Reparación histórica: piden una universidad, reactivar la FMRT y el pago de indemnizaciones

Locales 12 de octubre de 2020 Por Tribuna
A 25 años de las explosiones en la Fábrica Militar, concejales reafirman el reclamo
LOCALES-CONCEJALES
Sesión remota del Concejo Deliberante (Archivo)

Faltan escasas semanas para que Río Tercero conmemore los 25 años de las explosiones en la Fábrica Militar. El atentado que provocó la muerte de siete vecinos, dejó más de 300 heridos y ocasionó daños inconmensurables en la estructura edilicia y urbana de la ciudad. Fue un golpe tremendo para la sociedad riotercerense, del que felizmente se recuperó, dando vuelta la página: al menos así lo expresa la mayoría.

Pero sin embargo quedaron muchas cuentas pendientes del Estado nacional para con la ciudad: una de ellas el pago -aún pendiente y sin certezas- de las indemnizaciones por daños morales y psicológicos que una ley ordenó saldar; y en segundo término la tan reclama reparación histórica: la Nación nunca se redimió de ese ataque, desde el punto de vista institucional y económico para toda la sociedad en su conjunto.

Ahora, en vísperas de un nuevo aniversario de la tragedia, el Concejo Deliberante en pleno, presidido por Gabriela Brouwer, vuelve a insistir en el reclamo: aprobó ayer por unanimidad una resolución, mediante la cual plantea varios puntos. El primero la creación de la Universidad Nacional de Río Tercero; el segundo una estrategia de recuperación de la Fábrica Militar, y en tercer lugar reclama el pago de las indemnizaciones. 

La petición, según el proyecto, va dirigida a diputados y senadores, al gobernador de Córdoba, legisladores provinciales e intendente municipal, para que todos juntos se comprometan en gestionar la reparación histórica. 

"El recuerdo de aquellos días, para quienes padecimos ese hecho brutal, continúa aún latente y en la mayoría de los casos sigue lastimando", señala el proyecto en sus fundamentos. 

La Justicia probó finalmente que las explosiones del 3 y 24 de noviembre de 1995, fueron ocasionadas en forma intencional para tratar de disimular el faltante de proyectiles de guerra que fueron comercializados al exterior, en el llamado contrabando de armas, uno de los hechos de corrupción más graves de los años '90. La planta local fue epicentro de esas maniobras ilícitas.

En ese sentido, la resolución del Concejo Deliberante señala que "la Justicia avanzó siempre sobre lo local, no sobre lo señalado, el contexto geopolítico de aquel momento. Los propios fiscales que solicitaron la elevación a juicio en 2011, planteaban, entre otros conceptos: 'Esta conclusión nos obliga a efectuar unas breves consideraciones acerca del contexto político imperante en la década del 90, puesto que no es posible abordar el objeto de la presente investigación sin contar con una referencia explicativa desde el punto de vista social, político y económico de ese pasado reciente (…)'. Los fiscales Carlos Gonella y Guillermo Lega, consideraron que aquella década, la del '90, se había caracterizado en la región por "la adhesión irrestricta de los gobiernos, salvo excepciones, a los lineamientos del Consenso de Washington".

El proyecto expresa además que "a 25 años de aquella calamidad, en la memoria de los vecinos queda grabado que fuimos víctimas de un complejo entramado internacional y es el Estado Nacional el responsable por lo sucedido, y aún está en deuda con esta comunidad".

Asimismo señala que "el Estado Nacional, debe contemplar los bienes afectados, con una reparación integral colectiva, ya que el atentado fue contra uno de los símbolos de la industria nacional, no solo agrediendo a la mejor parte de nuestra historia, sino que, con ello, se convirtió a una ciudad de la Argentina en una zona de guerra, paradójicamente, en épocas de paz". 

El proyecto fue aprobado por unanimidad, pero con reparos expuestos por el bloque de Hacemos por Córdoba respecto del párrafo que expresa el pedido de reactivación de la Fábrica Militar. La edil Romina Carezzano subrayó que esa reactivación ya comenzó con la nueva gestión del empresario José María López como director, incrementando la producción química, la metalmecánica y propiciando el comienzo del plan de reformulación de vagones de carga. 

En tanto, desde el Frente Todos recordaron que la empresa estatal ingresó en una etapa de decadencia durante la presidencia de Carlos Menem a partir del proyecto privatizador y desguace. 

Cabe recordar además que en la etapa que llegó con los primeros gobiernos kirchneristas se impulsaron inversiones millonarias en la nueva planta de vagones, que luego el gobierno macrista desarticuló por su inviabilidad y desarticulación, además de la severa expansión del déficit económico generado y la sobrepoblación de personal.  

La causa por las explosiones terminó con cuatro militares condenados por estrago doloso calificado, todos ellos funcionarios en su momento de Fabricaciones Militares, pero sin que la responsabilidad recayera, al menos por ahora, en el expresidente Carlos Menem, a cargo del Ejecutivo nacional durante el suceso. Menem fue condenado a penas de prisión por el contrabando de armas, pero luego resultó absuelto tras las apelaciones judiciales.

La reparación histórica: el mensaje de la presidenta del Concejo Gabriela Brouwer de Koning

"Estamos transitando un momento histórico. Inédito. Una enfermedad, un virus, ha transformado nuestra manera de vivir.

"El 3 de noviembre de 1995 también fue un momento histórico, inédito. Un atentado rompió nuestra vida cotidiana, y la trasformó, pero esa vez no fue producto de la naturaleza, sino que fue producto de un hecho intencional, una decisión planificada y ejecutada por el propio Estado, Estado que, en vez de proteger y cuidarnos, NOS ATACÓ Y ASESINÓ. 

"En 25 años muchas cosas cambiaron, casi todo, principalmente nosotros mismos, pero hay algo que sigue exactamente igual, perenne… es el recuerdo, el dolor, una herida abierta de generaciones que siguen esperando reparación, verdad histórica y justicia definitiva. 

"A pesar del contexto actual, del aislamiento y de la distancia física, el dolor hecho grito continua más vivo que nunca, es imposible que una nueva tragedia nos haga olvidar ese día, porque ese día quedará grabado por siempre en nuestra memoria colectiva. 

"Este Concejo Deliberante, tiene la responsabilidad de continuar con esta histórica lucha y hacer escuchar la voz de una comunidad entera pidiendo por una reparación integral y colectiva, basada en tres pilares: TRABAJO, defendiendo la recuperación de Fábrica Militar Río Tercero, EDUCACIÓN, teniendo una sede de la Universidad Nacional en nuestra ciudad y JUSTICIA, pidiendo por el pago de las indemnizaciones.

"En este sentido, como autoridad y representante de este cuerpo, asumo el compromiso de esparcir, propagar, desparramar este reclamo, y hacerlo llegar a cada estamento del estado, y a cada uno de los legisladores provinciales y nacionales, buscando el eco que durante tanto tiempo se le ha negado a la sociedad de Río Tercero.

"Porque se lo debemos a quienes se les quitó la posibilidad de seguir soñando, a quienes la vida no les permitió continuar con su lucha, nos lo debemos a nosotros mismos y a nuestras futuras generaciones.

"Tanto dolor, no puede haber sido en vano".

Boletín de noticias