Seguir entrenando a través de la pantalla

Deportes 12 de mayo de 2020 Por Tribuna
Trazando otro paralelismo con el sistema educativo, ya que ambas actividades volverían conjuntamente, la tecnología se tornó vital en el deporte, para mantener el contacto con estos profes, los que enseñan a picar mejor la pelota.

En el mundo previo a esta cuarentena, las pantallas y la actividad física solían transitar caminos diferentes.
Comúnmente asociadas al sedentarismo, se las presentaba como obstáculo a sortear para que los niños y jóvenes se pusieran en movimiento.
Todo ha cambiado demasiado desde el arribo del coronavirus, incluso en el concepto de la tecnología aplicada al deporte.
En este contexto de aislamiento social obligatorio, distintas plataformas virtuales pasaron a ser un “salvavidas” del vínculo entre jugadores y entrenadores, entre los chicos y el “profe”, de manera similar a lo que ocurre con el sistema educativo.
En los clubes riotercerenses donde practican básquet se entendió rápidamente esta alternativa, con las particularidades propias de cada uno pero el objetivo común de seguir en contacto, incluso más allá de lo estrictamente deportivo.
Sportivo 9 de Julio cuenta con tres entrenadores, uno de ellos, Víctor Rocci, dirige el plantel superior que estuvo compitiendo en el Torneo Federal, pero también las categorías Sub 19 y Sub 17.
Con respecto a los más grandes, “El Chino” afirma que el vínculo es permanente aunque se fue adaptando al desarrollo de esta situación.
Continuar el trabajo que venía desarrollando el preparador físico Franco Papini, sumando algunos trabajos de técnica individual para que tuvieran contacto con el balón en poco espacio, fue el eje de los primeros contactos.
“Como no sabíamos qué iba a pasar y estaba la posibilidad de que el torneo se siguiera jugando, también le habíamos mandado ediciones individualizadas de los equipos que podíamos enfrentar en las instancias decisivas para mantener la categoría”, apuntó Rocci.
“A pesar del parate, queríamos que siguieran enfocados en lo que podía venir. Actualmente, el contacto tiene otra postura porque es muy probable que el torneo no se siga jugando”, agregó.
Esta comunicación virtual incluyó una guía de alimentación elaborada por la nutricionista del club. 
“Si bien tratamos de que sigan moviéndose, ellos son bastante profesionales, ya tienen la iniciativa de entrenar y agradecen mucho todo lo que les pasamos”, concluyó.
En cuanto a las inferiores, la cuarentena llegó cuando la categoría Sub 19 estaba a punto de debutar en la Liga Provincial.
“Veníamos trabajando bien, con gran expectativa en ese equipo y fue un bajón para ellos porque son un grupo de chicos que están muy acostumbrados a ir al gimnasio, tirar al aro”, describió Rocci.
También resultaba una habitual dosis de motivación, que varios de ellos entrenaran con el plantel de Mayores.
“Me imagino que debe ser muy dura esta etapa que les toca vivir pero también les tiramos ideas de trabajo físico y técnica individual para que entrenen”, agregó el DT.
Otro de los entrenadores, Juan Ajona, está a cargo de los más chicos; las categorías Escuelita, Pre-Mini y Mini, además de colaborar con los Sub 13.
“Les plantee la iniciativa de mandarles videos porque sabemos que necesitan mantener la actividad física”, expresa este formador de jugadores.
Aunque sea de manera virtual, Ajona cree que “la presencia del profe es muy importante, sobre todo para los más pequeños” y envía el material a través de un grupo de WhatsApp que comparte junto a los padres.
Ajona fue uno de los impulsores en utilizar la red social Instagram del club para generar charlas con jugadores profesionales identificados con el club.   El ciclo arrancó con Lucio Reinaudi y después se sumaron Gastón Luchino, José Gerlero, Juan Prono, Santiago Assum, Santiago Rosso y hasta el propio Pablo Prigioni.
“No solo se habla de básquet, también se busca inculcar valores como el trabajo, familia, estudio y está bueno que referentes del deporte hablen de eso porque les llega más a los chicos”, afirma sobre esta alternativa.
El DT considera que “la vuelta no va a ser fácil porque la gente tendrá otras prioridades pero no creo que deje de apostar en el deporte porque no es un gasto innecesario sino una inversión, no solo por la salud sino también en cuanto a lo social”, argumentó.
Gabriel Gilli, quien entrena a los “patriotas” Sub 13 y Sub 15, recuerda que en las primeras semanas, el contacto se mantuvo a través de un grupo de Whatsapp.
“La idea era que continuaran en sus casas con trabajos de fundamento que habíamos ensayado en los primeros entrenamientos del año”, explicó.
“Yo les pedía que algunos subieran los videos para que el resto los copiara, era una manera de comprobar que todos estuvieran trabajando”, agregó.
“Eso fue en un principio cuando esperábamos que esto tuviera una solución más rápida pero viendo que se fue alargando, nos fuimos agotando y tuvimos que utilizar otros recursos de motivación”, reconoce.
Fue entonces cuando surgió la mencionada iniciativa de las charlas a través de Instagram con jugadores grandes.
Teniendo en cuenta que reside en Hernando, Gilli también resultó un nexo para que el club Centro Recreativo de esa ciudad compartiera con Nueve, charlas a través de la plataforma Zoom, donde participan entrenadores, nutricionistas, psicólogos deportivos, etc.

