informe especial. Los chicos limitaron sus hábitos de vida saludable durante la cuarentena

Locales 16 de junio de 2020 Por Tribuna
Un relevamiento de la Defensoría de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en las familias cordobesas alertó sobre la mayor exposición a pantallas, una peor alimentación y menos tiempo con actividad física.
LOCALES Chicos

La situación de cuarentena motivada por la pandemia ha provocado cambios en la cotidianidad de los hogares, afectando tanto a adultos como a niñas, niños y adolescentes.

En este contexto, la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes, que cuenta con una delegación en Río Tercero, realizó una encuesta a más de 5.100 familias de la provincia de Córdoba en las que relevó 34 preguntas sobre cómo los más chicos están atravesando esta situación.

De los resultados finales, el que más llama la atención es que el 51% de los adultos señala que la emoción más destacada en los adolescentes es la angustia. A esto se suma que 87% no realiza o realiza menos actividad física que antes y que el 43% de los niños pasa entre 3 a 5 horas frente a pantallas. Esta cifra aumenta al 80% cuando se toma a la población adolescente, que pasa entre 3 y 8 horas.

Este abuso de la tecnología debe analizarse no solamente con los riesgos de cyberdelito, sino también con afecciones visuales y la alteración de los vínculos por tantas horas de exposición. 

Los hábitos de sueño también cambiaron: el 76% de los encuestados dijo que durante la cuarentena modificaron las costumbres y se acostaban más tarde o se levantaban más tarde, incluso el 25% dijo que redujo a 7 horas el tiempo de descanso.

Ingresos
La situación se vuelve más compleja cuando se considera a la familia como unidad. El 83% de las familias de menores dicen haber sufrido una caída en sus ingresos. Mientras que el 61% de las de altos recursos sufrieron las mismas consecuencias.

Hay un promedio de 70% de familias con disminución de ingresos. Los estratos más altos tienen algunos problemas para acceder a artículos de limpieza; pero los más bajos, para acceder a otros elementos como los alimentos.

A esta situación se le suman varias variables más como que el 47% de los padres percibe que sus hijos pequeños se muestran más enérgicos y conversadores.
Si bien esto podría ser un síntoma de felicidad, profesionales señalan que en realidad se trataría de una situación de “ansiedad”.

Cuando se hace el entrecruzamiento de datos y se considera la disminución en los ingresos familiares, la falta de actividad física y otras variables, se puede decir que no hay un uso adecuado del tiempo.

La alimentación en cuarentena fue otro de los puntos sobre los que se consultó y, de acuerdo a los datos obtenidos, en el 40% de los hogares reconocieron que fue menos saludable durante este período. Cuatro de cada 10 familias de Córdoba se alimentaron de un modo menos saludable, sumado al hecho de que el 88% de los encuestados manifestó que el número de consultas médicas se redujo en este período.

Entre los objetivos que se plantearon desde la Defensoría con la realización de la encuesta se encontraba un reconocimiento de la situación de los hogares en la actualidad y evaluar el impacto de la pandemia en los hábitos y la vida cotidiana de niñas, niños y adolescentes, al igual que investigar la percepción de los adultos en este contexto.

Aumentaron las consultas y atenciones

La tarea que realizan los integrantes que conforman la sub sede de la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes de Río Tercero no se detuvo mientras duró el período de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Informes estadísticos dan cuenta de este incremento en las consultas y atenciones por parte del equipo de profesionales. Desde que comenzó la pandemia las atenciones se incrementaron un 61 por ciento en comparación al mismo período del año anterior.

Se atendieron en total 180 casos de manera telefónica, de los cuales 144 eran para consultas y asesorías sobre el traslado de los menores, 24 sobre el régimen parental, 7 por situaciones de violencia y 5 fueron detalladas en el informe como otras vulneraciones.

La subsede de la Defensoría está a cargo de la abogada Soledad Francisetti.

Boletín de noticias