domicilio en esa ciudad, un tercero en Río Tercero. Este último oficiaba como “reclutador” y vendía las bondades del esquema de inversión.

La denuncia señala que una de las personas implicadas en la estafa “firmaba los mutuos y demás documentos en nombre y representación de esta firma que parecía un comercio serio y real con exposición pública en las redes y ofertas de productos on line, lo cual hacía creíble y daba sustento a su relato en el sentido de que se hacían inversiones relativas a ese rubro, cuyo motor era una empresa seria y solvente con amplia penetración en el mercado”. Precisamente el contacto riotercerense es una “persona oriunda y conocida en esta ciudad, y se presentaba también como jefe de ventas de esta empresa”.   

Las reuniones eran convocadas en un conocido hotel ubicado en el ingreso oeste de Río Tercero. 

Uno de los denunciados, “decía ser experto en finanzas por haber trabajado muchos años en un banco y estar dedicado en la actualidad al negocio mayorista de librería. Explicaba que, a través de sus contactos, el dinero servía para financiar importaciones en un momento de cepo cambiario y solventar compras mayoristas en el rubro librería en tiempos de inflación con excelente rentabilidad que permitían el cobro de altos intereses. En esa misma ocasión, también como parte del ardid y con la finalidad de aparentar un negocio jurídico serio y debidamente instrumentado, la esposa, la contadora, (era quien) suscribía los contratos de mutuo”. En esta instancia se reservan los nombres.

“A partir de ese encuentro, el mencionado lograba establecer vínculos afectivos con las víctimas que le permitían sostener el sistema basado en la confianza”, señala la denuncia. Añade que “una pieza fundamental en este esquema de estafa piramidal estaba dado por la acción (de quien es) oriundo de Río Tercero. Éste, por su conocimiento del medio, buscaba a las personas que podían contar con algún dinero en dólares por la venta de un activo o por ahorros y los incitaba a invertir en la firma”. Una de las primeras personas captadas, aportó los dólares producto de la venta de un inmueble.

“La presencia (del riotercerense) como director de ventas le daba al negocio un componente más de credibilidad. A su vez, invitaba a los que ya habían entrado a que recomendaran la inversión a otras personas como una postura segura y rentable, respaldada también por la confianza que infunde el ser una persona conocida en el medio. Esta acción es fundamental en el esquema de estafa piramidal porque hace que el sistema siempre se encuentre abastecido de capital para respaldar el pago de los intereses del capital ya existente. Así se captan inversionistas quienes comienzan a cobrar sus rentas, con lo cual la se afianza la credibilidad en el negocio”, explica Ríos. Durante los primeros años se produjo el pago de los intereses, pero se interrumpieron en los primeros meses de este 2023 “y, obviamente, no se devolvió, hasta la fecha, ningún capital”.

El plan, en definitiva,  “consistía en ofrecer a las víctimas inversiones en dólares billetes y también en pesos, con una tasa de retorno anual de aproximadamente el 50% de promedio en cualquiera de las dos monedas”.

Testimonio
Una de las personas damnificadas, cuyo nombre se reserva, contó a este medio su angustia y la de su familia por el engaño y la pérdida del dinero. “Mi hijo vendió un terreno y aportó 10 mil dólares con la finalidad de hacerse su casa, hoy vive de un comercio”, dijo.

Señaló que el conocido personaje riotercerense era el encargado de presentar a los dos sujetos de Rosario, y calificar su solvencia moral y económica. “Llevábamos el dinero, se firmaba un mutuo, un pagaré, y mes a mes cumplían con el pago de los intereses, puerta a puerta. La persona de Río Tercero cobraba una comisión sobre ese interés. Se dice víctima pero se vio ampliamente beneficiada”, contó el denunciante. La cesación de pagos se dio en el mes de febrero y se pretendía reclutar más gente al sistema. “Hay mucha más gente perjudicada, de Río Tercero, de Tancacha, de Corralito, contadores, abogados. Hay gente que ha puesto el dinero de una casa entera a trabajar (financieramente). La empresa de Rosario desapareció y hay mucha plata en juego”, destacó.

Los querellantes esperan ahora las primeras medidas de la Fiscalía que ya inició la investigación del caso.

Boletín de noticias