Propietarios de jardines maternales reclaman la habilitación de su actividad

Locales 29 de junio de 2020 Por Tribuna
Los propietarios y empleados de los jardines maternales de la ciudad presentaron en las últimas horas una nota al Concejo Deliberante para reclamar a las autoridades el permiso para reabrir tras más de noventa días sin actividad, y por lo tanto sin tener ingresos económicos.
LOCALES Jardines

En la nota presentada se detalla un protocolo de seguridad para preservar la salud de las personas que trabajan en los jardines, la de los niños y sus familias. El protocolo fue elaborado por la Asociación de Jardines Maternales Privados de General Cabrera, General Deheza y Las Perdices, localidades donde esta actividad ya comenzó nuevamente a funcionar.
“Somos una institución educativa, pero además los padres cuentan con nuestro servicio para dejar a sus niños y poder concurrir a sus trabajos”, describe la nota presentada.

En Río Tercero se estima que son alrededor de setenta las familias que dependen económicamente de esta actividad y tras tanto tiempo sin poder abrir, algunos no pudieron afrontar los gastos de los sueldos y servicios
esenciales, por lo que corren el riesgo de cerrar sus puertas de manera definitiva si la situación se sostiene. De allí que la autorización para su reapertura es urgente, teniendo en cuenta que Río Tercero es considerada una
zona blanca, donde hasta el momento no se registraron casos positivos de coronavirus.

Debido a que los padres tuvieron que volver a sus trabajos tras las flexibilizaciones, algunos tuvieron que retomar sus rutinas laborales por lo que no contar con este servicio los llevó a dejar a los más pequeños de la familia con sus abuelos u otras personas mayores, lo cual representa un riesgo para los adultos.

Protocolo
El protocolo de seguridad presentado contempla, entre otros aspectos, contar con rutinas de limpieza en los sectores de mayor circulación de personas como los ingresos a los establecimientos por ejemplo. En los ingresos además se establecerá un “área sucia”, donde se procederá a la limpieza y desinfección de los niños y los docentes. Solo podrán ingresar a las instalaciones de cada jardín maternal los docentes, directivos y personal
auxiliar y los niños. Los padres deberán esperar fuera del establecimiento al momento de llevar o retirar a sus hijos del lugar.

El uso de barbijo es recomendado para los adultos dentro de la institución como para los padres que dejen a los niños allí.

En cada sala estará previsto que los docentes y personal auxiliar se realicen controles de temperatura diariamente, además de la firma de una declaración jurada.

Dentro del protocolo de seguridad se incluye también la realización de tareas de prevención de la salud por parte de las docentes y las auxiliares.

Son los docentes son los encargados de concientizar a los niños y fundamentalmente a los padres sobre los cuidados necesarios para prevenir el Covid 19. Una de las formas de hacerlo será enviando a las familias material didáctico informativo donde se le enseñará a los niños sobre el correcto lavado de manos, cómo evitar tocarse la cara , realizar saludos manteniendo la distancia, entre otras acciones.

El reclamo de este sector se suma al de los gimnasios, centros de entrenamiento y escuelas de danzas que hasta el momento no tienen una fecha de apertura establecida por parte de las autoridades provinciales y municipales.

Boletín de noticias