Otros clubes
En Central Argentino, los entrenadores Jorge “Gardi” Cabral y Nicolás Fabro aseguran que nunca perdieron el contacto con los chicos.
Desde Sub 15 a Primera, el énfasis se pone en la parte física y dominio del balón, contemplando que no muchos tienen espacio o un aro en sus casas.
“Ellos tienen la obligación de mandarme sus trabajos y yo de manera privada les hago correcciones o sugerencias”, apunta Cabral.
En el club también se muestran muy entusiasmados con la plataforma Zoom que les ha permitido mantener charlas con jugadores como Facundo Sucatsky, Enzo Ruiz, Joaquín Baeza, Diego Alba, Juan Manuel Rivero, Maxi Stanic y el entrenador Sebastián González.
El contacto con figuras de este deporte también se entabló a través de videos que dedican especialmente a los chicos del club.   Por esa vía se contactaron por ejemplo: Santiago Assum, Martín Melo, Gastón Luchino, Pablo Espinoza y hasta el exentrenador de la selección Argentina, Rubén Magnano. 
A su vez, entre los más chicos que enviaban videos trabajando fundamentos desde su casa, se instrumentaron concursos con camisetas como premio.
Por otra parte, desde Marcos Juárez, donde está atravesando la cuarentena, el DT de Atlético Río Tercero, Daniel Wayar, envía ideas, trabajos, videos y películas para que vean sus jugadores.
“Los controlo periódicamente, sé que algunos lo estan haciendo, para otros el básquet es jugar partidos y estoy tratando de cambiar algunas ideas”, señala.
Wayar interpreta que todavía es una asignatura pendiente, el trabajo de concientización sobre la necesidad del entrenamiento.
“En Estados Unidos, con quienes estoy en contacto habitualmente, señalan que esa es la mayor preocupación y están tratando que queden niños y jóvenes mentalmente sanos”, afirma.
“La tarea hoy, en todo el mundo es individual, personal, y depende de la mente de cada participante”, completa.
El Centro de Deportes Norte, club más joven de la ciudad, no se queda afuera de esta tendencia tecnológica.
Darío Ripanti, uno de los profesores, comenta que una vez por semana envía ejercicios con y sin pelota para que hagan en las casas, tanto chicos como chicas, que también practican básquet allí. 
“El objetivo es que no se desmotiven, la mayoría se prende, me devuelven videos y ellos mismos me piden ejercicios. Próximamente les enviaré charlas de entrenadores”, completó Ripanti.

Boletín de noticias