Carrera a puro esfuerzo

Deportes 31 de agosto de 2019 Por
La atleta riotercerense Noelia Martínez, de 23 años, participó por primera vez en un Juego Panamericano en Perú. Apuesta fuerte a los Iberoamericanos y sueña con llegar a un Juego Olímpico. Un sueño basado en muchas horas de trabajo
Noelia Martínez 1

Hace apenas unos días, en Lima, la joven atleta riotercerense Noelia Martínez disfrutó de su primeros Juegos Panamericanos.
"Fue una experiencia increíble, súper nutritiva. Fue mi primer torneo de ese nivel y me desempeñé dentro de todo muy bien. Lo tomo como algo muy positivo que me ayuda a crecer para las próximas competencias. Iba a ser duro pero lo bueno es que pude estar", esbozó a modo de análisis.

"Esperaba tener mejor marca o correr más rápido, pero se dio así. Era dura la carrera y tenía que salir con todo para no quedar atrás. Había competidoras muy importantes, finalistas mundiales que me sacaban entre un segundo y un segundo y medio. Traté de aguantar hasta el final", reflexionó, ya que su marca, de 53s96, fue casi un segundo por encima de su mejor registro (52s86) hecho previamente en Chile este mismo año.

"Lo ideal hubiera sido enfocarse en el Panamericano, pero nos enteramos 20 días antes de que estábamos en la prueba individual (de 400 metros llanos) y en el relevo mixto. No sabíamos si lo íbamos a poder preparar, era un riesgo", precisó.

Como objetivo a cumplir, tras la medalla conquistada en el Sudamericano de Mayores y la clasificación a los Panamericanos, la deportista de 23 años tendrá como próximo desafío la Copa de Clubes, en octubre en el CENARD de Buenos Aires. "Con eso ya cerraríamos el año. Luego vendrá la pretemporada de cara al 2020. También será el turno de mi primer Sudamericano indoor, que será mi primera vez con un proceso de clasificación. Y en 2020 apunto a estar en el Iberoamericano", subrayó.

Con esta carrera en franco ascenso, Martínez se toma su tiempo para sumar desafíos mayores. Al ser consultada por el anhelo de llegar a los Juegos Olímpicos, respondió que se trata de un proceso largo y duro. "Lo tengo en mis planes como sueño y objetivo. No sé si para Tokio, pero para el ciclo olímpico de 2024 voy a estar mucho más preparada. No descarto ninguna posibilidad hasta último momento", expresó ilusionada.

Mucho trabajo

Desde el cuidado del sueño y la nutrición, que Noelia llama "el entrenamiento invisible", hasta la exigencia física y la mejoría técnica, el trabajo demanda horas de esfuerzo y sacrificio.

"Tenemos un equipo de trabajo que está a la par conmigo. A la mañana entreno en el gimnasio, haciendo lo más físico. A la tarde, trabajos de pista, más técnicos. Estoy trabajando tres días a la semana en doble turno y los otros tres días hacemos turno solamente en pista. En pretemporada hacemos hasta dos o tres turnos por día", detalló.

Entrenador, preparador físico, kinesiólogo y nutricionista completan un equipo de trabajo que hace que se exprese en primera persona del plural. De todos modos, Martínez valora el papel de Daniel Manfredi y el acompañamiento previo en atletismo infantil junto a Darío Villafañe. Ya en 2010 empezó a competir.

El aspecto que la marcó para afrontar el deporte de manera profesional surgió por aumento de pasión y el hecho de superar sus tiempos, viajar y aprender. "Crecí muchísimo. La ambición de progresar y hacerlo mejor me llevó a cambiar cuestiones de la vida, como dormir y alimentarme mejor", señaló. "Me marcó en 2014 no poder ir a un Mundial Juvenil por cuatro centésimas, que había logrado un año antes. Pensé en no seguir. Pero sabía que podía dar más y llegar hasta donde quisiera. Lo tomé como un empujón a seguir y buscar lo que quería y podía lograr", completó esta atleta repleta de sueños y que, con trabajo, sustenta un gran porvenir.

Boletín de noticias