Radio T

Imanol Salazar, la torre embalseña del vóleibol

Flamante subcampeón con River, el talentoso voleibolista pasó de visita por Embalse, antes de emprender su nuevo desafío en Portugal. Repasó su recorrido por Baréin y China, en dos citas con el seleccionado argentino en el más alto nivel competitivo.

Deportes 26/08/2023 Tribuna Tribuna
Imanol Salazar

En un extenso diálogo con Mundo Deportes Embalse, el joven Imanol Salazar, de 19 años y 2,03 metros de altura, repasó su experiencia mundialista con el seleccionado argentino juvenil de vóley y anunció que seguirá jugando en Europa.

"Dejo de ser jugador de River y paso a ser jugador de Sporting de Lisboa. Recargué energías con amigos y familia, en el club de nuevo (Fitz Simon). Estos dos últimos meses estuvimos a full. Salimos para Polonia en la gira para la preparación. Pasamos por Egipto y después el Mundial de Baréin. Fue algo soñado para nosotros en lo deportivo, complicado en lo social estar allá, mucho calor en verano. Es increíblemente caluroso. El Mundial se divide en tres fases para nosotros. Se dieron todas las cosas y jugamos la semifinal. Nos sorprendió estar tan lejos, en un país que no es conocido por el deporte, recibiendo tanto acompañamiento. La gente se prendió en cada link y nos hizo el aguante. Todavía no viví nada más lindo que jugar un Mundial, aunque haya sido de Juveniles. Cuando termina el Mundial y lo asimilás, te baja todo de golpe. Fuimos el cuarto mejor equipo del Mundial: les ganamos a todos menos a los tres que terminaron arriba de nosotros", expresó al citado medio.

De hecho, el cuarto puesto obtenido marca uno de los mejores registros históricos de la selección argentina juvenil U19.

"El fracaso es parte del éxito. Son un proceso que llevan al éxito y es parte del trabajo. Vas con la cabeza cerrada a dar lo mejor, a tu objetivo, pero podés perder y no se acaba el mundo. El vóley es un deporte con feed back constante y nos tocó de un año al otro: de perder una final sudamericana 3-0 con Brasil, a eliminarlo en un Mundial con un 3-0. Se acepta la derrota, se piensa en qué se hizo mal y se corrige para volver y ganar", agregó con un mensaje reflexivo, prueba de su maduración como deportista y como persona.

Al volver de Baréin, tras pisar suelo argentino, llegó una nueva experiencia: los Juegos Universitarios de China, que involucró otro viaje largo con escalas y país en el que estuvo otros 18 días. Allí, el seleccionado juvenil obtuvo el quinto puesto.

"Físicamente nos llevaron al límite entre viajes y cambios de horarios. No tuvimos suerte. Tuvimos un cruce que era posible final del torneo contra Italia y perdimos en cuartos. Estábamos en una Villa Olímpica", relató sobre la experiencia china. 

Antes de volver al país, pasó por Portugal para firmar contrato con Sporting Lisboa, su nuevo club. Y al llegar, tuvo el desafío de la final con River, con quien se consagró subcampeón nacional de vóley.

Tras descansar unos días en Embalse, este joven que supo brillar en el parqué con la casaca del Instituto Marcelino Champagnat de Río Tercero ya emprende rumbo a Portugal este mismo fin de semana, con el objetivo de continuar con su ascendente carrera en este deporte.

La torre embalseña recobró energías y busca cumplir nuevos sueños.

Lo más visto