Juicio a policía: esta semana se conocerá la sentencia por la muerte de un joven en una persecución

Policiales 20 de mayo de 2024 Por Tribuna
El hecho ocurrió en 2012. El policía perseguía a un supuesto ladrón que cayó abatido en un intercambio de disparos.
TRIBUNALES

Un policía que perseguía a un supuesto ladrón que huía aparentemente armado, y lo mató de un disparo con su arma reglamentaria, comenzó a ser juzgado esta semana en la Cámara de Crimen de Río Tercero.

El suceso ocurrió en 2012 en una zona descampada de barrio Monte Grande.
En ese lugar cayó abatido Lucas Funes que en ese momento tenía 23 años.

El juzgado es el policía Luciano Carnero, integrante de la fuerza en la Unidad Departamental Tercero Arriba. La imputación es homicidio simple con exceso en el ejercicio de sus funciones. 

Carnero había sido sobreseído pero tras una apelación, la Cámara del Crimen de Villa María revocó ese fallo y ordenó que se prosiguiera con la investigación.

Fue así que la fiscal de Instrucción Paula Bruera incorporó nuevos elementos a la causa y la elevó a juicio.
El 14 de diciembre de 2012 por la mañana, el policía Carnero perseguía a Funes que supuestamente había intentado robar en un comercio de la avenida Savio.

Según la versión policial, en esa persecución hubo un intercambio de disparos y Funes terminó muerto con una bala en la nuca. El policía se habría defendido de la agresión. 

Para la familia del fallecido se trata de un caso de gatillo fácil, para el policía un acto de legítima defensa y uso de sus atribuciones como autoridad policial.   

El debate oral empezó con la lectura de la acusación y el testimonio de varios policías que confirmaron la versión del imputado: que dio la voz de alto al sujeto en varias oportunidades.

En la persecución, Carnero disparó varias veces con una escopeta y balas de goma, mientras el presunto ladrón le tiraba con su arma, según surge de las declaraciones. Finalmente, Carnero disparó en dos oportunidades con su pistola reglamentaria 9 milímetros. Una de las balas dio en la cabeza del sujeto que escapaba.

En la audiencia de ayer expusieron como testigos los forenses encargados de la autopsia, peritos balísticos e integrantes de la Policía Judicial que realizó la reconstrucción virtual del hecho, con la exhibición del video en la sala de audiencias.

Las conclusiones son importantes para determinar en qué lugar se encontraba el policía al momento del disparo fatal, trayectoria del proyectil, distancia, ángulo de impacto, entre otras características. De todos modos, de la investigación surge que Carnero habría disparado a unos 30 metros de distancia de Funes en la persecución, conclusión a la que se habría arribado por el lunes donde fueron localizadas las vainas servidas del arma del policía.

Por otra parte, en la jornada de ayer declaró un funcionario policial, cuyo testimonio había quedado pendiente. Y lunes seguirá la recepción de otros testigos incorporados.

Se prevé que los alegatos de las partes, fiscalía, querellante y defensa, se produzcan el miércoles 22 para luego conocer la sentencia. 

El Tribunal está integrado por los camaristas Guarania Barbero, Marcelo Ramognino, y José Argüello.

Boletín de noticias