En Fother revelaron detalles sobre el “desmanejo” de la gestión anterior

Regionales 05 de abril de 2021 Por Tribuna
Cuentas públicas. Las actuales autoridades comunales convocaron a los vecinos para brindar mayor información sobre las irregularidades detectadas y anticiparon los pasos a seguir.
REGIONALES - Fother
Expositores. Benalti, Moreno, Marshall y Romera, explicaron la situación en una audiencia.

El enfrentamiento en General Fotheringham, entre la actual gestión comunal que encabeza Mario Moreno y su predecesor, Daniel Stobbia, sigue sumando capítulos.

En una reciente audiencia pública se dieron a conocer detalles de una auditoría interna que puso el foco en los últimos cinco años del gobierno justicialista que gobernó las dos décadas anteriores.

Acompañaron al jefe comunal en esa exposición, el auditor Marcos Romera, el contador de la Comuna, Roberto Benalti, y el abogado de la misma, Eduardo Marshall.

“Cuando asumimos, encontramos una Comuna quebrada, con una deuda de más de un millón y medio de pesos que tuvimos que salir a refinanciar. Los acreedores entendieron la situación y llegamos a buenos acuerdos. De allí decidimos verificar la gestión pasada y vimos bastantes irregularidades”, anticipó Moreno.

Según denunciaron, el 99 por ciento de las órdenes de pagos estaban mal hechas y también indicaron que se realizaban pagos en efectivo cuando la Ley de Municipios y Comunas, lo prohíbe.

A su vez, plantearon la existencia de facturas apócrifas, salidas de dinero injustificadas y hasta ventas de terrenos que nunca fueron cobrados. “En mis 40 años en la función pública jamás vi algo así. Y como profesor universitario que fui, sería el ejemplo ideal para presentar a los alumnos y decir qué es lo que no hay que hacer”, expresó el contador Benalti.

La auditoría plantea por ejemplo, que en 2015 hubo 3,5 millones de pesos en gastos, sin los comprobantes correspondientes. Esta irregularidad superó el millón de pesos en los dos años siguientes, llegó a 1,7 en 2018 y a 2,4 millones en 2019. También se indicó que había trabajos facturados por una cooperativa de trabajo que lleva el nombre de Zabarraín Limitada, cuyo número de CUIT es inexistente.

Otra situación, que ya tuvo su tratamiento público, llegando incluso a instancias judiciales, fue la incorporación de 10 empleados a planta permanente, que Stobbia promovió poco antes de dejar el cargo, cuando por ley debió hacerse seis meses antes, puntualizó Romera. Cuatro de esos trabajadores aceptaron la propuesta de renunciar y pasar por el correspondiente concurso para estar en planta permanente, mientras que los seis restantes fueron cesanteados tras el fallo de la Justicia.

“Hubo un desmanejo total, (Stobbia) estuvo empecinado en endeudar la Comuna creyendo que nos iba a hacer un daño a nosotros pero fue a los vecinos”, exclamó Moreno.

“Hoy la Comuna cuenta con un millón de pesos en el banco por cualquier presentación de pagos que tengamos, así que creo que estamos llevando bien las finanzas”, agregó.

Por otra parte, los expositores aseguraron que la auditoría presentada por el anterior presidente comunal antes de retirarse del cargo fue errónea y también se realizarán las investigaciones ya que para darle autoridad al trabajo se citaron fuentes del Tribunal de Cuentas de la Provincia como respaldo.

En tanto, Marshall anunció que hará una presentación judicial en los Tribunales de Río Tercero en los próximos días.  

También está prevista la presentación de otra auditoría, en este caso de la propia gestión para rendir cuentas del primer año del gobierno de Moreno.

Boletín de noticias