El Municipio y la UNC dan un paso más para la creación de un polo educativo tecnológico

Locales 10 de junio de 2024 Por Tribuna
Río Tercero formalizó un nuevo convenio con la Universidad Nacional de Córdoba, para aprovechar los recursos de capacitación del Campus Norte de la Casa de Trejo, en torno a las nuevas tecnologías.
FIRMA  DE CONVENIO
El intendente Ferrer junto a las autoridades de la UNC en la firma del convenio. Participó a la Dir. de Educación

Vamos a crear una fábrica de talentos”, nos había asegurado el intendente Marcos Ferrer, meses atrás, en una ampla entrevista en la que defendía a la educación como herramienta de desarrollo. Ese desafío u objetivo comenzó a plasmarse desde el momento mismo en el que se aprobó la creación de la Universidad Nacional de Río Tercero. Más aún cuando luego de algunas barreras burocráticas (y políticas) la universidad logró avanzar algunos casilleros administrativos y superó la etapa de “revisión” que el gobierno nacional impuso sobre su proceso. 

Pero un paso muy significativo para que esa “fábrica de talentos” diera origen a una nueva etapa en la ciudad, se concretó esta semana con la firma de un convenio con la Universidad Nacional de Córdoba, para comenzar a esbozar un polo tecnológico en Río Tercero y para la región, basado en la economía del conocimiento.

La era digital, los consecuentes avances en la tecnología, y la gran red de conectividad que tiene la ciudad lo hacen posible y muy necesario.

El convenio fue rubricado por el intendente, la directora de Educación Carolina Goñi, el pro-rector de Desarrollo Territorial la Universidad Nacional de Córdoba, Juan Marcelo Conrero y el director de Desarrollo Regional del Campus Norte de la UNC, Gustavo Mathieu. El acto se desarrolló en las instalaciones del Museo Gandolfo, en la antigua estación ferroviaria.

“Hay una obsesión que tenemos respecto de transformar la ciudad de Río Tercero en un punto de referencia para la educación. Pero fundamentalmente apuntada a lo que entendemos el mundo nos traerá hacia el futuro inmediato, que son las nuevas tecnologías, como la Inteligencia Artificial. Y las nuevas herramientas que se van a comenzar a utilizar en el mundo del trabajo, la producción, ya sea para nuevos empleos o nuevas dinámicas sociales, con mejor y mayor productividad. E incluso generando nuevas industrias que por ahí no imaginamos”, arrancó expresando Ferrer en la conferencia de prensa.

“Siempre hemos dicho que el desafío de la educación, para nosotros, es tener cerebros preparados para que lo va a venir. Tenemos que tener cerebros dúctiles, capaces de adaptarse a las nuevas realidades.  Es preparar a nuestros chicos para el mundo que viene, que es el mundo del conocimiento y particularmente la rama de la tecnología, de la inteligencia artificial, va a tener un impacto en la economía de los pueblos, de las ciudades y en el desarrollo de los países”, dijo a continuación.  

MARCOS FERRER. “Es un nuevo paso hacia donde queremos ir: en este caso potenciar nuestros sectores productivos, los desarrollos industriales, nuestros jóvenes y capacidades, para integrar y formar parte del mundo que viene”.

“Si nosotros estamos a la vanguardia vamos a ser más competitivos y logrando sociedades mejores”, añadió.
El primer paso del convenio, que más adelante lo explica Goñi, es trabajar con emprendedores e innovadores que ya se desempeñan en Río Tercero en el sector privado, utilizando y creando tecnología para empresa de otros países, con la posibilidad de adaptarla a la educación, la producción y los servicios. En ese segmento se ubica, por ejemplo, la tecnología robótica, la IA, el desarrollo de software y App móviles, la creación de contenidos digitales audiovisuales para redes y plataformas, el e-commerce, entre otros, como nicho propicio de futuras startups. 

“En un país que lamentablemente muestras números delicados en cuanto a la cantidad de pobres, hoy por encima del 50%, el desafío es buscar herramientas que a su vez provienen de la educación pública y del Estado para brindar mayores oportunidades a nuestros niños y jóvenes. Tratando de articular y trabajar juntos con una de las universidades más prestigiosas de la Argentina como es la UNC, con toda la modalidad, especialmente el Campus Norte”, señaló Ferrer.

