Judiciales

Locales 09 de junio de 2018 Por
Diferentes casos y mucha actividad en los Tribunales de nuestra ciudad
Sin título-2

Elevarán a juicio la causa del psiquiátra trucho

En el transcurso de la semana próxima sería elevada a juicio la causa en contra del santafesino Daniel Sigaloff (63), quien durante varios años trabajó en Río Tercero y Tancacha haciéndose pasar como psiquiatra.
El sospechoso está detenido e imputado de ejercicio ilegal del arte de curar, estafas reiteradas y falso testimonio.

Juzgarán a un presunto ladrón riotercerense

Por ser el supuesto autor de una serie de hechos delictivos, un peligroso ladrón riotercerense estará próximamente sentado en el banquillo de los acusados de la Cámara del Crimen de los Tribunales, tras la determinación que tomó ayer el fiscal de Instrucción Alejandro Carballo de elevar la causa a juicio oral y público.
El joven Mayco Ariel Ferreyra (24) está detenido en el Servicio Penitenciario de Bouwer, acusado de encubrimiento, desobediciencia a la autoridad, daño calificado, robo calificado por el uso de arma de fuego, robo calificado por escalamiento y coacción calificada.
Ferreyra habría cometido uno de esos delitos junto a Edgar Prado (25), quien está imputado de coautor de robo calificado.
"Ferreyra es un famoso delincuente", señalaron ayer desde la Justicia local.

Dos condenas en la Cámara del Crimen

Por distintos hechos cometidos en esta ciudad, dos riotercerenses fueron condenados esta semana en la Cámara del Crimen local. Ambas audiencias se desarrollaron bajo la modalidad de "abreviadas", es decir que los imputados reconocieron ser los autores de los delitos por lo que sus respectivos abogados acordaron las penas que iban a recibir con Gustavo Martín, quien es fiscal de Cámara.
A Daniel Baudino lo condenaron a cuatro años de prisión efectiva por tenencia de sustancias prohibidas con fines de comercialización, y Nahuel Tapia recibió tres años en ejecución condicional (vigilada por la Justicia) por violencia de género.
En tanto, dos hermanos están siendo juzgados por hechos ocurridos en una población del Valle de Calamuchita, y que habrían sido cometidos en contra de un familiar directo: un tío.
Francisco Aldo González y Rafael Fernando González están imputados de abuso de arma, amenazas y lesiones graves.
Todo se habría registrado en el paraje "El Potrerillo", en cercanías a la población de Lutti, en el límite con la provincia de San Luis.

Boletín de noticias