Madura una ayuda que los clubes esperan hace años

Locales 14 de marzo de 2022 Por Tribuna
Preparan el ingreso al Concejo Deliberante de un proyecto que permitiría aportar recursos económicos para que las instituciones deportivas inviertan en infraestructura.
clubes

Después de varios años desde su génesis, una iniciativa que pretende aportar auxilio económico concreto para los clubes de la ciudad, está más cerca que nunca de concretarse.

En breve, el proyecto para oficializar el denominada Fondo de Financiamiento Deportivo pasará por el Concejo Deliberante para su aprobación.

Por este motivo, el intendente Marcos Ferrer ya se reunió con dirigentes, quienes se encuentran analizando el “bosquejo” para pulir esta idea, que naturalmente, han recibido con gran expectativa.

Uno de los principales impulsores es el actual concejal del oficialismo y exdirector de Deportes del Municipio, Javier Lunari, quien aclaró ante todo que estos recursos deberán utilizarse exclusivamente para infraestructura de los clubes y no la incorporación de jugadores, como suele ocurrir con otro tipo de ingresos.

El funcionario explicó que cada institución deberá presentar un proyecto previo para definir el destino de los fondos y que si bien podría ser alterado después, siempre debe aplicarse sobre cuestiones edilicias.

Por lo expresado en las primeras reuniones, el alto costo de la electricidad es una de las preocupaciones más comunes entre los clubes, por lo que la instalación de iluminación led sería un factor predominante ante la llegada de dinero.

Lunari recordó que esta iniciativa es anterior a la proclamación de Río Tercero como Capital Nacional del Deportista pero entiende que no prosperó antes porque siempre fue planteado como una “sobretasa”.

El fondo se alimentaría de dinero procedente del estacionamiento medido y las multas que cobre el 
Municipio.

En este caso, el Fondo estaría compuesto de un 30 por ciento de lo que se recaude por el estacionamiento medido, en cuanto se restablezca su cobro, y un 40 por ciento de lo que ingrese al Municipio en conceptos de multas de todo tipo, desde tránsito, u obras públicas, hasta alguna infracción cometida por una industria química, por citar ejemplos.

El edil estima que se podrían recaudar no menos de 10 millones de pesos al año y el reparto de dinero se realizaría cada tres meses. En principio, son ocho los clubes beneficiados: 9 de Julio, Atlético Río Tercero, Deportivo Casino, Vecinos Unidos, Independiente, Central Argentino, Auto Moto Club y Río Tercero Rugby Club. Lunari advirtió que se analizarán otras vías de asistencia para instituciones más pequeñas o que no encuadran bajo el formato de clubes pero están ligadas a alguna práctica deportiva.

Según estos mismos cálculos preliminares, el aporte promedio para las instituciones rondaría el millón de pesos al año.

El proyecto contempla que cada año, la Secretaría de Deportes, a cargo de Rocío Comba, pueda actualizar la lista de los clubes beneficiados, dado que podrían surgir nuevos o caer en alguna situación irregular, otros.

También se piensa destinar recursos de este Fondo a la organización de eventos que no necesariamente son organizados por un club, como ocurre con las pruebas de motocross o ciclismo a nivel provincial y nacional, que alberga la ciudad.

Otro detalle importante será la distribución del dinero, ya que un 50 por ciento será por partes iguales y el otro 50 responderá a una fórmula polinómica definida en función del número de socios, la cantidad de disciplinas y la superficie que abarquen.

Lunari se muestra confiado en que esta vez pueda prosperar la creación de un fondo que pronto será puesto a consideración del cuerpo de ediles y si bien cree que hay poco margen para objetar, espera que su aprobación llegue acompañada del consenso de los diferentes bloques para transformarse en un política de Estado, que trascienda la actual gestión.

Entusiasmo entre los dirigentes

Presidentes de los clubes valoran la previsibilidad que daría esta iniciativa, porque aseguran que las cuotas sociales y aportes privados no alcanzan para mejorar la infraestructura.

Los principales dirigentes de los clubes que podrán verse beneficiados con el nuevo fondo de financiamiento, se encuentran analizando el “borrador” del proyecto.

De todos modos, a priori no encuentran mayores modificaciones ni muchos menos, objeciones, para aportarle a lo ya redactado.

