Propietarios de puestos de comida del Paseo del Riel solicitan un espacio para poder trabajar

Locales 30 de abril de 2021 Por Tribuna
Los tres propietarios de los puestos ubicados sobre la calle Acuña argumentan que no cuentan con los recursos para adaptarlos según establece la ordenanza municipal. Desde el Ejecutivo manifestaron que los acompañarán en el proceso brindando los talleres para realizar las reformas y arreglos necesarios.
locales carritos de comida pagina 5

El avance de  la obra y puesta en valor de un sector del Paseo del Riel  donde próximamente se inaugurará el Museo Gandolfo, y los anuncios del intendente Marcos Ferrer sobre la necesidad de quitar de ese sector los carros de comida, pusieron en alerta a sus propietarios. 

El intendente indicó que esos puestos de comida plantean una "competencia desleal" para el resto de los comerciantes del sector. Ante estas afirmaciones los propietarios de los tres carros que se encuentran en el lugar solicitaron una reunión con el funcionario municipal en busca de una solución a esta situación. Sin embargo, hasta el momento no fueron recibidos por ninguna autoridad municipal.

"Nosotros solo queremos trabajar, queremos que nos digan dónde podemos instalarnos y listo. Nunca molestamos a nadie, siempre cumplimos con todos los requisitos que nos fueron pidiendo", comentó Martín,  propietario de uno de los puestos.

"En total somos tres carros de comida, de los cuales viven más de 12 familias. Queremos poder seguir trabajando y llevando un plato de comida para nuestras familias. Lo único que pedimos es que nos digan dónde podemos instalarnos y trabajar”, reclamó una mujer, dueña de otro de los puestos. Asimismo, indicó: “El año pasado estuvimos más de 80 días sin poder trabajar y fue muy duro para nosotros, nos juntábamos entre las familias para ayudarnos y darle de comer a nuestros hijos”.

"Nos duele lo que dijo el intendente porque nosotros siempre cumplimos con lo que nos pidieron, nunca tuvimos problemas con Bromatología ni con los clientes. A medida que nos iban pidiendo que hiciéramos cambios o algunos ajustes los hicimos y fuimos cumpliendo", sostuvo otra mujer.

Los tres puestos que están instalados se encuentran fijos en el sector, desde antes que se sancionara la ordenanza que regula esta actividad y que establece que deben ser móviles. 

"Nadie puede apropiarse de los espacios públicos", dijo Ferrer en el anfiteatro mientras anunciaba el plan de obras para la ciudad el pasado martes.

"El intendente dijo además que ponía a disposición el taller del Parque Industrial para hacer las modificaciones y adaptar los carros para que sean móviles, pero esto no es tan fácil, porque nosotros ya tenemos allí la bajada de luz para poder trabajar y hacer que los carros sean móviles implica invertir dinero que en este momento no tenemos”, indicó una de las propietarias. La mujer insistió en que se les brinde una respuesta para poder reubicarse y continuar trabajando. “En el Paseo del Riel hay muchos espacios que hoy no se usan para nada, ni siquiera se corta el pasto, donde nosotros podríamos instalarnos y no molestar a nadie y seguir con nuestro trabajo", dijo.

Por su parte, el secretario de Gobierno Juan Manuel Bonzano, en declaraciones a una emisora radial sostuvo: "A lo largo del tiempo hemos generado una situación de disparidad sobre aspectos que estaban legislados y que se fueron saliendo de su cause y es por eso que ahora tenemos que ordenarlo". El funcionario agregó además: "Esta semana recibieron una notificación donde se les informa que no cuentan con la habilitación para trabajar y que se va a interrumpir el servicio de energía por lo que deben sacar la mercadería que allí tienen. Además tienen un plazo para removerlos del lugar".

Bonzano explicó que el Municipio tiene la intención de colaborar con los propietarios de estos puestos para realizar las modificaciones que sean necesarias. "No queremos impedir que  trabajen, por el contrario, siempre y cuando se cumpla con las ordenanzas", dijo.

En busca de una respuesta concreta por parte de las autoridades, los propietarios de los carros de comida se manifestaron de forma pacífica frente al Concejo Deliberante de la ciudad. “No vinimos a generar ningún inconveniente solo queremos que nos atiendan y nos den una respuesta concreta. Vinimos con nuestros hijos. Queremos trabajar”, sostuvieron.

En Río Tercero hay habilitados alrededor de 25 food trucks o carros de comida. “Todos estos cuentan con la habilitación correspondiente y cumplen con la ordenanza que establece que deben ser móviles. Algunos se instalan siempre en el mismo sector y otros van cambiando semana tras semana”, explicó Bonzano.
    Ante la posibilidad de destinar un sector de la ciudad para que estos tres puestos de comida se instalen de forma permanente, el secretario de Gobierno explicó que no se podrían establecer criterios para asignar a unos pocos y a otros no, además de que quedaría fuera de lo establecido por ordenanza municipal. “Empezamos hace más de un año, antes de la pandemia a tener reuniones con estos propietarios de los puestos, durante este período los escuchamos e intentamos buscar una solución en conjunto . Ahora es tiempo de que se empiecen a cumplir con la ordenanza municipal”, finalizó Bonzano.    

Boletín de noticias