José Scotto, otro eslabón de la hegemonía justicialista

Regionales 01 de julio de 2023 Por Tribuna
El intendente de Corralito resultó reelecto con la ventaja más categórica entre los municipios de la región que también votaron por sus autoridades locales el pasado domingo.
s

La elección que le permitió a José Ignacio Scotto ser reelecto por otros cuatro años fue otra muestra contundente de que la hegemonía justicialista tanto a nivel municipal como provincial esta lejos de disiparse en Corralito.
    Como datos para sostener esto, basta citar que en solo seis de los más de 200 municipios donde se votó el pasado domingo, el intendente electo obtuvo una diferencia mayor.
    A su vez, la localidad se situó en el “top ten” provincial, en cuanto a resultados favorables para el candidato de Hacemos Unidos por Córdoba, Martín Llaryora.

-¿Estaba en los planes un triunfo tan abultado?
    -Siempre dije que los mano a mano son difíciles porque los vecinos tienen opción a y opción b, a diferencia de cuando hay más alternativas, donde el oficialismo tiene un núcleo duro y el voto opositor se dispersa. Teníamos la tranquilidad de que habíamos trabajado mucho durante la gestión y realizado una buena campaña, positiva, con respeto, sin agravios ni mentiras. Todos los que formamos parte del equipo estamos muy contentos por la elección realizada. Quiero agradecer a concejales, tribunos de cuenta y todos los que sin estar en la lista trabajaron incansablemente para este resultado.

-¿Tiene valor agregado en el contexto provincial de paridad?
    -La elección provincial va a terminar con unos tres puntos de diferencia a favor de Llaryora, son más de 60 mil votos, muchos. A lo mejor un poco más apretada de lo que decían las encuestas pero es una gran alegría porque empieza un nueva era política para Córdoba.

-Se ve que la gente no percibe desgaste en este modelo.
    -Hay una continuidad de un modelo de gestión que transformó a Corralito, pero las personas no son las mismas. En su momento mi papá (Carlos Dante Scotto), después Juan Carlos (Scotto), algunos años tanto Christian (Lafuente) como Mercedes (Guerrero) y después yo, le pusimos una impronta propia.    

-¿Identifica algún atributo especialmente valorado por los vecinos?
    -Creo que los vecinos valoraron que estuvimos siempre cerca, acompañándolos, fortaleciendo las instituciones, llevando un Municipio ordenado, pero son atributos de la gestión no míos.

-¿Pudo haber influido en el resultado, esa campaña de agravios y mentiras de la oposición que denunció?
    -No lo sé, es algo que deberían responder los vecinos que eligieron. Nosotros pusimos a consideración más de tres años de gestión, nuestras ideas, propuestas y el rumbo que le queremos seguir dando a nuestro pueblo.

-¿Lo saludó el candidato opositor después del triunfo?
    -No, ni personalmente, ni me llamó, ni por ningún medio.

-Teniendo en cuenta que será concejal, ¿como prevé esa convivencia política?
    -Espero que armónica y en paz. A mí me van a encontrar trabajando todos los días por los vecinos del pueblo impulsando el diálogo, el respeto. Espero que sea de la misma manera del otro lado.

-¿Cómo no relajarse con semejante respaldo popular?
    -Al contrario, hay que redoblar el esfuerzo y acelerar más todavía. Los próximos años de Corralito nos tienen que encontrar continuando con las obras, el progreso, acompañados por el Gobierno provincial y Martín Llaryora como gobernador.

-¿Había algún proyecto que aguardaba este resultado para darle impulso?
    -No, porque pusimos a disposición de los vecinos todas las ideas que teníamos y explicamos también de qué dependía su ejecución. Por ejemplo, el parque industrial está en potencial como lo aclaramos porque la materialización de un proyecto de semejante envergadura no depende sólo de nosotros, sino del apoyo provincial y el sector privado, aunque no quería dejar de expresarla para que el vecino no pensara que no interesa. Por eso yo decía que no debíamos ser irresponsables al momento de prometer cosas que el Municipio no pueda ejecutar en soledad.

-¿Cómo ve el escenario político que viene a nivel provincial?
    -Estamos felices de haber ganado la provincia pero también lamentamos mucho la forma en que se dieron las cosas y cómo se vio empañada una victoria por un candidato a gobernador que cada vez que compitió no quiso reconocer la derrota, salvo en 2011 cuando fue estrepitosa ante José Manuel De La Sota. Es parte de la vieja política, poner en tela de juicio la voluntad popular y no respetar a los vecinos que no querían que los gobierne Luis Juez. Pero más allá de eso Córdoba queda en buenas manos y a partir del 10 de diciembre comienza una nueva era política en nuestra provincia con Martín Llaryora como gobernador, sus  ideas, impronta y estilo.

Boletín de noticias