Destacan la gran labor del Movimiento de Schoenstatt

Locales 31 de agosto de 2020 Por Tribuna
El Movimiento de Schoenstatt que trabaja en Río Tercero desde hace tres décadas, es uno de los más activos. La labor que lleva adelante será destacada en una publicación nacional. Las misioneras confeccionan prendas y luego las donan.
LOCALES Pochola

Intensa es la tarea que sigue llevando adelante en Río Tercero el Movimiento Apostólico de Schoenstatt, que cuenta con más de 100 misioneras. Esa labor ha sido destacada por las autoridades del Movimiento quienes reflejarán en una publicación de distribución nacional el trabajo que se realiza en esta ciudad. 

El grupo, integrado en su mayoría por mujeres adultas mayores continúa trabajando en la confección de prendas de vestir de abrigo para adultos y niños. Además, ya realizaron entregas al Municipio de batas y cofias que se destinaron al personal de salud.

A partir de la difusión del trabajo que llevan adelante las misioneras, muchas personas de manera anónima se sumaron para colaborar. Lo hicieron tejiendo prendas o confeccionándolas para que luego esas donaciones sean destinadas a quienes lo necesitan. También hay quienes aportan dinero, que se utiliza para comprar los materiales necesarias para confeccionar las prendas.

Las acciones del Movimiento no solo están orientadas a fabricar ropa, también distribuyen soja y recetas para que la gente pueda aprovechar y hacer comida.

La labor religiosa no queda fuera del ámbito de trabajo de las misioneras. Cuando sea posible se bendecirán dos ermitas, una ubicada en la zona rural de Tancacha y la otra en Las Gamas. En éste último sitio funciona una casa en la que se encuentran jóvenes recuperados de las adicciones. Allí hay una huerta y se crían animales.

A pesar los varios meses de aislamiento por la pandemia de coronavirus, las misioneras no tuvieron descanso y siguen trabajando. Durante los próximos días concretarán la quinta entrega de ropa.

“Emociona mucho la ayuda que recibimos de la gente y también hay mujeres que no son misioneras que colaboran tejiendo o aportando materiales para que podamos seguir trabajando”, detalló el equipo de trabajo que conforman las integrantes del Movimiento Apostólico de Schoenstatt.

El grupo lleva 31 años desarrollando su actividad en la ciudad. Además de la labor solidaria se ocupan de atender las cuatro ermitas construidas a la virgen que veneran, instaladas en barrios Sur, Intendente Ferrero, Castagnino y en el Paseo del Milagro.

Boletín de noticias