Mengo Becil: “Martín va a seguir con la senda del progreso y del federalismo”

Locales 16 de diciembre de 2023 Por Tribuna
El presidente del PJ local, Yamil Mengo Becil opinó acerca de la asunción del nuevo gobernador. Dijo que Martín Llaryora cuenta con un plan muy sólido de gobierno.
Yamil M

  -¿Con qué expectativas el justicialismo local vive la asunción de Martín Llaryora en la Gobernación?
  -Es la concreción de un sueño que veíamos como muy lejano hace 20 años, y que hoy se ha plasmado gracias a los cordobeses. Y con una aceptación importante en Río Tercero que acompañó la propuesta de Martín, por su capacidad de gestión. Somos muy optimistas más allá del contexto económico nacional adverso. Sabemos que Martín va a sortear con solvencia cada una de estas vicisitudes, además con una mirada del interior del interior, al haber sido intendente de San Francisco. Conoce las realidades locales. La mirada de Martín sobre el departamento Tercero Arriba y en Río Tercero nos da una luz de esperanza, porque va a seguir la senda del progreso y del federalismo que marcaron De la Sota y Schiaretti. Sin dudas la va a profundizar. 

-¿Es decir que la impronta del apoyo federal al territorio, a las municipalidades más allá del signo político, está garantizado?
   -Sí, es un distintivo de Hacemos Unidos por Córdoba, y a partir del fuerte respaldo que tiene en Río Tercero y en Tercero Arriba con David Consalvi, legislador y que asume como secretario General de la Gobernación. Es muy importante que uno de los hombres de estrecha confianza del gobernador, sea David. A toda la dirigencia local nos deja con mucha expectativa. 

-¿El nombramiento encierra una lectura política y a la vez institucional? 
   -Sin dudas. Institucionalmente tiene que ver con su capacidad. David ha demostrado un manejo del Estado muy importante y de gran conocimiento, en la Legislatura y en el Tribunal de Cuentas. Y desde lo político implica también un respaldo a todo el trabajo que se ha realizado en Río Tercero  y en el departamento. Creemos que, más allá de las dificultades económicas, va a venir un buen momento para el interior del interior. 

-Hoy (por el miércoles) hubo una reunión importante con la directora del Hospital Provincial, Andrea Salazar, en la que se analizaron varios temas de salud. ¿Implica un respaldo a la gestión de Salazar?
   -En realidad la doctora Salazar le llevó a David los números de lo que ha sido su gestión en el Hospital Provincial de Río Tercero, en cuanto a la atención, los estándares de calidad y cómo se ha venido desarrollando. Tenemos todas las esperanzas que esta conducción que ha llevado con tanta solvencia en el Hospital, pueda continuar al frente de la doctora Salazar. Es uno de los hospitales públicos mejor equipado y con mejores prestaciones de todo el interior del país. Es importante darle más calidad al servicio de salud, más en estos tiempos, donde la atención recae en muchos que antes tenían una obra social o prepaga, y que ahora no pueden acceder al servicio privado. Tienen en el Hospital una opción de excelente calidad que muchos ya la están eligiendo. 

-¿Qué rescatás del mensaje de asunción de Llaryora y de sus primeras acciones de gobierno?
   -Rescato el planteo que hace Martín respecto de la relación con la Nación. Dice “nosotros vamos a trabajar para que a Milei le vaya bien”. Para que la opción que la sociedad argentina eligió democráticamente y particularmente la cordobesa, tenga éxito. Pero a su vez planteó dos o tres ejes que tienen que ver con una manera de concebir el Estado, que es el federalismo y la mirada puesta en el desarrollo, que viene de la mano de la obra pública. Martín se comprometió a que toda la obra pública que viene ejecutando el gobernador Schiaretti va a continuar, y hacer llegar otras a los rincones de la provincia. Allí donde el mercado no llegue, queremos que sí llegue el Estado para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Hizo un gesto de austeridad, anunciando una rebaja en su salario, de los ministros y de los funcionarios. Es un gesto hacia la gente que le cuesta llegar a fin de mes. Además, Martín tiene un fuerte programa para reforzar la seguridad, integrando la seguridad privada con la pública; crear las policías municipales, y que la fuerza esté abocada completamente a la prevención y establecer el orden. Planteó también una mirada muy especial sobre la inversión en educación. Siempre además reclamando lo que el presidente Milei se comprometió con Córdoba, que son los recursos de la Caja de Jubilaciones y la distribución de los subsidios de manera equitativa en todo el país. 