“Hay una economía en auge, y Río Tercero tiene un potencial enorme” 

Campus norte

El moderno edificio del Campus Norte de la UNC, un nuevo polo tecnológico educativo de extensión


Precisamente, el Campus Norte de la UNC “es un espacio de experimentación e innovación educativa dependiente del Prorrectorado de Desarrollo Territorial de la Universidad Nacional de Córdoba. Su principal objetivo es aportar al desarrollo socioproductivo de la región, mediante propuestas de formación innovadoras e interdisciplinarias y el fomento de la articulación intersectorial, centrando  sus esfuerzos en generar capacitaciones para nuevos oficios y empleos”, según indica la descripción oficial de esta área de la Casa de Trejo. Fue inaugurado en julio de 2022 y su edificio está ubicado en Estación Juárez Celman, a 20 kilómetros de la ciudad de Córdoba.

Ferrer profundizó sobre su idea y la resumió en “un nuevo paso hacia dónde queremos ir: en este caso potenciar nuestros sectores productivos, los desarrollos industriales, nuestros jóvenes y capacidades, para integrar y formar parte del mundo que viene”.

El mundo tecnológico implica “una economía que está en ebullición y que muchas veces se hace dentro de casa, en lugares muy simples, pero que producen grandes cosas”, según indicó Carolina Goñi, directora de Educación municipal. 

CAROLINA GOÑI. 
“La del conocimiento es una economía que no muchos conocemos, pero tiene un potencial de desarrollo inmenso. Y no tiene límites ni barreras territoriales. Está en auge y Río Tercero tiene mucho potencial para desarrollarla”. 

De Río Tercero al mundo
“Tenemos empresas que se dedican y exportan sus productos al mundo y al país”, utilizando el teletrabajo, el home office. 

“Hay una economía en auge y Río Tercero tiene un potencial muy grande. Es la proyección del futuro”, profundizó Goñi. Se trata de emprendedores que empiezan con una startups pequeña y luego van creciendo.

“Es una economía que no muchos conocemos -dice Goñi-, pero tiene un potencial de desarrollo inmenso. Y no tiene límites ni barreras territoriales”. 

La idea es armar un epicentro regional de desarrollo tecnológico. Toda la asistencia técnica y de capacitación vendrá de la mano de la Universidad Nacional de Córdoba.

Es una movida también para potenciar el perfil de la Universidad Nacional de Río Tercero, que será altamente tecnológico. Hay que recordar que las actividades de la universidad comenarán con el dictado de dos tecnicaturas, una de ellas de desarrollo de aplicaciones multiplataforma.

En ese marco, el prorector  Juan Marcelo Conrero, subrayó que “la economía del conocimiento es la economía que viene. Es la que va atravesarnos a las . Y quienes se pongan en marcha primero van a estar a tono con ese futuro, que es el presente en realidad”.

El académico resaltó que “donde haya educación habrá desarrollo y oportunidades. Estamos sumamente convencidos de eso. Como la universidad más antigua, estamos obligados a colaborar en todo ese proceso de construcción de la Universidad de Río Tercero. No solo con los jóvenes (los destinatarios). En la reconversión laboral, las habilidades van reconvirtiéndose. La tecnología va avanzando a pasos agigantados, y tenemos que ponernos a trabajar colaborativamente”, indicó.

Añadió que “el conocimiento es una responsabilidad social”, y planteó como desafío, “cómo abordamos esa reconversión laboral en el mundo del trabajo que se da de hecho, y las empresas necesitan para ser más eficientes. La eficiencia es parte del proceso que se viene. Y las herramientas están disponibles, pero si el capital humano no está preparado, empezamos con las dicotomías. Es lo que el mundo nuevo nos demanda”.
En ese sentido, dijo que “crear este epicentro en Río Tercero, como clúster (es la idea). Y hacerlo de manera colaborativa, participativa, con las industrias, con los comercios, con ese arco socio productivo que tiene esta zona, pensando en lo económico, social y ambiental, para que vayan de la mano.Vamos a estar diagramando una serie de acciones, talleres y nuevas metodologías, para poder interactuar”, concluyó.

“Hoy hay gente que está trabajando desde Río Tercero para Estados Unidos, para Europa, para el mundo”, aportó por su parte Gustavo Mathieu, director de Desarrollo Regional del Campus Norte de la UNC .

“La Inteligencia Artificial, ha desdibujado la forma de educar, de aprender, de hacer. No tengo dudas que este mojón que se pone hoy en Río Tercero va a ser un punto de convergencia. No hay necesidad de salir de Río Tercero para buscar opciones.  Sé que el desafío es grande”, expresó. 

Boletín de noticias