Río Tercero. Fueron detectados ocho nuevos casos de Covid 19 y hay más de 700 personas aisladas

Locales 15 de agosto de 2020 Por Tribuna
Según la trazabilidad elaborada hasta ahora, los nuevos casos corresponderían al foco adjudicado a una panadería de la calle Yatasto, que se suman a otros cinco vinculados a una rotisería de la calle Bolívar.
JUDICIALES Controles
Policía, Defensa Civil y Gendarmería están a cargo de los controles de circulación en la ciudad

Río Tercero sumó ayer ocho nuevos casos positivos de Covid 19, totalizando 16 desde que comenzó la pandemia.

Según la trazabilidad elaborada hasta ahora, los nuevos casos corresponderían al foco adjudicado a una panadería de la calle Yatasto, que se suman a otros cinco vinculados a una rotisería de la calle Bolívar: integrantes de una misma familia. De allí se desprendería, entre otros, uno de los contagios correspondiente a un operario de la firma Atanor. Entre ambos comercios, a su vez, hay una persona vinculada. 

En tanto, según el informe diario municipal, fueron ayer 18 los hisopados que arrojaron resultado negativo y 24 pendientes.

Asimismo, se dispuso el aislamiento preventivo de 742 personas hasta ayer, correspondiente a contactos estrechos de contactos estrechos. 

El distanciamiento social, el uso del barbijo, la desinfección y la higiene personal son centrales por estas horas en Río Tercero, ante la aparición de más pacientes con Covid 19 activo en la ciudad. 

Los primeros casos de esta semana corresponden a integrantes de una misma familia y contactos estrechos. Y las autoridades sanitarias y de seguridad trabajan desde ayer sobre la trazabilidad y los nexos epidemiológicos. 

No se logró aun detectar al llamado paciente cero para conocer el origen del contagio del primer positivo detectado -una mujer de 28 años embarazada de 16 semanas con síntomas de fiebre y tos-, y hasta ayer se habían determinado dos focos de contagio: la casa de comidas rápidas y la panadería.

En tanto, a raíz del colaborador cuyo hisopado arrojó un resultado positivo, la empresa Atanor paralizó y sanitizó sus plantas.

Debido a la escasa consistencia en los interrogatorios para determinar el nexo epidemiológico y la trazabilidad, el intendente Marcos Ferrer decidió presentar el viernes un pedido de investigación ante la Fiscalía de Turno que será ahora la encargada de investigar a la familia y eventualmente impulsar una causa penal. 

La situación era ayer de extremada expectativa.

La falta de información certera para determinar la circulación del virus en la ciudad, motivó que el jefe comunal decidiera dar marcha atrás con algunas flexibilizaciones para disminuir la circulación y concentración de personas, y prohibir la apertura de bares, restaurantes, casas de comidas que solo podrán atender con delivey propio, actividades religiosas de todo tipo, todas las actividades deportivas, recreativas y culturales, y la prohibición de permanecer en espacios públicos y suspensión de locros en los clubes. La medida, dispuesta por decreto y aprobada ayer por el Concejo Deliberante, estará vigente hasta las cero hora del miércoles. 

Además fue cerrado el balneario municipal. Cabe recordar que las reuniones sociales y familiares están prohibidas por decreto presidencial. 

La tarea de control y multas está a cargo de la Policía, inspectores municipales, Defensa Civil a través de la Guardia Urbana y efectivos de Gendarmería. 

Ferrer le solicitó a los vecinos que restrinjan la circulación y en lo posible permanezcan en sus casas. Varios comercios decidieron ayer cerrar sus puertas por el fin de semana largo, a modo de prevención, y se dispusieron protocolos más estrictos para el funcionamiento del resto de las actividades, incluidas las esenciales. 

En ese sentido, el Centro Comercial solicitó a los comercios adherir a los protocolos municipales, respetando las medidas de bioseguridad en los locales y llevando un control de ingreso de clientes, solicitando nombre y apellido, DNI, domicilio y teléfono de contacto. "De esta forma colaboraremos con el Municipio al momento de indagar la trazabilidad de contagio si existiera", señalaron desde la entidad. 

Mientras, las autoridades sanitarias siguen solicitando que los contactos directos, indirectos y quienes fueron a comprar a los comercios mencionados en los últimos 15 días, se comuniquen al teléfono 103 o al  3571- 420059 informando de esa situación para aislarse y ser monitoreados. 

Para mañana se espera la presencia en Río Tercero de autoridades del Ministerio de Salud.  

"Pedimos por favor que se cuiden, que apelen a las medidas de bioseguridad", enfatizó Ferrer el jueves en conferencia de prensa.

"No sabemos dónde está la enfermedad. Estamos haciendo un rastreo. No tenemos el paciente cero", añadió el jefe comunal. Ferrer advirtió que si la situación se agrava se restringirá la actividad más aún. 

Debido el brote en Río Tercero, la ciudad de Almafuerte también decidió restringir las mismas actividades, al igual que Los Cóndores. Villa Ascasubi no restringirá pero profundizará los controles.

"El objetivo es completar el rastreo epidemiológico para poder aislar los casos y evitar que se siga expandiendo la enfermedad. Y hasta tanto podamos concluir con ese procedimiento, que se pueda continuar con la mayor actividad económica posible", agregó Ferrer a través de sus redes sociales. "Tenemos un riesgo cierto de foco sanitario que debemos contener, por eso les reitero mi pedido de salir de casa sólo cuando sea imprescindible, cumplir con las medidas de prevención que todos conocemos y por supuesto a cada actividad ajustar al máximo sus protocolos de bioseguridad. Es una etapa difícil, pero sabemos que con la responsabilidad de cada uno de ustedes podremos superarla", dijo dirigiéndose a los vecinos

Boletín de noticias