-¿Qué opinás acerca de las primeras medidas de Milei basadas en el ajuste fiscal?
   -Me preocupó mucho su primer discurso cuando habló de inflación del 200, 300 por ciento, 15 mil, 5 mil por ciento. No es responsabilidad de Milei, pero no es la mirada que desde el peronismo tenemos sobre el rol del Estado. Sí creo que había que sincerar los precios de la economía, con mucha distorsión, para llegar a un orden. Me preocupa el mientras tanto. Esperemos que tengamos una economía que permita desarrollar todo el potencial de la Argentina. Esperemos que este nuevo gobierno pueda satisfacer las necesidades del empresario, del asalariado y de las personas en situación de pobreza. 

-Acaba de asumir Marcos Ferrer su segundo mandato en la Municipalidad, ¿qué expectativas hay en la oposición sobre la nueva gestión?
-Cuando el pueblo se expresa en las urnas, es importante respetar las decisiones de la mayoría. También me permito estar dentro del 50 o 49 por ciento que no lo votó. Por eso planteamos una alternativa con una gran PASO, que finalmente no se dio porque el resto de los espacios políticos jugaron a lo personal. Fuimos a una elección PASO que no tuvo el impacto que pretendíamos. Fuimos fraccionados como oposición. No dimensionamos el fenómeno de Nicolás Rodríguez con su caudal de votos. Y se dio una elección sin el resultado esperado, a la par de una gestión de gobierno que mostró, de manera importante, algunas de las pequeñas cuestiones que se vinieron haciendo. Creo que a Río Tercero le falta mucho. Por ejemplo el estado de algunas calles es calamitoso, no hay un proyecto de ciudad con una mirada de desarrollo, la Capital Nacional del Deportista es solo un título, el polo químico y lo que tiene que ver con el parque industrial está prácticamente abandonado. Hubo sí algo muy importante, pero que tiene que ver con toda la sociedad de Río Tercero, que es haber conseguido la universidad pública. Vamos a estar apoyando. El propio gobernador se comprometió en ese sentido. En ese tema felicitamos a Marcos Ferrer y a Gabriela Brouwer de Koning, y a todo el equipo de educación. Pero a la par, sigo viendo muchas falencias y cosas aún por hacer. Vamos a tratar, en estos cuatro años desde el justicialismo, desde este partido cordobés que nos está proponiendo Martín, ir sumando voluntades, equipos de trabajo, para proyectar un Río Tercero mejor, que es el que quisimos proponer en las elecciones pero no lo logramos y quedamos terceros.

Este momento es de trabajo. No digo de oposición, pero con un rol minoritario que el vecino nos asignó en el Concejo Deliberante haciendo aportes. Una de las discusiones que se vienen, fuerte, será la de los dos tercios (mayoría agravada de concejales), porque se pretende aprobar con solo los concejales del oficialismo (siete de once), proyectos trascendentes para el futuro de nuestra ciudad como la concesión a 20 años de los servicios públicos que requieren de una mayoría agravada de acuerdo a la Carta Orgánica. Es para que no sea un solo partido político el que tome esas decisiones, sino que sea por consenso con todas las fuerzas políticas. Entiendo yo que si hay un Concejo Deliberante con once personas, los dos tercios da 7,33 matemáticamente, pero un concejal es una persona única e indivisible. Y su voluntad también. Entiendo que se necesitan ocho votos para los dos tercios. Tenemos un antecedente en Oliva donde se planteó el mismo problema, y con sabiduría el Concejo Deliberante aclaró que el número era hacia arriba y de ninguna manera hacia abajo. Hay jurisprudencia en otras provincias. Es uno de los debates que estaremos dando. Habla de consenso y de voluntad popular. Es discutir si el oficialismo quiere el diálogo y el consenso, o quiere una escribanía en el Concejo Deliberante. 

Boletín de noticias