A pesar de la pandemia, Salvi pretende ejecutar 50 millones de pesos este año

Regionales 11 de julio de 2020 Por Tribuna
Mantenimiento. El intendente aseguró que la situación sanitaria no afectará las inversiones previstas en obras y equipamientos para la localidad.

Las obras que el intendente Fernando Salvi anunció para este año se completarán o al menos estarán en marcha cuando concluya este particular 2020.

 En marzo cuando presentó su gabinete, el jefe comunal anticipó lo que proyectaba para Villa Ascasubi, aunque el contexto pre-pandemia era bien distinto al actual.
 A pesar de todo y sin descuidar la cuestión sanitaria, Salvi ratificó que también hay espacios para la obra pública.

 “Este año ejecutaremos 50 millones de pesos entre infraestructura y equipamiento”, afirmó el intendente.
 De manera aleatoria comienza el repaso por el Monumento a la Memoria, Verdad y Justicia que se está concluyendo en la Plazoleta de los Inmigrantes.

 En el sector, están completando además una cuadra de adoquinado y cordón cuneta. Sobre esto, Salvi remarcó el alto costo que  tiene esta infraestructura, superior al millón y medio de pesos. 
 Será por eso que puso  en marcha un plan de bacheo y reparación de cordón cuneta para todo el pueblo.

 A su vez, esto promueve trabajo para albañiles, contribuyendo a lo que el intendente destaca como el “desempleo cero en Villa Ascasubi”.
 Transformar a esta población en un polo educativo es otro anhelo de la gestión actual.

 Eso se pretende lograr a través de convenios con universidades, que permitan a los jóvenes, estudiar a distancia sin tener que viajar a las grandes ciudades.
 Para dar respaldo a ese objetivo, es necesario contar una infraestructura acorde, como ocurre en el CIC donde se están construyendo dos aulas y dotando de equipamiento.

 La seguridad es otro aspecto que Salvi remarca como prioritario. Al lado de la nueva oficina de informes turísticos se construye una centro de monitoreo, donde se observará lo registrado por las cámaras instaladas en cada ingreso a la localidad y los distintos edificios públicos, infraestructura que demandó más de un millón de pesos, precisó el jefe comunal.

 El acceso a la vivienda es otro tema que genera especial interés en cualquier población y ya se puso en marcha un plan en conjunto con el sector privado.
 Al norte de la localidad junto a un loteo ya iniciado por la Cooperativa, combinando el sistema de construcción en seco con el tradicional, tendrán lugar las primeras 10 unidades de 84 metros cuadrados, con dos dormitorios y cochera.

 Bajo un sistema de “leasing”, al cabo de cinco años, el dinero aportado en concepto de alquiler se tomará en cuenta como pago  parcial de la vivienda.
 Por otra parte, se está acondicionando el Centro de Jubilados, con el objetivo inmediato de que sirva como un segundo centro de aislamiento, además del montado en el balneario.

 No obstante, en cuanto pase la pandemia, todas las mejoras quedarán para aprovecharse en este lugar donde se arregló la cocina, los baños, realizaron trabajos de pintura, mampostería e instalaciones eléctricas.

 Lo que no podrá inaugurarse como estaba previsto para el aniversario del pueblo en septiembre, será la playa de camiones.   En este predio municipal permanecerán los rodados evitando el ingreso a la zona urbana para resguardar la carpeta asfáltica y contará con diversas comodidades para los choferes.

 De todos modos, la obras ya comenzaron y el lugar se está utilizando como un puesto sanitizante para los vehículos que traen mercadería a la localidad. El próximo paso será avanzar en el cerramiento del lugar, anticipó Salvi.

Boletín de noticias