Vecinos en alerta por el incremento de robos en varios barrios de la ciudad

Locales 15 de octubre de 2019 Por
En las últimas semanas se produjeron hechos graves en distintos puntos de la cuidad.
TAPA
Unos 100 vecinos se reunieron con la Policía y funcionarios. Reclamaron la instalación de un destacamento policial en el nuevo salón que construyen

Algo está pasando en Río Tercero se escucha decir en las últimas semanas en la calle, bares y reuniones entre vecinos. El incremento de los robos domiciliarios es evidente y fue admitido hasta por la Policía, aunque las estadísticas no lo reflejen porque muchos de quienes son víctimas de este delito prefieren no realizar la denuncia.

Los hechos se repiten hasta en zonas que, hasta hace poco, disfrutaban de cierta tranquilidad. Los ladrones no se concentran en sectores puntuales de la ciudad, cualquier barrio viene bien para cometer delitos. Desde la Policía se ensayan explicaciones y piden a los vecinos mayor colaboración para realizar la tarea de prevención.
Aunque desde hace varias semanas los robos son noticia, el viernes 4 de octubre un hecho ocurrido en un local de indumentaria deportiva, de Esperanza y Artigas, fue la gota que colmó el vaso: los delincuentes vaciaron el lugar y la propietaria decidió pedir ayuda a través de las redes sociales para poder recuperar, aunque sea, algo de las 300 prendas que se llevaron, además de una computadora. "Es muchísimo capital para mí. logré con mucho esfuerzo tener un localcito. Es todo lo que tengo, mi fuente de trabajo es esta. Estoy partida al medio", decía la propietaria del lugar.

No fue el único robo que sorprendió. Este jueves Juan Martín Ledesma y su novia perdieron la posibilidad de comprar un auto. Delincuentes entraron a su departamento de la calle Vélez Sarsfield al 600 y se llevaron los 200 mil pesos que iban a usar para la compra. La pareja salió a almorzar y no tardaron más de una hora. Cuando regresaron se encontraron con el panorama. Juan Martín opina que solo se trató de una "terrible mala suerte. Entraron al edificio para ver si encontraban algún departamento sin gente y nos tocó a nosotros".
Los testimonios sobre otros robos menores se multiplican. Bicicletas, garrafas de gas, ropa de los tenders; todos hechos menores que en la mayoría de los casos los vecinos no denuncian; "para qué tomarme la molestia de perder más de una hora en la policía para denunciar algo que sé no voy a recuperar", aseguró Pablo, de barrio Norte. Los delincuentes sacaron del patio de su casa una bicicleta "que no era nueva, pero me servía para ir a trabajar", contó.

Los propietarios de un supermercado chino de Balbín y Fournier, en barrio Media Luna, también se llevaron un buen susto. Cuando se encontraban descansando en un departamento ubicado en la planta alta del local, sintieron ruidos. El hombre se levantó y se encontró cara a cara con un delincuente. Su primera reacción fue encerrarse en la habitación y su hermana hizo lo mismo. Al parecer el ladrón no pensaba encontrarse con nadie allí y al ser sorprendido huyó del lugar sin robar nada.

Convocatoria de vecinos
 En barrio Monte Grande un centenar de vecinos cansados de los robos, sobreponiéndose a la desconfianza y al temor, tuvieron una reunión con las autoridades policiales y funcionarios municipales, y lograron el compromiso verbal de ser considerados "prioridad". También reclamaron por la creciente presencia de droga y dijeron sentirse "presos" ya que ni siquiera pueden ir a la plaza del barrio porque en el lugar se venden y consumen estupefacientes.
Los vecinos pidieron mayor presencia policial, la colocación de cámaras de seguridad, la iluminación de algunas calles y la instalación de un destacamento policial.
El presidente de la comisión vecinal, Sergio Villalón, contó a TRIBUNA que se está construyendo un nuevo salón vecinal y dijo que ese edificio podría ser destinado a un futuro destacamento policial. La gente quiere tener a la Policía cerca, como ocurre con sus vecinos de Parque Monte Grande, donde desde hace varios años funciona un destacamento policial.

Los vecinos de Monte Grande exigieron pero también estuvieron dispuestos a escuchar: "La Policía se comprometió a estar más presente en el barrio y nos contaron cómo es la modalidad de patrullaje y nos dijeron que solo cuentan con tres móviles para hacerlo", indicó Villalón.
El vecinalista también señaló que aunque los efectivos policiales suelen detener a los delincuentes, son pocas las horas que están presos: "Hay varios casos de detenciones pero son liberados rápidamente porque hubo cambios en el Código de Convivencia, y la Policía argumenta que en algunas ocasiones se queda sin herramientas legales", dijo.

Mayor compromiso
Es un pedido que se reitera desde hace tiempo: la Policía busca comprometer a los vecinos para que denuncien situaciones sospechosas: "Nos pidieron mayor compromiso denunciando los hechos delictivos o a personas sospechosas y dijeron que si la gente lo prefiere puede hacerlo de forma anónima. También pidieron que los vecinos no compren cosas robadas porque esto ayuda a disminuir el delito", aclaró Villalón.
Durante la reunión los vecinos tomaron nota de los números de teléfono a los que pueden llamar para hacer denuncias: los de la Policía Antinarcotráfico y los del destacamento policial de Parque Monte Grande.

El titular de la Comisaría Río Tercero, Fabián Valeiro, calificó como "muy positiva" la reunión que se realizó en barrio Monte Grande. "Los vecinos manifestaron su intranquilidad por la sucesión de hechos en el sector pero hemos acordado una serie de acciones sorpresa que pueden dar resultados positivos y las pondremos en práctica", indicó.

Boletín de noticias