La figura de Belgrano ayudó a Frey a dimensionar el valor de la libertad

Locales 29 de junio de 2020 Por Tribuna
El adolescente de 13 años llegó desde África, tras ser adoptado por una familia de Río Tercero.
Frey
Fedrico junto a su hermana Viktoriia. Él llegó a Río Tercero desde Guinea Bissau, África; ella desde Ucrania

En este momento de resignificación de la figura histórica de Manuel Belgrano, fue un adolescente quien desde su sencilla mirada y entendimiento aportó sobre el prócer argentino lo que no muchas veces se rescata de él. Y lo más llamativo es que quien lo hizo llegó al país hace poco tiempo pero a partir de su historia personal supo apreciar lo que pocos: el valor de la libertad.

Fedrico Feighelsten Escribano tiene 13 años. Vive con su familia adoptiva desde 2019 en Río Tercero. Llegó desde Guinea Bissau, un país de África, y a partir de una actividad propuesta desde la escuela Modesto Acuña a la que asiste escribió una emotiva carta dirigida a Manuel Belgrano, rescatando el valor de la libertad. Y esa misiva se volvió viral, tanto que desde el Municipio lo invitaron a participar en el acto que se realizó por el Día de la Bandera y junto al intendente izó la enseña argentina.

Frey -como lo llaman- agradeció al prócer haber liberado "a la Argentina de los españoles; gracias por liberar los esclavos; gracias por la bandera". Y sigue: "Yo soy argentino ahora, antes era africano. Los esclavos vinieron de África y yo nací en África. Si hubiera nacido en 1600, hubiera sido esclavo". 

Frey está en pleno proceso de adquisición de la lengua española, valores y costumbres propias de nuestro país. 
 Días atrás les comentó a sus padres: "Una cosa diferente que tengo acá y no hay allá  (refiriéndose a su país natal) es la libertad”. 

Pablo Feighelstein (61) y Karen Escribano (47) son los padres de Frey, una pareja que antes de adoptarlo tuvieron hijos propios cada uno por su lado y ya habían pasado por esa experiencia en 2017, cuando llegó a sus vidas Viktoriia, una nena ucraniana, entonces de 7 años.

Las vidas de Frey, Karen y Pablo se cruzaron por casualidad ya que iban a iniciar los trámites de adopción de una nena llamada Sandra. Finalmente la menor no ingresó al orfanato pero sí había llegado la autorización para adoptar a Frey. Cuando les preguntaron si estaban dispuestos, les bastaron solo unos segundos para aceptar.
 Karen viajó sola a África a reunirse con Frey. La vuelta fue complicada. Tuvieron que salir casi huyendo de Guinea Bissau ante una amenaza de guerra civil y el cierre del aeropuerto internacional. Con ayuda de la agencia de viajes lograron irse un día antes, aunque sin despedir a la tía y a los primos de Frey. Mientras tanto, en el Aeropuerto de Ezeiza, la nueva familia de Frey lo esperaba con ansiedad, con un cartel gigante que decía: “Frey, bienvenido a nuestra familia”.

La libertad
 El 12 de marzo, Frey empezó las clases pero, por la pandemia, apenas asistió una semana al colegio. Mientras se familiariza con el español (su lengua materna es el portugués y su etnia de origen utiliza un dialecto conocido como creole, mixtura entre aquella lengua y distintas hablas regionales) el joven que cursa el sexto grado cumple con las tareas que le manda la señorita Emilce.

El pasado 16 de junio, Frey festejó su cumpleaños número 13. Un día después se dispuso a hacer la actividad que le habían propuesto desde la escuela, en conjunto Municipalidad, para el Día de la Bandera.

“Tenía que escribirle una carta a Manuel Belgrano. Se me ocurrió que él reflexionara desde su historia, desde su país de origen, qué significaba la libertad. Leyó un poco de información que yo seleccioné (como algunos textos de Felipe Pigna) e inmediatamente empatizó y entendió que Belgrano no es una estatua, no es la bandera que creó. Es el hombre libertario, anti esclavista y promotor de derechos humanos. Después preparó la carta”, explica Pablo acerca del texto que se viralizó.

“Un niño de 13 años que hasta hace meses no tenía mayor idea de nuestro lugar en el mapa, logró rescatar del prócer lo que entendemos esencial. Sí, creó la Bandera y dirigió el Ejército del Norte. Sí, integró la Primera Junta de Gobierno Patrio y era Abogado. Pero, y por sobre todo, vivió y murió por la libertad de la Patria y por la libertad del hombre. Y este, nuestro niño, entendió que sin gente como Manuel Belgrano él y otros millones serían esclavos”, escribieron Karen y Pablo en una carta de agradecimiento que enviaron a la señorita Emilce.

En sus tiempos libres, Frey lee cuentos de Julio Verne para ejercitar el español y disfruta de andar en bicicleta. Hincha de Boca Juniors, también incorporó el fútbol entre sus actividades. 

Boletín de noticias