Imputados por la muerte del albañil declararon y seguirán detenidos en Embalse

Policiales 13 de enero de 2020 Por
Dos jóvenes están imputados por el delito de homicidio preterintencional. Imágenes de una cámara mostrarían cómo se produjo la riña que terminó con la muerte de un albañil de 54 años.
JUDICIALES Marcha
Familiares y amigos del albañil fallecido organizaron una marcha para pedir justicia

Mientras los familiares de José Oviedo (54), el albañil que murió tras una golpiza en Villa Rumipal, realizaron esta semana una marcha pidiendo justicia, los dos jóvenes detenidos por ese hecho declararon el jueves. Lionel Álvarez (22) y Genaro Baldacci (19), acompañados por sus abogados contestaron preguntas de la fiscal Paula Bruera y ambos confirmaron que participaron de la riña a la salida del boliche "Bambú".

Los imputados sostuvieron sin embargo que la intención no fue causar la muerte del albañil, a quien los conocidos apodaban "Pachuli"; "mantuvieron una postura exculpatoria", afirmó Mario Bongioanino, defensor de Baldacci.

Oviedo murió el 2 de enero tras permanecer internado en estado crítico una semana en el Hospital Córdoba, de la capital provincial. Su muerte fue el desenlace de una pelea que se produjo durante la madrugada de Navidad. En esa riña, según aportó Baldacci en su declaración, Oviedo junto a un joven comenzaron a increparse con Álvarez "quien lo convocó por verse superado en número", señaló el abogado Bongioanino.

"Mi cliente indicó que no conocía a Oviedo y que tampoco lo había visto dentro del boliche", sostuvo el letrado.
 Trascendió que la víctima había concurrido al boliche a buscar a su hija y fue afuera del local se produjo el episodio violento.

Por su parte, el abogado Carlos Pajtman, defensor de Álvarez, indicó que el joven contestó la preguntas que le realizó la fiscal y "colaboró con la investigación". Pajtman ejerce la defensa del joven junto a la abogada Tamara Gómez Coria.

Luego de que se conociera la muerte de Oviedo, ambos jóvenes se presentaron junto a sus abogados, quedaron detenidos y la fiscal Bruera los imputó por el delito de homicidio preterintencional, calificación con la que continúa la causa después de haber escuchado el testimonio de los dos involucrados.

Álvarez y Baldacci siguen detenidos en la sede de la Departamental Calamuchita, en Embalse. En diez días la fiscal debe resolver su situación procesal, es decir, si dicta la prisión preventiva o los deja en libertad.

Causa de la muerte
 La autopsia realizada al cuerpo de Oviedo determinó que su muerte se produjo por un "traumatismo de cráneo encefálico" y descartó otros golpes.

A la investigación se aportó una valiosa prueba: imágenes de una cámara de seguridad del Municipio en la que se puede ver en detalle las circunstancias en las que se produjo la riña. Bruera indicó que las imágenes resultaron "fundamentales para individualizar a los dos autores y saber cómo fueron los hechos, lo que permitió sostener la calificación legal".

El homicidio preterintencional se da cuando el agresor actúa con la intención de provocar lesiones a otra persona, pero finalmente le provoca la muerte. Es decir, la intención no es matar.

Precisamente esas son las circustancias que rodean este caso. En las imágenes captadas por la cámara de seguridad se vería cómo Oviedo cae a la calle y es allí donde se le provoca el fuerte golpe en la cabeza que luego terminó con su vida.

El delito achacado a Álvarez y Baldacci contempla penas de tres a seis años de prisión.

Consultada sobre un video que circuló en las redes sociales con un grupo de jóvenes -entre los que estarían los dos imputados- atacando a otro que circulaba en un cuadriciclo, señaló que inició actuaciones de oficio. Bruera aclaró no obstante que esas imágenes, de años atrás, no fueron incorporadas a la causa, señalando que "se trata de hechos diferentes".

Agravar la imputación
 Los abogados que representan a la familia de la víctima indicaron que solicitarán a la fiscal que sostenga la prisión preventiva. Los letrados Carlos Nayi y Gerardo Morales entienden que "la manera en la que golpearon, cómo lo dejaron tirado como si se tratara de una cosa, se fueron y nunca se hicieron cargo" es motivo para que los dos imputados sigan detenidos. "Es una localidad pequeña, pueden llegar a entorpecer la investigación", aseguró Morales consultado por algunos medios.

Los defensores dijeron también que oportunamente solicitarán el cambio de carátula a homicidio simple con dolo eventual, un delito con penas más severas.

Boletín de noticias