Adultos mayores recuperan un espacio de contención

Regionales 09 de septiembre de 2021 Por Tribuna
Almafuerte. El Hogar de Día Municipal reabrió sus puertas luego de varios meses sin funcionar por la pandemia, con objetivos que irán más allá de un plato de comida y aumento gradual de ingresantes.
REGIONALES - Hogar

Ante el avance de la vacunación, la pandemia va dando tregua y con ella asoma gradualmente una nueva normalidad que permite recuperar algunas cosas perdidas durante este año y medio.

En este contexto, volvió a abrir sus puertas el Hogar de Día Municipal “Adolfo Kopp”, uno de los espacios que mayor contención ofrece a los adultos mayores de Almafuerte.

Esta claro que esta franja etaria ha sido una de las que más padeció las restricciones sanitarias y es por eso es que se trata de una noticia muy esperada tanto por los abuelos como quienes allí trabajan con una gran vocación
de servicio como combustible.

Disponible para mayores de 60 años que enfrenten alguna situación de vulnerabilidad, el Hogar funciona de lunes a viernes de 8 a 13 y en esta reapertura pretende ofrecer algo más que un almuerzo a quienes lo necesitan,
plantea Nestor “Fredy” Fernández, asesor del área de Desarrollo Humano del Municipio.ç

“Veía que nuestros mayores estaban tristes, los encerramos sin explicarles más que el miedo, por eso ahora buscamos que ocupen su tiempo con actividades cognitivas y recreativas, recuperando la interacción entre ellos”,
resume este almafuertense de dilatada experiencia en instituciones de la ciudad que también se desempeña como peluquero desde hace más de tres décadas.

Jugar a las cartas, al bingo, mirar televisión, son los pasatiempos más frecuentes pero también se promueven talleres de expresiones artísticas como pintura o trabajos con madera, otros para estimular la memoria o abordar cuestiones emocionales, tan afectadas en estos tiempos.

También se aguarda que los propios concurrentes propongan actividades. A su vez, el lugar también cuenta con computadoras y personal disponible para ayudar a los abuelos en la realización de trámites virtuales, como el Ciudadano Digital (CiDi), turnos médicos, de ANSES, etc.

Por el momento y respetando un formato de burbujas, acuden 13 personas, menos de la mitad de los que lo hacían antes de la pandemia pero cada semana se van sumando de a dos y si la situación epidemiológica lo permite, esperan llegar a unos 25 a fines de octubre, plantea Fredy.

Para ingresar es necesario poseer las dos dosis contra el Covid-19 y luego atravesar una entrevista con una asistente social. Pueden asistir con un acompañante aunque el almuerzo solo se brindará al adulto mayor.

“Observamos una necesidad bastante amplia de sociabilidad, particularmente los días domingos”, agrega Fredy y atento a eso, comentó que se evalúa un plan piloto de organizar actividades para ese día en el Hogar, al menos, una vez al mes.

Salvo un matrimonio, el resto de los asistentes son personas solas, lo que puede dar una muestra de la importancia que adquiere este espacio para ellos. Vale recordar que mientras estuvo cerrado, la asistencia debió
limitarse a la entrega de módulos alimentarios.

Junto a Fredy, en el Hogar se desempeñan una cocinera y su ayudante, una docente y una asistente social. A cargo del área se encuentra Raúl Villada.

También están bajo el radar de Desarrollo Humano, otras cuatro dependencias como la Residencia para adultos mayores, el Taller Esperanza al que concurren personas con discapacidad, la Sala Cuna y la Guardería Municipal.

Boletín de noticias