Almafuerte: Los proyectos que el radicalismo podría tomar del justicialismo

Regionales 11 de noviembre de 2019 Por
La ciudad que viene. Varias iniciativas en curso no lograron ser completadas por la gestión que en pocos días entregará el poder. ¿Habrá continuidad por parte del gobierno que asume
REGIONALES Almafuerte

La gestión a cargo del intendente Adrián Scorza, que culminará su ciclo  la próxima semana, deja una serie de proyectos en curso que podrían ser tomados por su sucesor Rubén Dagum.
 Posiblemente, ya han sido compartidos entre equipos técnicos  de ambos dirigentes, durante esta breve transición que fue presentada como "sin precedentes".

 A priori, la ciudad se encuentra ante una nueva oportunidad de crecimiento, intentando alejarse de esa vieja práctica donde cada nuevo gobierno "arranca de cero", sobre todo si es de otro color político.
 Solo el paso del tiempo esclarecerá cuáles fueron tomados como parte de una política de estado, algo tantas veces reclamado por los propios vecinos.
 Por supuesto que es lógico esperar la propia impronta de la gestión que se avecina, aún en los proyectos que elija continuar.

 En este contexto, Scorza ha reconocido que el principal "estigma" sigue siendo el servicio de cloacas.
 Mucho se ha repasado sobre los orígenes de esta situación que llevó a tener un juicio con el ENOHSA pero sin la obra, triste particularidad de Almafuerte.
 Sin embargo, desde la actual administración se recordaron los avances logrados en este sentido, aunque no hayan sido los esperados, a causa de la coyuntura económica.

 Tras elaborar el proyecto técnico y legal, el Municipio adquirió un terreno que destinará a la futura planta. Ahora le tocará a Dagum volver a gestionar el prometido financiamiento de la Provincia para avanzar en su construcción. 

 Aun consiguiendo dar ese paso trascendental e imposible sin ayuda externa, también necesitará apoyo para avanzar en las redes domiciliarias, a partir de un trabajo mancomunado con la Cooperativa de Servicios Públicos, el prestador natural del servicio.
 En materia habitacional, quizás la principal demanda social, se creó el "Fondo de Urbanización Municipal", con lo cual, vuelve a disponerse de tierra.

 Para ello, se vendieron mediante una licitación pública, nueve terrenos municipales en barrio Pinares, que demandaron previamente un arduo trabajo de normalización en cuanto a la posesión.
 Con lo recaudado fue comprada una hectárea sobre calle Washington, que permitiría crear 60 lotes.

 A su vez, la escriturización de otra manzana sobre avenida Alem, aportará 60 terrenos más y hay un remanente de 20 lotes en barrio Eva Perón.
 Durante la campaña, Dagum adelantó que tomarán como referencia, experiencias de localidades vecinas para avanzar en planes municipales de vivienda, principalmente dirigidos a la clase media.
 Por otra parte, está visto que los alrededores del lago Piedras Moras concentran el gran potencial turístico de la ciudad. 

Para algunos integrantes del actual gobierno, la expansión del ejido urbano fue un anhelo perseguido por varios años, que recién se vio cristalizada hace unos meses. Su aprobación generará importantes oportunidades de desarrollo inmobiliario, sobre todo en la costa norte.
 Estaba en el radar de esta administración, si seguía otros cuatro años, mejorar su accesibilidad, crear pórticos de ingreso y llevar la infraestructura básica. 

 Además, estaba previsto crear nuevas áreas de reserva, incluso en la costa sur y forestar el camino del perilago.
 Junto al espejo de agua también se encuentra un ícono histórico de la ciudad: la "Casona del Fundador".
 Este inmueble que fue cedido por la familia Bossio al Municipio ya tuvo algunas intervenciones en su interior tras el objetivo de ser transformado en un centro que congregue expresiones artísticas y culturales.
 En tanto, el Hospital ha sido exhibido como otra de las transformaciones importantes de los últimos años.
 Al proyecto de refuncionalización actual le queda una etapa vinculada con el internado, rayos, laboratorio, esterilización, sala de reunión, cocina y lavadero.

 Si bien el aspecto edilicio ha sido venerado por la mayoría de los candidatos a intendente, el foco se puso en un cierto déficit de servicios y profesionales. Cabe esperarse si la futura política sanitaria pondrá allí su atención.
 El Centro Cultural, ubicado en la esquina de Avenida San Martín y calle San Juan, también era objeto de un importante proyecto de reestructuración.

 La intervención contempla desde el ingreso, pasando por las aulas, sanitarios, camarines, salón de usos múltiples, auditorio con 150 localidades, espacios verdes, un sector "festivalero", paseo peatonal, comedor y cocina, entre otras áreas.

 La larga lista de proyectos en ejecución que deja esta gestión incluye también la puesta en valor del Taller Esperanza, la UNI 3 y el predio del Ferrocarril, donde estaba previsto construir un teatrino.
 Hace pocos días, comenzó a ejecutarse el mentado proyecto de transformar la zona céntrica y el  Municipio es uno de los principales actores junto al Centro de Comercio (ver nota aparte).

 La revitalización prevista de al menos unas cinco cuadras de la calle Pedro C. Molina, estará en plena ejecución cuando dentro de unos días, asuma el próximo intendente.
 Seguramente, otro objetivo pendiente del equipo que aún gobierna, era aumentar el número de cuadras pavimentadas, que llegaron a 24 durante esta gestión.

 Por último en un extenso informe de la gestión que recientemente Scorza le entregó a TRIBUNA, figura un ítem con proyectos para el período 2019-2023.
 Algunos ya fueron mencionados, pero también son varios los que quedarán por ahora en el papel.

 Entre ellos, puede citarse el mejoramiento de desagües pluviales, un centro vecinal para Tierras del Fundador, una sala de salud para barrio El Salto, sistematización del canal de riego en sectores urbanos, terminar el paseo de la avenida Buenos Aires, ampliar el servicio de gas natural, etc.

Boletín de noticias