Radio T

Luis Amaya siempre regresa, más vigente que nunca

Columna de Maxi Carranza.

Artes y Espectaculos 23/12/2023 Tribuna Tribuna
Luis-Fernando-Amaya-ícono-cordobés-773x458

El guitarrista Luis Fernando Amaya (1939-1968) continúa vigente en las nuevas generaciones de músicos a lo largo y ancho del país. El virtuoso instrumentista nacido en Las Varillas (Córdoba) y desde pequeño radicado con su familia en Río Tercero, continúa dando cátedra desde los pocos LP (Long Play) que grabó en su corta vida. Discos invaluables que plasmó con el grupo Tres para el Folklore, conformado -además de Amaya- por Prudencio “Chito” Zeballos y Carlos “Lalo” Homer. Un riojano de Chilecito y un cordobés de barrio San Vicente (capital provincial), respectivamente. Un tridente guitarrístico que cautivaba en todos los escenarios y recibía críticas permanentes por lo innovador de su propuesta. Este informe pretende recopilar testimonios actuales sobre el legado del artista riotercerense, que se sigue agigantando con el paso del tiempo.

EL STEVE VAI DEL FOLKLORE

Juan Lorenzo es guitarrista del grupo Bombay Bs. As. (ex 34 Puñaladas),compositor, artista plástico y docente de la cátedra Guitarra tango de la Escuela de Música Popular de Avellaneda (EMPA). Al hablar de sus guitarristas preferidos, no dudó en recordar a Luis Amaya, en una entrevista reciente realizada por este periodista: “yo todavía no había nacido cuando Luis Amaya falleció, pero me habló mucho de él ´Colacho´ Brizuela, otro gran músico de quien tuve la suerte de ser amigo hasta último momento. También lo recordaba siempre Hilda Herrera, que los vio tocar con Tres para el Folklore. A mis alumnos de la EMPA los mando a escuchar a Luis Amaya, ya que tocaba tanto tango como folklore. Vuelven sorprendidos y con todo tipo de preguntas porque es imposible tocar de esa manera. Era extraordinario, el Steve Vai de la guitarra. Tanto Luis como ´Lalo´ Homer -y su familia- dejaron un legado enorme que no está tan presente y el cual se puede perder”, comentó el guitarrista a TRIBUNA. Juan Lorenzo presentó este año su segundo disco solista titulado Alto Ruido, editado a través del sello Acqua Records, con base en Buenos Aires.

REFERENTE DE TODOS LOS GUITARRISTAS

 Lucas Ferrara es otro de los guitarristas de Bombay Bs As, quien también en este año publicó un disco solista llamado Ruido gaucho. La gacetilla de prensa del artista destaca en su trayectoria haber tocado con Colacho Brizuela (1949-2020), uno de los guitarristas más importantes del país. El reconocido músico de origen riojano acompañó a figuras del folklore y el tango, en una lista interminable de álbumes. Basta mencionar que, solo con Mercedes Sosa, grabó 27 trabajos discográficos. Entre ellos, el emblemático Mercedes Sosa interpreta a Atahualpa Yupanqui (Philips Records) en 1977. Además, Colacho Brizuela era vecino de Ferrara en un barrio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: “en esa época yo vivía con otro guitarrista así que Colacho se venía a tocar con nosotros casi todos los días, lo que fue un entrenamiento y aprendizaje constante. También tenía esa cosa paternalista, porque hasta se ponía a cocinar para nosotros, que éramos muy chicos, apenas superábamos los 20 años. Él nos hablaba de Luis Amaya, otro maestro y referente para todos los guitarristas. Los Tres para el Folklore renovaron el género y tenían una técnica única para tocar con la púa”, recordó Lucas Ferrara a TRIBUNA hace algunos meses.

