Básquet: 9 de Julio tienen nuevo entrenador

Deportes 15 de agosto de 2020 Por Tribuna
Sebastian Figueredo es el nuevo entrenador de Sportivo 9 de Julio. Tiene 39 años y una vasta experiencia en diferentes categorías del básquetbol argentino. "Queremos armar un equipo competitivo y que 9 de Julio esté en los primeros planos", apuntó el director técnico.

Disfrutando desde Córdoba de la compañía familiar, Sebastián Figueredo, flamante entrenador de Sportivo 9 de Julio, atendió a Al Toque y derrocha energías y optimismo de cara a este nuevo desafío.  

"El último tiempo, al haber finalizado mi contrato con Boca, empezamos a buscar opciones con mi representante. Y con 9 de Julio, que ya había hecho consultas por contratarme, pudimos llegar a un acuerdo", comentó en respuesta a cómo se dio esta posibilidad de llegar al "Patriota".

Precisamente en Boca pasó los últimos tres años como asistente técnico. "Antes había estado a cargo de la selección argentina Sub-16 y Sub-17. Después decidí dar un paso más, yendo como asistente del 'Lobito' Fernández. Hoy estaba viendo para retomar el rol de entrenador y además se dio cerca de Córdoba", dijo ilusionado.

Jugó hasta los 22 años, aunque ya dirigía desde los 14 (hoy tiene 39). "Hace mucho tiempo que ando detrás de la pelota. Dirijo de manera profesional desde 2005, cuando tuve la primera experiencia fuera de Córdoba, en San Martín de Marcos Juárez", recordó.

Entre otros clubes, también tuvo pasos por Instituto de Córdoba, Anzorena de Mendoza y Banda Norte de Río Cuarto. "Gracias a ese recorrido, he podido estar en todas las categorías del básquet argentino, como entrenador, asistente o preparador físico", subrayó.

Pandemia
"Esta situación es incierta. Estamos resolviendo cuestiones con el inicio del torneo, para a partir de allí planificar inicio de pretemporada. Hay jugadores que van a tener continuidad en el club y hay jóvenes que van a ser tenidos en cuenta. Vamos de a poco. Conocía la institución. Vamos a ajustar a cómo me gusta trabajar a mí. Venimos planificando con los dirigentes de manera prolija. El objetivo es diagramar un proyecto serio, por un período largo", señaló Figueredo ya como DT de 9 de Julio.

La última temporada del "Patriota" fue pobre en materia de resultados, con apenas dos triunfos en 20 presentaciones, en un ciclo que incluyó tres técnicos.

"Estoy al tanto de los resultados y todo lo que atravesaron. Son etapas que tienen los clubes. 9 de Julio es una institución muy respetada a nivel nacional, han pasado muy buenos entrenadores por el club y a veces los resultados no acompañan, aunque el trabajo sea bueno. Hemos tratado de darle una continuidad a lo que se venía haciendo, mejorarlo, y con mi llegada con jerarquía en otros clubes a nivel nacional, podemos evolucionar", se mostró entusiasmado Figueredo.

Respecto a conformación del plantel, indicó que se están movilizando, definiendo desde la dirigencia la cuestión presupuestaria. "Queremos armar un equipo competitivo y que 9 de Julio esté en los primeros planos", destacó.

La competencia a nivel nacional está asegurada. "Hay una base de jugadores jóvenes del club, hay que apostar por el material genuino. Vamos a fichar jugadores de trayectoria, pero es importante que se le dé lugar a los jugadores del club", señaló.

El entrenador también aludió a la Asociación de Básquetbol de Río Tercero (ABRT). Ante la consulta de Al Toque, afirmó: "No tiene aún los resultados esperados a nivel provincial, pero se puede lograr trabajando. Cuando llegue a Río Tercero, estará el compromiso para evolucionar en la región. Soy nacido en el básquet formativo y es algo que me gusta. Me gustaría que Río Tercero esté cada vez mejor cuando esté ahí".

"Estamos terminando de armar el cuerpo técnico del equipo profesional. Habrá novedades en los próximos días", anunció.

Del mismo modo, aludió a la posibilidad de realizar un trabajo integral de Primera con las restantes divisiones, con el objetivo de que se vea reflejado un estilo. "La formación de valores es la línea principal", reconoció.

El paso por Boca

"Boca es un lugar privilegiado en nuestro país, es una institución que brinda todo. Uno tiene que tener habilidad para manejar todo lo que contempla, desde logística, información y lo que te brindan para trabajar. Llegar a Boca para mí fue un premio, pero me quedo con la evolución y el crecimiento a nivel conocimiento y progreso del juego, con acceso a información de otros países. Boca Juniors y Buenos Aires te permiten crecer muchísimo", admitió.

El entrenador comparó el extraordinario show montado por la NBA para el retorno de la actividad, dentro de una burbuja y con importantes inversiones.

"Invertir esa suma de dinero en deporte, cuando no hay un apoyo empresario fuerte a nivel nacional, es difícil. El básquet no está explotado a nivel comercial y televisivo como en Estados Unidos. Hay muchísima diferencia. Si Argentina se lo propone, podrá tener un acercamiento, pero hay que esperar que esto pase un poco", sostuvo.

En ese sentido, agregó que no hay nada oficial sobre protocolos aprobados o fechas estimadas para la vuelta de las prácticas. "Tienen que tener en cuenta en qué etapa está cada provincia y en cada municipio. De nuestra parte, en 9 de Julio, ya estamos planificando fichajes y el plantel se va a constituir. Empezaremos a trabajar de alguna manera, sea en octubre, noviembre o diciembre", estimó el técnico.

Del mismo modo, precisó que aún no ha tenido contacto con los jugadores del plantel. "Los que terminaron jugando el año pasado, están entrenando de manera individual. Hasta que no concretemos los fichajes, no voy a entrar en contacto con ellos. Luego analizaremos el estilo de equipo que quiero y comenzaremos a entrenar de alguna manera. Si no está nada habilitado, será vía zoom o Whatsapp, lo que sea más efectivo", aclaró.

Consultado por su estilo de juego, subrayó preferencia por el básquetbol moderno, atlético, con jugadores con poder de gol y sean inteligentes. "Hay que buscar, viendo qué piezas encajan en mi estilo. Me gustan jugadores que tengan características atléticas en algunas posiciones. Tendremos que pensar en un pivote que se amolde a la categoría, y perimetrales que tengan gol. Un mix con inteligencia. Y explotar al máximo el aspecto defensivo", describió.

Calculó que en los próximos 15 días ya estaría definido el cuerpo técnico y gran parte del plantel. "Estamos esperando si tenemos alguna fecha, de apertura de gimnasio para entrenar, y desde ahí movernos con más decisión. Las ganas están. Estamos muy entusiasmados en arrancar pronto", añadió.

Con la actividad paralizada, la dirigencia de Nueve dio un paso gigante apostando al futuro. En ese contexto, el nombre de Sebastián Figueredo sustenta una gran ilusión para lo que viene.

Boletín de noticias