¿A cuánto se irá la tarifa de taxis y remises?

Regionales 26 de julio de 2022 Por Tribuna
Almafuerte. Concejales y choferes buscan consensuar una nueva metodología de actualización. Si siguieran aplicando la fórmula vigente se tornaría impagable para muchos usuarios, aseguran.
REGIONALES - Audiencia
Ya se llevó a cabo la audiencia pública en el Concejo Deliberante.

Almafuerte no para de crecer tanto desde el punto de vista demográfico como turístico y en ese marco, los taxis y remises representan un sector clave, dado que son el único transporte público disponible.

Vale agregar que se trata de un servicio bastante usado, sobre todo en los barrios, teniendo en cuenta la concentración en la zona céntrica, de locales comerciales, instituciones públicas y educativas.

Desde 2016, la manera de actualizar sus tarifas parecía ser un tema solucionado mediante la aplicación de una fórmula polinómica que se basaba en el precio del GNC, cambio de aceite y neumáticos.

Pero la inestabilidad reinante en la economía nacional ha tornado inaplicable ese método, especialmente con el incremento de precio sufrido por el último de los insumos mencionados.

Como venía ocurriendo, de acuerdo a la ordenanza aprobada hace seis años, utilizar este servicio ya debería tener un nuevo costo, luego de la actualización semestral realizada en diciembre.

No obstante, si volviera a aplicarse la mencionada fórmula, un  viaje dentro de la ciudad no bajaría de los 600 pesos, explicó el presidente del Concejo Deliberante, Daniel Romero.

Ante la situación actual, los ediles se ven obligados a oficiar como mediadores, entre la necesidad de los trabajadores y la posibilidad económica de los vecinos.

Según anticipó la máxima autoridad legislativa, todo indica que se deberá buscar una nueva metodología para establecer tarifas de aquí en más, algo que ya se viene debatiendo con referentes del sector, desde antes de la audiencia pública de esta semana.

Si avanza lo esbozado en borradores, la bajada de bandera pasaría de los 261 pesos actuales a 350, aumentando en 20 pesos cada 100 metros. Si bien estos importes están por debajo de lo que indicaría la polinómica, prácticamente doblan el valor que tiene el servicio en Río Tercero.

Lo que sí está prácticamente definido, es que la actualización ya no se hará cada seis meses y lo más probable es que pase a ser bimestral para atenuar el impacto entre los usuarios.

Más allá de la compleja situación, Romero valoró el diálogo y la búsqueda conjunta de soluciones tanto con los trabajadores del volante como el resto de los bloques.

La nueva ordenanza tarifaria fue tratada en la reunión de comisión de este lunes y seguramente resultará aprobada en la segunda lectura, prevista para el jueves 28 de julio.

Otra materia pendiente
Al margen de esta cuestión, Romero apuntó que también está pendiente la aplicación de una ordenanza aprobada en 2013 que establecía un plazo de 180 días para la instalación de relojes medidores en los vehículos, pero nunca se hizo efectiva.

Dicha normativa también establecía algunos parámetros relacionados con el estado de las unidades, que por quejas de algunos usuarios no se estarían cumpliendo en todas.

En buena medida, avanzar en estas materias pendientes demanda una decisión política del Ejecutivo, dado que el órgano de control es el CIM (Cuerpo de Inspectoría Municipal).

Boletín de noticias