Protagonizó un hecho de violencia doméstica, lo denunciaron, volvió con su pareja pero fue juzgado

Policiales 24 de abril de 2021 Por Tribuna
Jueces se entrevistan con las víctimas para asegurarse que la relación que restablecieron con sus agresores fue sin condicionamientos y que no se repitieron hechos violentos.
violencia_familiar.jpg_1093282975

Un hombre de 24 años fue condenado este jueves a dos años y seis meses de prisión condicional por un hecho de violencia familiar. Se trata de uno más de los tantos casos que cada semana se ven en la sala de la Cámara del Crimen. Sin embargo, éste tiene una particularidad: antes de que enfrentara el juicio, el condenado ya había restablecido su vínculo con quien lo había denunciado e incluso está bajo tratamiento psicológico. Es decir, que el hombre cometió el hecho, lo denunciaron, llegó a juicio, fue condenado, pero enfrentó el proceso junto a quien fue su víctima.

¿Cómo interviene la Justicia en estos casos?

Por un criterio común establecido entre los tres jueces de la Cámara del Crimen local, ante este tipo de casos, se pauta una audiencia con la víctima. Allí el juez la interroga acerca de cómo se fueron produciendo los hechos para restablecer la relación, le pide conocer cuál es la situación actual de la pareja, si se volvieron a repetir episodios de violencia, cómo se siente quien realizó la denuncia en su momento. El objetivo es tomar contacto directo con la víctima para comprobar que en forma libre, sin condicionamientos, tomó la decisión de retomar el vínculo con su pareja y, en este caso particular, con el padre de su hijo.

No es la primera vez que un juez de la Cámara local procede de esta forma, ya fueron tres o cuatro casos en los que actuaron de esta manera. Se trata de situaciones en las que las restricciones de contacto establecidas tras la denuncia ya vencieron y ninguna de las partes pidió renovarlas debido a que retomaron la convivencia o bien restablecieron la relación familiar.

Otra particularidad de este tipo de casos es que quienes han cometido hechos violentos contra sus parejas, lo han hecho circunstancialmente, en el llamado “día de furia” y no registran antecedentes de conductas similares. De todas formas estas circunstancias no eximen al imputado de enfrentarse al juicio y eventualmente recibir una condena.

Boletín de noticias