Pareja legendaria, otra vez en carrera

Deportes 13 de agosto de 2019 Por
A bordo de un Renault 18, la dupla Daniel Alba-Edsel Bruno compitió la semana pasada en el Campeonato Regional de Trepadas que pasó por Sinsacate. El piloto de Almafuerte y el navegante de Villa Ascasubi podrían inscribirse para el Rally Cordobés con fecha en Embalse. Historia de una dupla consagrada en la región y la provincia.

El fin de semana pasado tuvo lugar en Sinsacate la cuarta fecha del Campeonato Regional de Trepadas, con el retorno a la actividad en la clase A1 del binomio Daniel Alba-Edsel Bruno, quienes se subieron al tercer escalón del podio.
"La verdad que no es la primera vez que hago un retorno, por diferentes motivos. Nos sentimos bien y contentos. Estamos para molestar todavía (risas). Nos dejó bastante satisfechos", expresó "Chule" Alba.

"Lo que queremos es disfrutar correr. Cuando subimos y nos calzamos el casco, queremos ganar. Pero sabemos de las circunstancias. Tenemos un auto veterano (Renault 18). Esas limitaciones nos hacen saber qué es lo que debemos hacer arriba del auto. Nos medimos con chicos jóvenes con auto última generación y hubo una diferencia lógica", señaló el piloto respecto al tercer lugar conseguido.

"El año pasado corrimos dos veces, pero fueron cortas porque abandonamos. La última vez fue en octubre en Río Tercero. Desde ahí, no anduvimos más hasta el fin de semana pasado", aclaró Bruno.
"Somos grandes, pero no nos hemos bajado del auto porque nos gusta seguir participando y tenemos ganas. La idea es hacer algunas carreras en el año y yo acepté, porque me resulta cómodo participar así junto a Alba, un amigo", agregó el navegante de Villa Ascasubi.

Dos familias unidas

Alba debutó en el rally en 1984 luego de un paso por el motocross con Walter "Tato" Bruno y Santiago Bruno. "Armé un Renault Gordini para correr en Embalse y zona. Luego de la segunda fecha, se dejó de correr y entré en la clase A cordobesa, con diferentes carreras. Hasta que dije que era lo mío. Armamos un 128 y en 1985, en la medida que lo podía hacer, porque es mucha pasión pero es un deporte caro, fui interrumpiendo por diferentes motivos, principalmente el dinero", rememoró el deportista de Almafuerte.

"Tenemos un par de títulos provinciales, uno que compartimos con Edsel, el más lindo y que llegó en un momento justo para incentivarnos. Tuvimos la oportunidad enorme de subir a un auto de la máxima categoría, que no era lo último de tecnología, pero era Maxi Rally, de nivel nacional. Si me pongo a ver para atrás, estoy muy contento por haber logrado esto desde mi posición y mi trabajo", expresó con orgullo Alba.

Tal vez como un sueño pendiente le quedó participar en un World Rally Car. "Es lo máximo que hay a nivel mundial. Tengo una deuda conmigo mismo que es subirme a un auto de pista, para probar en asfalto", apuntó.
Por ende, está latente la chance de competir en el Córdoba Pista.
Además, para el Rally Provincial, el vehículo Renault 18 tiene homologación vencida hace algunas temporadas.

"Cuando volvimos por circunstancias especiales, pedimos permiso especial para participar en Embalse. Era muy emocional. Fuimos como invitados, no competimos para no molestar a nadie. Después participamos en Río Tercero, con la mala suerte de que nos quedamos. Ahora hablaremos con los dirigentes para ver si nos permiten participar en Embalse y Río Tercero y quizá el Gran Premio de fin de año", detalló Alba.

"Somos dos familias a las que nos han unido los fierros, la pasión y el respeto. Mi padre me regaló un cuadro con palabras de Fangio que decía que siempre hay que tratar de ser el mejor, pero nunca creérselo. Eso me dio resultados en la parte deportiva", remarcó el piloto.

Por el lado de Bruno, de familia muy fierrera, los inicios datan de 1989, acompañando a su hermano. "La primera vez corrimos en el primer rally de Río Tercero, por el Campeonato Nacional. No había Provincial en aquel tiempo. No tuve continuidad por distintas causas. En 1997 empecé a correr casi sin interrupciones hasta el presente. Fue por el Provincial, con el mendocino Miguel Centeno. También corrimos fechas del Argentino.

En 1999, por única vez, participamos del Rally Mundial en Córdoba con un Mitsubishi Lancer Evo 4, terminamos sextos en la categoría N4. Para nosotros, fue un gran logro, una gran satisfacción y uno de los mejores recuerdos que tengo", revivió con profunda emoción.
Posteriormente, Bruno acompañó a Juan Faristocco, Hermes Guareschi y Elder Tasca (en el Campeonato Sudamericano, con título incluido en categoría N4), hasta que en 2005 empezó a ser el navegante de Alba, desde un rally de Villa del Dique.

"Hasta acá llegamos y seguimos haciéndolo para mantenernos activos", remató. Pelearon el Campeonato Provincial en A7 con el Renault 18, subieron a un Subaru N4, con el que fueron campeones provinciales en 2014 y siguieron alternando Subaru con un Mitsubishi, hasta subirse a un Fiat Palio de Maxi Rally, disputando varios campeonatos.

La genética fierrera forma parte de la identidad de la familia Bruno. "Todo empezó con mi papá Berto, que tiene 90 años y hoy está pendiente de lo que hace el nieto en motocross. Junto con Danilo Mari y el Ford T, durante años corrió mi papá. Luego empezaron mi hermano Tato y mi primo Santiago, con muy buenos logros.

Y después yo con el rally. Hace un tiempo empezó mi sobrino Francesco, en motocross, que está aprendiendo, con enorme apoyo. Somos una familia muy ligada a los deportes mecánicos", narró Edsel, con el mapa de ruta en mano.

"Tengo 59 años y Daniel (Alba) tiene 62. Es un placer subir al auto y hacer el ritual de carrera", graficó con pasión.
Amigos de la vida, familias unidas. Alba-Bruno, una dupla que, con el paso de los años, sigue disfrutando experiencias a máxima velocidad.

Boletín de noticias