Luego de que la jueza escuchara a su hija una mujer confía en que le restituirán su guarda

Locales 09 de octubre de 2021 Por Tribuna
Esta semana la jueza que lleva adelante la causa mantuvo un encuentro con la menor, quien habría manifestado su deseo de regresar con su madre. Se iniciará ahora un proceso de revinculación que podría derivar luego en la restitución.
JUDICIALES Menor

La riotercerense que hace dos semanas hizo pública su lucha para que la justicia le restituya la guarda de su hija de seis años, logró en los últimos días un avance en ese sentido. 

La jueza Romina Sánchez Torassa -titular del Juzgado de 1ª Instancia y 1ª Nominación en lo Civil, Comercial, Conciliación y Familia de Río Tercero- esta semana se entrevistó con la menor, una instancia que la abogada representante de la mujer venía solicitando desde hace tiempo.

El encuentro se produjo a través de Cámara Gesell y estuvo presente el asesor letrado Alfredo Brouwer de Koning, quien representa a la pequeña.

“Esto que ocurrió esta semana es algo que debería haber pasado hace muchísimo tiempo”, señaló Giselle Videla, abogada que representa a Natalia Castaño, la madre de la menor.

La mujer que reclama por la restitución de su hija hacía dos años que no podía verla personalmente, solo mantenía encuentros virtuales con ella. Otro hecho que fue destacado como positivo por la abogada, es que durante su presencia en el edificio de los Tribunales locales, finalmente Castaño pudo reunirse personalmente con la niña.

“Durante la entrevista que la jueza mantuvo con la niña Sol (nombre ficticio de la menor) la magistrada le preguntó cómo se encontraba y también le informó que podrá volver a verse con su madre”, señaló Videla.

La abogada indicó que en el caso de revinculación que lleva adelante aún no se ha establecido cuándo podrá Castaño reunirse personalmente con su hija. De todas formas consideró como un avance positivo el hecho de que la jueza haya decidido escuchar a la menor.

“La niña ha manifestado su deseo de estar con su mamá, de regresar a vivir a su casa en Río Tercero. Por eso esperamos que esto repercuta en que la revinculación sea lo más fácil posible”, apuntó la letrada.

Hace dos años la jueza Sánchez Torassa otorgó la custodia de la menor a la abuela paterna, y al mismo tiempo permitió que el padre de la niña mantuviera contacto con ella. Desde entonces la pequeña vive en Bell Ville.    

En el marco de la compleja causa pesa sobre la expareja de Castaño y padre de la menor, una denuncia por abuso sexual que la mujer realizó a partir de “pruebas” aportadas por equipos de profesionales.

Respecto a la revinculación de la madre con la menor -un primer paso que podría luego terminar con la restitución de la menor a su madre- la abogada que representa a la mujer consideró a ese proceso como “costoso”. “Ella tendrá que viajar de Río Tercero hacia Bell Ville y hacerse cargo de los gastos de una trabajadora social que deberá estar presente durante los encuentros, además de los viáticos. Es bastante lo que le están haciendo pasar a una madre para volver a ver a su hija que manifestó ayer (por el martes) el deseo de volver a su casa y estar con su madre”, sostuvo Videla.

El testimonio de la madre

“Este es un paso positivo para nosotros, es algo por lo que venimos luchando hace dos años”, señaló Castaño respecto a la posibilidad de poder volver a tener encuentros personales con su hija.

La mujer indicó no obstante que el desafío mayor es que la Justicia le restituya la guarda de su hija para que la pequeña pueda volver a vivir con su madre en Río Tercero.

Sobre el encuentro que mantuvo con Sol en los Tribunales esta semana, Castaño lo describió como muy emocionante y destacó el hecho de que el abuelo materno también haya podido reencontrarse con la menor.

El encuentro de la mujer con su hija se produjo luego de que días atrás, Castaño acompañada por profesionales que integran organizaciones que apoyan su causa, hiciera visible su lucha.

En esa oportunidad se había referido a la situación que atraviesa como “injusta” tanto para ello como para su hija. “El trauma que le están haciendo vivir, es muy desgarrador estar cada día sin mi hija ...y sus relatos de los abusos, de lo vivido. La desesperación que una mamá siente que le arrancan de esa manera a una hija, del jardín y luego ocho meses sin contacto con mi hija", dijo.

Castaño también había señalado que durante las videollamadas que mantienen con la niña "es desgarrador hablar con ella” ya que le pide volver a su casa, como lo habría expresado ahora frente a la jueza. 

“Es muy dolorosa la situación de no poder abrazar ni sostener a mi hija, es cruel no estar para su cumpleaños, su día de clases, no poder enseñarle a leer, escribir, estar con ella en cada etapa. En cada llamada le digo que mamá está haciendo todo lo posible para traerla de vuelta a casa, con su familia", había señalado la mujer.

"Desde mi alma le pido a todo el poder judicial que escuche a los niños y niñas. Que los abusos quedan en su cuerpo de por vida, quedan en sus mentes, en su psiquis, y hay que contenerlos, y sus derechos deben ser oídos, le pedimos al poder judicial que restituyan a mi hija", había indicado.

Boletín de noticias