Diagraman la expansión del gas natural

Regionales 14 de julio de 2021 Por Tribuna
Corralito. Con gran parte del sector más poblado cubierto, la red interna se proyecta ahora hacia el oeste de la localidad.
REGIONALES - Gas

Junto a la ruta el gas natural es otra de las obras históricas para Corralito”, manifestó el intendente José Ignacio Scotto en una aseveración que propios y extraños podrían asentir.

En este marco, el joven dirigente se muestra entusiasmado por el avance de esta infraestructura que llegó para mejorar la calidad de vida de los corralitenses.

Según precisó, está concluida la segunda etapa que alcanzó unos 6300 metros de red y aunque aún resta realizar algunas pruebas de hermeticidad en las cañerías, ya se está diseñando la tercera.

Scotto estimó que con lo avanzado hasta ahora se cubrió un 85 por ciento de la zona este el pueblo, donde se concentra la mayor densidad poblacional y principales instituciones.

Ahora el objetivo será avanzar hacia el oeste, es decir, a la izquierda de las vias del ferrocarril, viniendo desde Río Tercero, donde está previsto ejecutar alrededor de 3500 metros. Al menos eso es lo que propone el Municipio y después la empresa contratista evalúa su factibilidad, de acuerdo a lo explicado por el intendente.

En tanto, esta segunda etapa permitirá conectar unos 200 domicilios de los cuales, ya más de 180 cuentan con gabinete, el primer paso para montar la red domiciliaria.

“En un año y medio que tiene la obra somos una de las poblaciones de la zona con mayor porcentaje de conexiones, según me afirmaron desde Ecogas”, remarcó Scotto.

Como era de esperarse, la adhesión al servicio por parte de los vecinos fue gradual y el “efecto contagio” entre ellos resultó clave para que fueran descubriendo sus bondades. La llegada de las temperaturas bajas hizo el resto.

Si bien depende de las características de cada vivienda, acceder a las instalaciones necesarias para tener gas natural puede demandar una inversión que ronda los 150 mil pesos, aunque hay planes de financiamiento para afrontarla.

Si bien depende del consumo de cada familia, Scotto asegura que esta erogación debería amortizarse en no más de dos años, si se tiene en cuenta el alto costo del gas envasado. “Además de ser más barato, hay que valorar su comodidad porque es un servicio que no se corta, a quien no le pasó alguna vez que se te acaba el tubo cuando estás cocinando o tomando un baño”, expresó el jefe comunal.

Si de montos se habla, para el Municipio también ha representado una inversión importante que incluso superó el financiamiento de la Provincia por el desfasaje entre su otorgamiento y el arranque de los trabajos, “pero con el aporte de los vecinos hemos logrado llevarla adelante como ocurre con varias obras que están en marcha en distintos puntos de la localidad”, concluyó Scotto.

Boletín de noticias