Una cabina de peaje encendió la mecha política

Locales 23 de junio de 2018 Por TRIBUNA
El Concejo Deliberante de Río Tercero se expresó a favor de retirar la abandonada cabina de peaje del Piedras Moras y plasmó esa intención en una resolución que esta semana se sancionó por mayoría en el cuerpo deliberativo.
peaje

El proyecto, que fue presentado por el concejal radical Luis Brouwer de Koning, insta al Ejecutivo provincial a que propicie el desmonte de esa estructura por razones de seguridad vial. La movida de Brouwer no fue inocente, estuvo acompañada de una clara motivación política. Se trata en realidad de parte de una serie de acciones que el exintendente comienza a promover, apoyadas en proyectos de este tipo y acompañadas de una aceitada difusión a través de las redes sociales.
La iniciativa tuvo el apoyo del bloque radical en su conjunto y del opositor Frente Todos, pero fue rechazada por el edil Alejandro Schwander de Es Posible, cercano en las últimas semanas a un sector de Unión por Córdoba.
El concejal se adelantó a Brouwer, y el miércoles logró que el oficialismo provincial confirmara que ya tenía decidido retirar la estructura en desuso y darle otro destino a las oficinas. De este modo, logró que la resolución que se sancionaría horas después, se tornara prácticamente en abstracta.
Fue el secretario de Asuntos Municipales de la Provincia, Juan Carlos Scotto, quien confirmó a TRIBUNA que en los próximos días se comenzará a desmontar la estructura de la vieja cabina de peaje ubicada sobre la autovía 36, en la zona de Piedras Moras y que los trabajos estarán a cargo de la actual concesionaria del servicio de peaje.
El funcionario provincial reveló además que las oficinas, actualmente en desuso, serán utilizadas por la Policía Caminera, que dispondrá allí de un puesto de control. De ese modo, las abandonadas instalaciones serán aprovechadas en aumentar la seguridad vial.
La cabina de peaje dejó de utilizarse tras la construcción de la autovía y se trasladó unos kilómetros hacia el norte, en el desvío hacia la variante Almafuerte.
Brouwer de Koning había presentado su proyecto bajo el argumento que su permanencia implicaba un riesgo para la seguridad vehicular de la ruta y lo hizo con críticas a la Provincia.
Quien salió a responderle fue el propio Schwander, calentando motores de la precampaña electoral que se avecina. "Brouwer está desinformado en este tema, la comunicación con la provincia es muy fluida, debería gestionar en lugar de perder tiempo en escribir proyectos sin sentido", alegó
"Entiendo que estamos entrando a tiempos electorales, y que Brouwer busca exposición, pero lo que hace son mecánicas de la vieja política; no se debe utilizar al Concejo Deliberante, para tratar estos temas que se pueden resolver con una llamada de teléfono e informar a los vecinos", manifestó Schwander, a quien algunos lo ubican políticamente muy cerca, en las últimas semanas, de un sector importante de Unión por Córdoba y el oficialismo provincial, relación política que pretende consolidar.

Boletín de noticias