En General Fotheringham miran al futuro, despegándose del pasado

Regionales 26 de octubre de 2020 Por Tribuna
En este contexto de pandemia, el jefe comunal remarca la necesidad de ordenar la administración para ir detrás de ambiciosos proyectos.
REGIONALES - Fother
Mario Moreno - El presidente comunal durante la acotada celebración por el 90 aniversario del pueblo.

Aunque sea una pequeña localidad, General Fotheringham no quedó exenta de la pandemia e incluso registró el primer fallecimiento en la región por esta enfermedad.

Sin embargo, desde la Comuna intentan mantener en marcha algunos proyectos y obras que la situación sanitaria podrá ralentizar pero no eliminar de la agenda local.

En este complejo escenario, Mario Moreno afronta su primer año de gobierno tras dos décadas de gestión justicialista.

Desde siempre, el nuevo presidente comunal ha buscado diferenciarse de su antecesor, Daniel Stobbia y en esa dirección se esperan algunas de sus próximas acciones.

Mario Moreno venció en las
elecciones del año pasado
al justicialista Daniel Stobbia, quien gobernó el pueblo durante dos décadas.

Como “legado” de lo que recibió ni bien asumió, debió enfrentar una situación de conflicto con seis empleadas de la Comuna, que habían sido incorporadas a planta permanente con ciertas irregularidades.

Ese fue el primer frente a resolver por Moreno en el ámbito judicial y con intervención gremial de por medio, pero asegura que ya se trata de “un caso cerrado”.

Según relató, las trabajadoras en cuestión ya quedaron desafectadas y no se presentaron nuevas pruebas ni testigos a su favor, durante el litigio.

El próximo paso, también ligado al pasado reciente del pueblo será la difusión pública de una auditoría contable sobre lo que dejó el gobierno de Stobbia.

Al comenzar su gestión, Moreno advirtió que la Comuna afrontaba una deuda de un millón y medio de pesos. Más allá de compromisos que se asumieron sobre todo con la cooperativa eléctrica local y otros proveedores, el presidente comunal cuestionó la cantidad de cheques librados y órdenes de pago sin facturas de respaldo.

Moreno advirtió que las mayores irregularidades se detectaron desde 2011 en adelante, ante la ausencia de una oposición que controlara. Por esta razón, anticipó que próximamente dará junto a sus asesores contables un
detalle pormenorizado, año por año.

Adicionalmente, remarcó que por estas causas, ya hay denuncias realizadas en Tribunales de Río Tercero, contra el exjefe comunal.

No obstante, el actual mandatario asegura que la situación financiera de la Comuna ya está equilibrada, con sueldos al día, dinero en plazo fijo, algunas inversiones en el corralón y nuevo vehículo para transportar los residuos, como muestras de ello.

Desde la Comuna promueven una detallada auditoría
que permita demostrar las
irregularidades administrativas del anterior gobierno.

En cuanto a lo realizado este año, Moreno destacó una serie de acciones afrontadas con recursos propios como la plantación con 200 nuevos árboles en el pueblo, el pintado de cordones y la renovación de la plaza donde
se colocaron nuevas luminarias.

De cara a lo que viene, la expectativa está puesta en recibir apoyo de la Nación para completar el 20 por ciento del cordón cuneta pendiente en el pueblo y algo de adoquinado.

También destacó el objetivo de traer el gas natural desde el gasoducto que pasa por Tancacha. “Lograrlo sería tocar el cielo con las manos”, expresó Moreno.

Por otra parte, señaló que hay contactos con el ENOHSA para completar la obra de cloacas, cuya red ya fue licitada durante la gestión anterior, “aunque no sabemos qué se hizo más allá de enterrar unos caños porque ni siquiera hay planos”, comentó.

Más allá de la importancia sanitaria que representa este servicio, el presidente comunal destacó lo que representaría para un frigorífico, al cual seguramente se le aseguró que iba a poder contar con el mismo
cuando se instaló allí. Mientras tanto, debe seguir apelando a una cisterna para eliminar sus efluentes, generando mal olor, con el agravante de encontrarse frente a la escuela.

Traer el gas natural, completar la obra de cloacas y recuperar el club, son algunos
de los principales objetivos
para la actual gestión.

Moreno también se plantea continuar con la recuperación del club que en seis años cumplirá un siglo de su fundación. Además de aportar materiales desde la Comuna, asegura que él mismo está colaborando con las
tareas ya iniciadas de refacción y el primer paso será abrir su sede para recuperar un nuevo espacio social en el pueblo. Actualmente se está trabajando en el revoque, arreglando techos, seguirán con el cambio de aberturas y para una etapa posterior quedará el amplio salón, para que continúe albergando las fiestas patronales.

Como parte de la recuperación de esta institución está pendiente llamar a asamblea para renovar autoridades, recordando que el último presidente, Daniel Delavalle, falleció a causa del Covid19. “En su memoria, queremos
tenerlo nuevamente abierto antes de fin de año”, comentó Moreno. Normalizar la situación institucional también significará recuperar la personería jurídica y el acceso a subsidios o programas de asistencia.

Por lo pronto y a pesar del contexto, Moreno elige disfrutar de su función. “Me voy acomodando día a día, de afuera parece más fácil y rápido pero la política tiene sus tiempos. Me encanta la gestión y sobre todo la transparencia porque estamos manejando dinero público de los vecinos”, enfatizó el presidente comunal de General Fotheringham.

Boletín de noticias