Miqueas Érmoli: tras seis años del hecho piden que la causa sea elevada a juicio

Locales 02 de abril de 2022 Por Tribuna
El joven de 20 años murió el 31 de marzo de 2016 tras ser elevado por cables que habían sido arrastrados ante el paso de un ómnibus y de un camión.
multimedia.normal.b70b9bb630dfdf1c.45726d6f6c695f6e6f726d616c2e6a7067

Dilaciones en el proceso judicial llevaron a que después de seis años la muerte de Miqueas Érmoli no tenga aún responsables. El joven de 20 años murió el 31 de marzo de 2016 tras ser elevado por cables que habían sido arrastrados ante el paso de un ómnibus y de un camión.

Al cumplirse un nuevo aniversario de su muerte, los padres del joven renovaron el reclamo de justicia. Sergio Érmoli y Diana Bigolin, señalaron que “necesitan” dar un cierre a la muerte de su hijo: “Hemos podido realizar nuestro duelo espiritual, pero la Justicia tiene que resolver la muerte de nuestro hijo. No solo lo pedimos por nosotros sino también por los imputados quienes no pueden seguir viviendo con la incertidumbre que implica este proceso judicial”, señaló Érmoli.

En la causa que investiga la muerte del joven están imputados Manuel Irusta (responsable del área de mantenimiento de la empresa Telecom en Río Cuarto), Cristian Biondi y Joel Felice, quienes eran los conductores de un colectivo de la larga distancia y un camión de carga.

En 2019 y luego de tres años de investigación, el fiscal Alejandro Carballo elevó la causa a juicio. Esa decisión tuvo una oposición por parte de la defensa de uno de los imputados. Luego vendrían otras etapas en las que la causa llegó a la Cámara de Villa María desde donde se concluyó que debía continuar investigándose y realizar diligencias que permitieran acreditar la responsabilidad en el hecho del empleado de Telecom.

Desde entonces la causa ha tenido poco movimiento, “se ha producido una dilación indebida en el proceso penal”, reclamó el abogado Manuel Prieto, quien representa a los padres del joven Miqueas.

Prieto señaló que recientemente han realizado presentaciones requiriendo que finalmente la causa sea elevada a juicio.

La mañana del 31 de marzo de 2016, alrededor de las 10.30, un ómnibus de larga distancia de la empresa Chevallier, de dos pisos, volteó y arrastró cables de Telecom en una esquina y, en la otra, un camión los tensó justo cuando Miqueas los pisó. Esa fuerza lo levantó y lo arrojó de manera brusca, a unos cinco metros, en la vereda contraria. A raíz del violento impacto sobre una reja, el joven murió casi en el acto. Otros vecinos también resultaron con lesiones leves. En otro extremo de la cuadra, los cables alcanzaron a una mujer y, más lejos, a otro joven. El hecho ocurrió alrededor de la plaza ubicada en Troilo y Belisario Roldán, cerca de la terminal de ómnibus de Río Tercero.

Boletín de noticias