Nora Gerbaldo, presidente de Sportivo 9 de Julio expresó que si bien la Municipalidad ya viene colaborando con los clubes, la previsibilidad de estos aportes favorecerá notablemente a la planificación.

También se mostró totalmente de acuerdo con la estricta finalidad de estos recursos que deben aplicarse en infraestructura, teniendo en cuenta que suelen ser edificios de varios años, y no para financiar campañas deportivas. También aclaró que gran parte de lo que ingresa por la cuota social, se destina a los profesores.

Por su experiencia profesional, Gerbaldo tiene un rol activo en la confección de este proyecto de ordenanza, que si bien le fue ofrecido para su análisis junto a la comisión directiva, no le ve aspectos sustanciales a mejorar.

Aunque está al frente del club de mayor dimensión en la ciudad, valoró especialmente que la mitad del fondo se reparta equitativamente evitando ampliar la brecha entre los denominados “grandes” y “chicos”.

En cuanto a las necesidades particulares de la institución que preside, cree que las instalaciones eléctricas sobre todo en cuanto a iluminación y tableros, concentrarán la aplicación de estos recursos, como así también la reparación de los techos, teniendo en cuenta la importante superficie cubierta.

Gerbaldo calificó como una grata sorpresa a la decisión política de reflotar este fondo, espera que su implementación se apruebe por unanimidad porque no significan una carga extra para nadie y cree que no debería haber oposición porque los clubes funcionan por fuera de los espacios partidarios.

“Está bueno que la Municipalidad se haga cargo de la declaración como Capital Nacional del Deportista y ayude a los clubes”, manifestó Pablo Vílchez, la máxima autoridad del Deportivo Casino.

El dirigente cree que el monto cercano al millón de pesos que podrían recibir, representa un monto significativo para cualquier club, pero al mismo tiempo, considera importante, “mostrar muy bien a la sociedad en que se aplica, para que siga creyendo”.

También valoró especialmente que el origen del Fondo no implique la creación de una sobretasa porque entiende que eso podría generar algún rechazo social, dado que no todos los ciudadanos tienen las mismas prioridades. También cree que de esa manera, no interferiría en la búsqueda de aportes privados.

El dirigente señaló que la llegada de estos fondos permitiría continuar con la recuperación del techo en el viejo cine, al que pretenden transformar en un nuevo espacio cultural y hasta deportivo para ciertas ocasiones. 

Mejorar baños en la cancha de fútbol, hacer vestuarios para el estadio cubierto y recuperar la cancha de bochas tras una década de abandono, son otros proyectos que podrán cristalizarse con la incorporación de este dinero al presupuesto.

Mauro Cravero, presidente del Auto Moto Club, destacó la creación de un “apoyo económico para que los clubes ya no tengan que andar pidiendo, haya mayor tranquilidad y organización para todos”.

La institución que concentra los deportes motores en la ciudad tiene a su cargo la organización de numerosos eventos que requieren de una infraestructura acorde, tal es el caso del Campeonato del Centro, el Campeonato de Regularidad para autos antiguos, el rally provincial y regional.

El dirigente adelantó la intención de poner en condiciones la pista de karting para recibir algunas pruebas de esa especialidad, mientras se continúa renovando la iluminación del circuito.

También está en marcha la renovación de la sede del club, ubicada sobre calle Independencia, donde se destacará la creación de un bar temático a inaugurarse en abril.

Con varios años de experiencia en la dirigencia deportiva, Claudio Fonsfría, principal dirigente del Club Atlético Río Tercero, considera que este proyecto mejoró sustancialmente con respecto al presentado anteriormente y ya no debería enfrentar objeciones de la oposición política.

“Los clubes están necesitando recursos para sostenerse y proyectar un futuro porque con la cuota social no alcanza; los aportes externos suelen ser para incorporar jugadores porque provienen de gente a la que le interesa específicamente, tener un equipo competitivo”, explicó.

Fonsfría apuntó a los altos costos de la energía como uno de las principales dilemas a resolver, por lo cual, se encuentran trabajando en el reemplazo de luminarias led para achicar consumos. Claro que eso demanda de una importante inversión que podría ser afrontada con este nuevo fondo, dado que cada reflector cuesta alrededor de 70 mil pesos y son más de 30 los que requiere el predio.

Boletín de noticias