Almafuerte: El intendente Rubén Dagum afirma que la situación del Municipio es delicada

Regionales 02 de diciembre de 2019 Por
Escenario. Desde el nuevo gobierno municipal se estima que la deuda supera los 30 millones de pesos y más de la mitad debe ser afrontada en los próximos tres meses.
REGIONALES - Almafuerte

El intendente Rubén Dagum junto a parte de su equipo, entendió que esta semana era el momento de comunicar, en qué situación encontraron el Municipio.
 Descartando incluso que con el correr de los días surjan nuevas complicaciones, adelantó que "la situación económica es delicada".

Según estimaciones propias, la deuda municipal ronda los 31 millones de pesos, de los cuales un 55 por ciento debe ser afrontada entre noviembre, diciembre y enero.
 Dagum agregó que al 31 de enero hay compromisos que afrontar por unos 16 millones pesos y que el 84 por ciento del total deberá ser completado hasta agosto.

 "Estamos dando gestos y acciones para afrontar la deuda, con lo cual, nuestros planes de desarrollo para la ciudad no se van a suspender pero si postergar", admitió el intendente.
 De esta manera, dejó entrever que el próximo año no será de grandes obras sino más bien mantenimiento.
 "Se va a invertir en todas las áreas equitativamente, hay que atender al turismo porque ya estamos sobre la temporada, las escuelas que están cerrando su ciclo lectivo, las calles, que hace dos meses que no se están arreglando", mencionó.

 En referencia a la administración "austera" que pretende llevar adelante, el jefe comunal afirmó que sus asesores trabajarán "ad-honórem" hasta enero.
 En esa dirección, citó como  ejemplo que los celulares de la planta política fueron dados de baja, algo que representaba un gasto mensual de aproximadamente 80 mil pesos.
 

También hubo referencias para el personal municipal que actualmente integran 363 empleados, agradeciendo la predisposición de la mayoría, "salvo un par de casos aislados".
 Al respecto, señaló que apuntarán a la "eficientización", reduciendo la tercerización de tareas y eliminando las horas extras. Por este último concepto, en octubre pasado se gastaron alrededor de 500 mil pesos, precisó.
 Para Dagum, "la estructura está sobredimensionada y al esfuerzo lo tenemos que hacer los que estamos adentro", advirtió.

 Si bien no quiso hablar de reducción de personal, señaló que habrá un relevamiento de todas las áreas, dado que hay contratos a vencer en los próximos meses y su posibilidad de renovarlos será analizada meticulosamente.
 "Sé que hay familias comprometidas pero esto se debería haber visto con antelación, porque hoy recibo y no tengo recursos", argumentó el nuevo intendente. 

 También pidió algún gesto de los proveedores que tengan la capacidad de esperar. "Vamos a cumplir con esas obligaciones con plazos razonables. A medida que vaya ingresando dinero, producto de la tasa de servicios, vamos a ir teniendo mayor holgura", afirmó.
 Sobre el déficit operativo del Estado municipal, Dagum precisó que en estos próximos tres meses ingresarán algo menos de 14 millones de pesos mensuales, pero egresarán casi 20.

Aporte de los vecinos

 En este escenario, el aumento de la recaudación aparece como un "paliativo" a corto plazo.
 "Apuesto al sentido común del ciudadano para poder seguir sosteniendo el Municipio", comentó Dagum, instando a elevar el nivel actual de cumplimiento tributario que no llega al 40 por ciento hacia un anhelado 75 por ciento.

 Se prevé que la tasa municipal va a tener un aumento aproximado del 48 por ciento para 2020. 
 Según la zona de residencia, hay cinco categorías para calcular el tributo. Dagum explicó que "un 51 por ciento de los vecinos  paga menos de 20 pesos por día y tenemos que darle valor a este servicio porque lo vamos a hacer y bien".

 Nicolás Bonisconti, asesor económico del Municipio, apuntó que este 2019, la recaudación bajó de manera importante con respecto a otros años. 
 Atento a esto, adelantó que desde este lunes habrá un plan de facilidades para deudores, de hasta 12 cuotas con descuento de intereses.

 "Queremos llegar a mitad del año que viene con la posibilidad de ejecutar el plan de gestión comprometido con los vecinos", agregó.
 También destacaron como incentivo que al 31 de diciembre habrá bicicletas para sortear entre quienes estén al día.

 Otra cifra importante es la que se desprende de la morosidad y alcanza unos 80 millones de pesos. "Se va a salir a hacer gestión de cobro, visitando a los vecinos. Estamos confiados en recuperar una buena parte en base a la credibilidad que tenemos", vaticinó el intendente.
 Su hermana, Lilian Dagum, asesora letrada del Municipio, dio a entender que habrá mayor firmeza en cuanto al paso de los cobros a gestión judicial, que se según su criterio "han sido de manera muy discrecional".

 "La gente debe entender que el Municipio no hace caridad sino que administra los recursos", enfatizó.
 Previendo que con la buena voluntad de los vecinos no va a alcanzar, Dagum insiste por estos días en golpear puertas en el Gobierno provincial. "En estas dos primeras semanas de gestión, hicimos muchos viajes a Córdoba con gran aceptación de los funcionarios", valoró.

 Por lo pronto, se sabe que la Provincia aumentará casi un 50 por ciento su coparticipación, pero eso irá de la mano con las proyecciones de inflación.

 "Todos los días va a estar un poco mejor la Municipalidad pero no me quiero poner fechas", agregó el jefe comunal.
 Vale recordar que el Municipio se encuentra en "emergencia económica", declaración que se extiende hasta mayo de 2020 y seguramente, ya se estudian las posibilidades legales de extenderla.

Boletín de noticias