BALUARTE DE LA GUITARRA

El Dúo Bote está conformado por la cantante y actriz misionera Flor Bobadilla Oliva, en comunión artística con el músico y guitarrista Abel Tesoriere, de Formosa. En escena, ambos suman las energías de sus tierras para presentar obras poético-musicales de su región litoraleña, sin dejar de lado los sonidos latinoamericanos. El tándem editó, en la presente temporada, el disco Aromas del Tiempo. El material posee 13 composiciones y evoca aquellos éxitos de la música litoraleña de los años 60 y 70. En contacto con este cronista, Abel Tesoriere también brindó su opinión sobre Luis Amaya, un hijo pródigo dela ciudad: “es una leyenda a pesar de que falleció muy joven. Es uno de los baluartes de la guitarra. También soy admirador de Agustín Gómez (Los Andariegos), que siempre nombraba a Luis Amaya”, expresó el integrante del Dúo Bote. Con solo 29 años, el riotercerense dejó registros incunables, que siguen calando hondo en los instrumentistas jóvenes, particularmente lo que tocan y son estudiosos de la guitarra.

SIEMPRE EN EL RECUERDO

El cementerio de Río Tercero se llama Nuestra Señora del Carmen y ha sido declarado patrimonio histórico, arquitectónico y cultural de la ciudad. Desde 2015, la arqueóloga Gisele Ragout viene realizando –de manera gratuita- visitadas guiadas a la necrópolis. Los recorridos suelen durar una hora y media, en donde se repasa la historia del cementerio y se evoca al constructor Pietro Sacchetti, autor de las principales esculturas del lugar. En este 2023, se sumó al recorrido el panteón de Luis Amaya, como una forma de reivindicar la figura del músico local. La licenciada Ragout comentó acerca de esta decisión: “Oscar Peralta, un fanático de Amaya, me dijo que lo buscara para saber dónde estaba y dimos con su sitio de descanso. Una forma de hacerle un homenaje es incluyéndolo en las visitas. También tenemos pensado hacer un recorrido por los artistas que están en el cementerio, armar un circuito e informarnos sobre la trayectoria de cada uno. Cuando llegamos al sitio donde está Luis Amaya, suelen preguntarme sobre su vida y siempre hay alguno que lo conoció”, comentó la arqueóloga sobre el recuerdo del talentoso guitarrero.

EXPLOSIÓN DE MÚSICA

Por su parte, el mencionado Colacho Brizuela lo recordó de esta manera en una entrevista brindada al diario El Independiente (La Rioja): “históricamente, en la década del 60 la guitarra asume un rol protagónico en la escena instrumental. En esa época se produce un gran cambio. Hasta allí, quienes imponían el estilo eran Roberto Grela, Adolfo Berón, Martín Torres, Guillermo Neira, Alfonso Zabala, Tito Francia y muchos seguidores. Por aquella época, aparece un trío en Córdoba que se llamaba Tres para el Folklore y fue revelación del segundo Festival de Cosquín. Estaba integrado por Luis Amaya, Chito Zeballos y Lalo Homer. Ellos impusieron una nueva forma de tocar la guitarra. Yo vengo de esa generación, soy seguidor de ese estilo que se caracterizaba por tocar más rápido, con armonías distintas, fue una explosión de música a través de la guitarra”, supo expresar el maestro riojano.

Luis_Amaya_-_ca_1965

SIEMPRE PRESENTE

En Río Tercero, el anfiteatro municipal -una de las principales salas de la ciudad- se denomina Luis Amaya y también una calle céntrica lleva su nombre. Además de los discos que hizo con Tres para el Folklore, el guitarrista grabó con Marián Farías Gómez, Chito Zeballos, Los Trovadores de San Javier (grupo de Villa Dolores), Hernán Figueroa Reyes y Tutú Campos (integrante de Los Cantores del Alba), entre otros.Al poco tiempo de fallecer, el músico correntino Moncho Miérez le compuso el tema “Zamba por Luis” y una vecina riotercerense -la Gringa Zucarini- le dedicó un poema titulado “A Luis Fernando Amaya”. Apenas algunos de los homenajes que inspiró este gran artista local, que por la calidad de su obra sigue más presente que nunca con los sonidos de su guitarra.

 

Te puede interesar
Lo más visto